miércoles, 9 de abril de 2014

RUGE EL TIGRE

Disfrutenlo-Nelvin-Soliz-Jair-Reinoso_LRZIMA20140409_0059_11The Strongest se hizo fuerte en La Paz y cambió la historia de frustraciones nacionales por una alegría, al clasificar a los octavos de final de la Copa Libertadores de América.
El Tigre hizo notar que Atlético Paranaense no es la mejor expresión del fútbol brasileño, al contrario, y le ganó el partido que no podía perder, ni siquiera empatar, para continuar en carrera, rompiendo un malefició de veinte años.
Eduardo Villegas tiene mucho que ver en este reconfortante logro que llegó en el momento justo, cuando celebraba su cumpleaños número 106, como para agradecer el apoyo incondicional de sus hinchas que llenaron el estadio Hernando Siles.
El entrenador lo armó con paciencia este equipo, sin recurrir a grandes gastos, dando oportunidad a muchos jóvenes, confiando en ellos y apuntalándolos con el vital aporte de dos veteranos que encarnan la mística atigrada: Pablo Daniel Escobar y Daniel Vaca.
Villegas creyó en chicos como Wayar, Castro (una verdadera revelación), Soliz, Chumacero, Bejarano y Chávez, que le respondieron sin complejos en partidos claves de esta Copa.
Le dio un norte a su equipo y juegue quien juegue mantiene una línea, una manera de jugar muy práctica, hasta utilitaria, en el que cada jugador desarrolla su potencial con confianza y seguridad.
Villegas les transmitió eso, confianza y seguridad, se nota, y eso ayuda a mantener una regularidad que distingue y hace fuerte a este The Strongest que avanza en la Copa y pelea por el título en el torneo Clausura.
Ayer fue Nelvin Soliz el héroe por su participación en los goles, pero también fue importante el resto, sosteniendo un partido que manejó casi siempre.
The Strongest se hizo fuerte en casa, como deber ser, y festejó el día de su cumpleaños. Bien merecido lo tiene.

sábado, 5 de abril de 2014

SE ACABÓ LA PACIENCIA

blooming Blooming necesita cambiar su presente, con Gustavo Díaz o sin él, pero lo necesita de manera urgente para evitar sufrimientos en lo que resta del torneo Clausura.
Parece un hecho que el uruguayo no seguirá. Pero en su caso, este Chavo, a diferencia del personaje del mexicano Chespirito, no se puede quejar de que no le tienen paciencia, ya que le tuvieron y mucha.
En los medios se comenta que la actual directiva estaría por emular al directorio que comandó Pimpo Bendek e ir en busca de un “hombre de la casa” como sustituto del Chavo.
Pimpo Bendek apostó por Víctor Hugo Andrada hace unos años, cuando reemplazó a Pablo Repetto, y le dio resultado, salió campeón. Aquello fue en una coyuntura especial, y Copito venía de campañas interesantes en otros equipos, aunque poco después fue despedido por malos resultados.
En este momento, buscar reemplazante por el lado afectivo, sin tener en cuenta la trayectoria y los resultados, sería lo peor que podría hacer la academia.
La situación de Blooming no admite experimentos. Los dirigentes deberían elegir con la cabeza, razonando fríamente, sin dejarse llevar por el sentimentalismo, ver las últimas campañas realizadas por los candidatos, y nombrar a alguien que le haya ido bien, para achicar el margen de error.
Además, ya les fue mal al caer en la nostalgia, creyendo en jugadores que en algún momento fueron importantes y hoy no saben cómo sacárselos de encima porque son una carga y una causa de este pobre presente.
Blooming se debilitó en los últimos tiempos por la falta de jerarquía en su plantel. Si hoy, a la hora de elegir a su nuevo entrenador, repite el error, puede pagarlo muy caro.

viernes, 4 de abril de 2014

OTRO MAL DÍAZ

blooming-gBlooming no funciona y se hunde. Anoche perdió ante Bolívar y en lugar de acercarse al lote de punteros aprovechando el partido pendiente, se aproximó más al sector de los coleros.
Gustavo Díaz no lo puede sacar a flote pero se mantiene a salvo porque los dirigentes creen que la culpa de esta mala campaña no es del entrenador y sino de los jugadores: ganó 4, perdió 8, tiene una de las vallas más vencidas (22 goles en contra), y uno de los ataques menos efectivos (con 14 tantos).
Que se sepa, a todo equipo lo arma el entrenador, por lo tanto Díaz es tan responsable como los futbolistas. Díaz sigue incluyendo jugadores que no rinden, en algunos casos los expone, como en el de Loayza, quien nunca se pudo adaptar a la academia, juega mal y los hinchas se la agarran con él.
El uruguayo también utiliza de lateral a Bejarano, que es volante y no tiene capacidad de marca ni velocidad. E insiste con Ortiz y Gómez, que también tienen la tribuna en contra por sus constantes desaciertos.
En su defensa hay que decir el banco de suplentes no le ofrece muchas variantes, aunque el retocó el plantel a mitad de temporada y tampoco encuentra alguna alternativa en las divisiones menores.
Asimismo, deja dudas en el planteamiento de los partidos. Ayer, según dicen, hizo regar la cancha y cortar bajo el césped con la intención de tener un equipo veloz. Sin embargo, dejó en el banco al jugar más rápido que tiene, Ayala, quien podría haber explotado muy bien los huecos que ofrece Bolívar atrás al defender con tres centrales. El paraguayo jugó quince minutos y se hizo sentir…
Bolívar le ganó sin problemas, con un lindo gol del uruguayo Ferreira (derechazo desde el borde del área que se metió junto al palo), y pudo haber ampliado la cuenta ante el desorden defensivo de Blooming cuando salió a buscar la igualdad en forma desesperada.
En el gol, el zaguero argentino García, en vez de salir a tapar a Ferreira, se quedó haciendo doble marca con Ithurralde a Pedriel, quien, sin embargo, pivoteó cómo para el goleador uruguayo.
Acá hay que remarcar que uno de los tantos problemas que muestra este equipo del Chavo Díaz es que no marca en defensa ni en el medio, sólo acompaña, hace sombra, y así le va…22 goles en contra en doce fechas.
Blooming no pudo con  la jerarquía individual de Bolívar, pero, sobre todo, no puede con sus propios males, aquellos a los que su entrenador no les encuentra remedio.

miércoles, 2 de abril de 2014

A MEDIO CAMINO

493660_gdBlooming empieza mañana a escribir su historia en este torneo, enfrentando a Bolívar el partido pendiente que tienen entre ambos de la rueda anterior.
Tiene dos alternativas por delante en los once partidos que le tocan disputar, diez de la segunda rueda y el pendiente de marras, que lo jugará mañana en el Tahuichi Aguilera.
La buena noticia es que puede meterse en la lucha por un premio que le permita ingresar algunos dólares y disputar un torneo internacional, algo que se debe por historia y por el apoyo incondicional que le brindaron sus hinchas en los malos momentos.
La mala noticia es que si no hace buena letra desde el partido con Bolívar, puede sufrir mucho y vivir lo que resta del torneo mirando de reojo lo que ocurre con la tabla de promedios y atento a la suerte de aquellos que luchan por no estar involucrados con el descenso.
Esa es la realidad de este Blooming que hoy está décimo en la tabla del torneo Clausura, pero que si se queda con los tres puntos puede escalar al séptimo lugar.
Todo está en sus manos, en la de los jugadores y el cuerpo técnico, los dirigentes no pueden hacer nada porque ya hicieron lo suyo y aquellos errores cometidos a la hora de rearmar el plantel, ya no tienen vuelta a atrás.
El Chavo Díaz está obligado a encontrar agua en el desierto, armar un medio campo como la gente que le permita pelear con chance los partidos de local y visitante. Necesita más presencia y marca delante de la zaga central, lo demuestran los números: recibió dos goles por partido. Gómez y Sandoval son demasiado lentos y les cuesta recuperar la pelota.
Además, está obligado a sumarle, sí o sí, a Chávez a la intermitencia de Koke y encontrar un par de guerreros que equilibren el sector. La presencia de Loayza en este momento es contraproducente porque atraviesa un mal momento. No le aporta creación y tampoco vitalidad, es casi uno menos, y eso es demasiado.
Díaz debería dejar de seguir dando cabida a los “buena gente” y armar un equipo con mística que rinda en la cancha, de lo contrario le seguirá yendo mal.
Blooming tiene por donde empezar, cuenta con un buen arquero como Vaca, con el oficio del uruguayo Ithurralde y un goleador como Almirón. Ahora debe completar el equipo.

lunes, 31 de marzo de 2014

CON SABOR AMARGO

Ardieron de rabiaOriente y Guabirá quedaron con un mal sabor por el empate de ayer entre ambos, encuentro que tranquilamente pudo haber tenido como ganador al equipo visitante.
A Oriente le quedó un gusto amargo al dejar escapar dos puntos en casa que lo frenen en su intento de acercarse a los líderes, porque apenas pudo empatar y con un penal que llegó tras una falta discutida y polémica en el área del cuadro rojo.
A Guabirá no le valió nada ser azucarero porque también terminó compartiendo el sabor amargo al haber desaprovechado la oportunidad de ganar y empezar a tomar impulso en la segunda rueda para salir del fondo en los promedios y ubicarse mejor en la tabla del Clausura.
Alvaro Peña plantó en cancha un equipo seguro de sí mismo, decidido, concentrado, que le peleó sin complejos el partido a Oriente. Guabirá se paró firme y lo tuvo en jaque todo el primer tiempo con un buen desempeño colectivo, en el segundo tiempo aflojó pero igual pudo haber ganado.
Táctica y estratégicamente también fue bueno lo de la primera parte para los azucareros. Ríos y y Torrico tapando y ganándoles las espaldas a los laterales albiverdes en sus proyecciones, los volantes presionando lejos de su arco y apoyando en ataque.
El Oriente del uruguayo Tabaré fue la contracara, un equipo sin ideas, indeciso, desorientado, con individualidades por debajo de su nivel, inseguro en defensa, nublado en el medio y con escaso poder ofensivo, que se dejó llevar por delante por Guabirá.
La inclusión de Duk le aportó presencia arriba y, junto al uruguayo Martínez, fue referencia y alternativa de ataque, como opción para el juego aéreo.
Guabirá lo tenía en sus manos el triunfo, pero se quedó un poco al final, y Oriente presionó hasta que llegó a la igualdad de la mano de la polémica.

jueves, 27 de marzo de 2014

EL MÁS QUERIDO

Quero-Mojica-DaleOoo.com-Oriente-PetroleroOriente despertó el domingo con una goleada a Bolívar. Estaba como aletargado, dormido, en el torneo liguero y de pronto se puso de pie de la mano del español Juan Quero, que en sociedad con Gualberto Mojica redondearon una actuación que se debían.
Quero y Mojica, el más querido y el más respetado, activaron el despertador, madrugaron en el partido y temprano se pusieron a trabajar para conseguir una victoria que ayuda a seguir escalando en la tabla y también fortalece la confianza.
Oriente tuvo en ambos a un excelente creador de situaciones de gol y a un gran definidor que le sacó el máximo provecho a jugadas de ataque que encontraron mal parada a la defensa rival.
El español fue clave con su capacidad para tomar decisiones acertadas con la pelota en los pies y habilitar a sus compañeros de la manera correcta. Lo hizo en el centro que Peña transformó en gol a los 50 segundos y posteriormente en las acciones que Mojica mostró su chapa de definidor.
Bolívar jugó mal pero Oriente lo hizo todo más fácil con la contundencia que ayudan a edificar victorias en partidos que aparentan ser muy complicados, como el del domingo.
Mojica ya se ganó el respeto hace tiempo por su valioso aporte, pero esta vez la gente adoptó al diminuto Quero.
Los hinchas reconocieron y agradecieron al español su cuota de un talento que escasea, coreando su nombre. Hoy por hoy, Quero es el jugador más querido en un Oriente que va de su mano.

martes, 25 de marzo de 2014

TAPAN EL SOL CON UN DEDO

imageUna historia mal contada. Lo que se vio en las imágenes de televisión no tiene nada que ver con el relato de los medios acerca del incidente ocurrido en el encuentro entre The Strongest y Blooming, disputado en el Hernando Siles.
Lamentablemente, pareciera haber una confabulación para convertir en culpables a los futbolistas de la academia cruceña y en unos pobres e inofensivos muchachos a los hinchas atigrados que acorralaron e insultaron al entrenador de Blooming, Gustavo Díaz.
Si la provocación y el amedrentamiento a una persona por parte de un grupo no es considerado un abuso, estamos mal.
Todo llamativo en los medios. Muy pocas fotografías del escándalo, referencias que distan mucho de lo que se vio en las imágenes de televisión y calificativos como los de “delincuentes” en relación a los jugadores, llaman la atención.
“Gómez se queja que los policías los trataron como delincuentes… ¿cómo querían que los traten?”, dijo muy suelto de cuerpo un presentador de un programa deportivo en el canal estatal.
Decir que “la reacción de la Policía y la calma de los aficionados impidieron que la situación llegara a mayores” como indica un matutino, es faltar a la verdad, porque en realidad lo que se observó es que la Policía fue agresiva con los jugadores de Blooming y complaciente con los hinchas que insultaban e intentaron agredir al entrenador.
Además se señala que “el escándalo protagonizado por el ayudante de campo de Blooming y el técnico Gustavo Díaz con algunos hinchas del equipo local no llegó a empañar la victoria del Tigre, aunque causó indignación entre los aficionados”.
El entrenador de Blooming, se ve en las imágenes, lo único que hacía era tratar de calmar a sus jugadores, sin embargo se lo acusó de ser un provocador… ¿Será por eso que se pasa por alto lo hecho por hinchas?
En ningún momento se censuró la actitud de los seguidores atigrados que acorralaron al Chavo Díaz, situación que provocó la reacción los jugadores de Blooming, quienes, ante la pasividad policial, descontrolados, fueron en ayuda de su entrenador, forzando la reja que divide las graderías del campo de juego.
La Policía no le prestó mayor atención a lo hecho por los hinchas y simplemente se ocupó de los futbolistas, hasta utilizaron gases en el intento de aplacar su reacción y, finalmente, detuvieron sólo a una persona…al arquero suplente de Blooming, Braulio Uraezaña, de 18 años.
La reacción de los jugadores de Blooming no es aceptable porque hay normas que respetar, aunque se puede entender que en una situación similar (por lo que le sucedía a su entrenador) existe una reacción solidaria.

Hay una historia mal contada. Lo sucedido fue un acto de cobardía. Y los villanos no son otros que aquellos que los que algunos socapan y no se animan a señalar.
 
* Foto Página Siete

lunes, 17 de marzo de 2014

DE ESPALDAS A SU HISTORIA

Blooming__ad_Blooming consiguió ayer, ante Wilstermann, lo que necesita de manera imperiosa, ganar, para salir del fondo, respirar un poco de aire fresco, aliviar tensiones y alistarse con ánimo para lo que viene, una especie de vía crucis futbolero.
Sin embargo, fue un triunfo con una actuación que no merece elogios porque la manera de jugar de este Blooming “made in Chavo Díaz” no respeta la historia de un club que se ganó un lugar en el fútbol cruceño y nacional no sólo a pulmón, sino apelando al buen gusto.
Ayer, Blooming fue efectivo en el primer tiempo, lapso en el que logró los dos goles que le dieron el triunfo, con un penal logrado por el argentino Almirón y una buena definición de Salinas.
En el segundo tiempo fue la caricatura de lo que seguramente pretenden sus hinchas y le exige su pasado, un tanto lejano, distanciado a años luz de aquellos equipos celestes ofensivos, de buen trato de pelota y rebeldía futbolística.
Este equipo de Díaz cruzó apenas un par de veces la media cancha y generó sólo una ocasión de gol en todo el segundo tiempo, se dedicó a aguantar, indefenso, el asedió de un Wilstermann, que para fortuna celeste fue inoperante.
Blooming estuvo a merced a los aviadores porque no presiona ni quita una pelota en el medio, sólo retrocede a la espera de que el rival se equivoque, incapaz de triangular, de manejar la pelota, de asociarse y pararse firme. Entre el golero Vaca y el uruguayo Ithurralde evitaron que la estantería se venga abajo y mantuvieron el arco el arco en cero.
El Chavo Díaz volvió a dar chance a jugadores que hace tiempo demuestran que no están para jugar por su bajo rendimiento (Loaiza, Gómez…) y se niega a dar oportunidades a jugadores jóvenes desde el principio, por lo menos para intentar variantes desconocidas que puedan ayudar a modificar la pobre realidad celeste.
Dicen que las comparaciones son odiosas, pero a veces vale la pena realizarlas. Eduardo Villegas se anima en la Copa Libertadores con juveniles con muchachos como Wayar y Castro, antes con Soliz y Chumacero, y muy mal no le va…
Para Blooming, ganar dos partidos seguidos de local fue muy importanto, pero pueden convertirse en un veranillo pasajero si no mejora, ya que se le avecinan tormentas: The Strongest en La Paz, San José en Oruro, Guabirá en Montero….
A este Chavo los dirigentes le tienen mucha paciencia, pero no estaría mal que le digan que a Blooming su historia le exige no sólo ganar, sino jugar de otra manera, con un poco más de gallardía y vergüenza.