lunes, 31 de marzo de 2008

BLACUTT, LA GRAN FIGURA

Si Wilfredo Camacho fue la garra, Máximo Alcocer y Fortunato Castillo los goleadores, Víctor Agustín Ugarte la sabia experiencia, el jugador más valioso de Bolivia y del certamen fue Ramiro Blacutt.

A continuación una entrevista de la BBC Deportes a Blacutt sobre la conquista del entonces denominado Campeonato Sudamericano.

"Fue el logro más importante"

Ramiro Blacutt fue elegido el mejor jugador de la Copa América de 1963 jugada en Bolivia. Pero para este delantero derecho criado futbolísticamente en Argentina, lo más importante de ese certamen fue el primer y último título logrado por una selección boliviana en el campeonato de combinados nacionales más antiguo del mundo.

Blacutt tenía 19 años cuando obtuvo este doble logro y de allí se fue a jugar al Bayern Munich alemán, donde tuvo como compañeros de equipo a Franz Beckenbauer.

Ramiro Blacutt también fue técnico de la selección mayor de Bolivia en 1991 y luego en 2004, cuando volvió a la Copa América, ahora como entrenador.


La Copa América de 1963 es el logro más importante que ha conseguido el fútbol boliviano.

En ese entonces yo volvía de haber jugado en Ferro Carril Oeste de la Argentina, yo jugué allá con 18 años, salí bachiller de Buenos Aires, y me incorporé aquí a una selección que estaba preparándose para este torneo.

Recuerdo que habían muy buenos jugadores en Bolivia, jugadores consagrados, especialmente Wilfredo Camacho, que fue el mejor jugador de todos los tiempos en Bolivia. Después había otros de mucha importancia como Max Ramírez, Arturo López, Ausberto García, Tutula Alcócer.

Eran jugadores de mucho temperamento, de muy buen físico, y también estábamos ayudados por algunos jugadores que fueron nacionalizados, como Eulogio Vargas y Eduardo Espinoza, ambos nacidos en Argentina que vivían en Bolivia.

¿Existía en ese momento en Bolivia una liga profesional de fútbol o el jugador era mitad aficionado y mitad profesional?

En ese entonces la mayoría de los jugadores tenían la necesidad de tener un trabajo paralelo y el fútbol era semi-profesional. Nos pagaban algo pero más era un hobby.

Pero al traer a un entrenador que era parte de la selección brasileña de los 50, Danilo Alvim, las cosas cambiaron. Él trabajó cinco meses de concentración cerrada en Cochabamba, en esos momentos el entrenamiento de los clubes era muy insignificante, se entrenaba tres veces a la semana, se lo hacía en horarios fuera de oficina.

Ese campeonato se jugaba en Cochabamba y La Paz. Cochabamba está a 2.500 metros de altura y La Paz a 3.600...

Disculpe que lo interrumpa pero con la polémica existente sobre los partidos jugados en la altura, ¿usted cree que jugar en esas sedes los favoreció?

No. En ese entonces vinieron jugadores sin ninguna aclimatación de Argentina, Brasil, Perú, Paraguay, Colombia, Ecuador.

La Argentina trajo su mejor selección y contra ellos, que jugamos aquí en La Paz, fue un partido muy difícil, ellos tuvieron muy buen desempeño.

Yo recuerdo que íbamos 2 a 2 y tuvimos un penal a favor que atajó el "Gato" Andrada, que era un muy buen arquero. Y de ese penal tuvimos un tiro de esquina con el que convertimos el tercer gol a través de un cabezazo de Camacho. Fue un partido dramático que se decidió a última instancia.

Brasil trajo jugadores del interior del país, porque anteriormente en Brasil las selecciones eran en base a jugadores de San Pablo y Río de Janeiro. Cuando el entrenador era de San Pablo había más jugadores de esa ciudad y cuando era de Río pasaba lo contrario.

A partir de ahí, el Brasil abre sus puertas de la selección para jugadores del interior. Y por su puesto no tenía los nombres conocidos del equipo brasileño como Pelé, Garrincha, Zagallo, Didí, Babá, y esa generación que había salido campeona en 1958 en Suecia, pero vino una selección joven, que físicamente no tuvo ningún problema con la altura.

Y la final con nosotros fue un partido increíblemente ofensivo. El primer tiempo terminamos empatando 2 a 2, en el segundo tiempo nos pusimos en ventaja 5 a 2 y ellos terminaron 5 a 4. Si el partido duraba un poquito más creo que nos empataban.

En todo ese campeonato, que éramos todos contra todos, que jugamos ininterrumpidamente, que había que viajar de Cochabamba a La Paz y de La Paz a Cochabamba, no hubo ningún problema de salud en todos los jugadores que participaron en el campeonato.

¿Qué diferencia encuentra entre la Copa América actual y la de aquellos tiempos?

En los campeonatos de antes se jugaba todos contra todos, prácticamente tres partidos por semana, entonces había una competencia mayor y había un espectáculo mayor también.

Indudablemente han cambiado las cosas. Se ha avanzado mucho en materia de medicina deportiva, en materiales deportivos, en campos de juego, en medios de transporte.

Porque yo me acuerdo que en ese entonces aquí nuestro medio de transporte eran aviones DC 4 y DC 3 y los vuelos no eran ni siquiera buenos, eran bastante movidos, sobre todo para cruzar la cordillera.

Pero en lo que es la competencia había mucho más competencia, podían tener posibilidades más equipos de luchar los campeonatos. Hoy en día las copas son divididas en serie, grupos de cinco equipos o cuatro equipos, entonces la competencia no es tan agradable para el espectador.


Entrevista de la BBC Deportes

¡BOLIVIA CAMPEÓN!

Hace 45 años, el grito retumbó en todos los confines del país: ¡Bolivia campeón sudamericano! Aquel 31 de marzo de 1963, la gente se olvidó de penas y amarguras, salió a las calles y se unió para celebrar la máxima conquista del fútbol nacional, obtenida en el estadio Félix Capriles de Cochabamba.
Una conquista inolvidable, en un partido lleno de nerviosismo, frente al coloso Brasil. El equipo boliviano se impuso por 5-4 y dio la vuelta olímpica ante la algarabía de los 25.000 espectadores que estaban en el reducto cochabambino.
Bolivia ganó en forma invicta el certamen. Empató con Ecuador 4-4 (Renán López, Fortunato Castillo, Tutula Alcócer y Wilfredo Camacho) en el otrora estadio La Paz, venció a Colombia 2-1 (Alcócer y Castillo) en el Capriles, a Perú 3-2 (Camacho, Alcócer y Ausberto García) en el La Paz, a Paraguay 1-0 (Castillo) en Cochabamba, a Argentina 3-2 (Castillo, Ramiro Blacutt y Camacho) en La Paz, y a Brasil en la final 5-4 (Víctor Agustín Ugarte, Camacho, García, Alcócer, Ugarte, de penal), en el Capriles.
El partido ante Argentina fue considerado una hazaña con ribetes épicos porque Bolivia falló un penal (Max Ramírez) con el partido 2-2, cerca al final, y acto seguido anotó el tanto de la victoria. El arquero argentino "Gato" Andrada (al que Pelé le anotó su gol número 1000), desvió al corner el tiro de Ramírez, y mientras éste se lamentaba y los albicelestes festejaban, Castillo ejecutó el tiro de esquina y Camacho convirtió de cabeza.
El brasileño Danilo Alvim fue el entrenador del seleccionado. Muy criticado en la etapa previa por los malos resultados en amistosos y por negarse a convocar a un veterano Maestro Ugarte en un principio, terminó convertido en héroe.
Bolivia tuvo en Wilfredo Camacho a su líder. Tal fue la influencia del medio campista central que durante una década se habló de "garra camachista" cada vez que un equipo mostraba mística y temperamento. Alcócer y Castillo aportaron con goles y Ugarte confirmó su categoría en la final.
El plantel lo integraban Arturo López, Isaac Álvarez, Roberto Cainzo, Oswaldo Villarroel, Eduardo Espinoza, Hugo Palenque, Eulogio Vargas, Jesús Herbas, Wilfredo Camacho, Max Ramírez, Alberto Torres, Mario Zabalaga, Ramiro Blacutt, Abdul Aramayo, Víctor Agustín Ugarte, Ausberto García, Renán López, Fortunato Castillo, Máximo Alcócer, Carlos Cárdenas, Edgar Quinteros, Antonio Aguirre.

jueves, 27 de marzo de 2008

¡CARAMBOLA...!

Ganar siempre es importante. Mucho más para la Selección boliviana que carga en sus espaldas con el estigma de perdedora. Ayer se impuso a su similar de Venezuela de una manera fortuita, con un gol en contra que se ven muy pocas veces en el fútbol.

Lo que mostró la deficiente transmisión del canal estatal (siempre con desperfectos) fue que el equipo de Erwin Sánchez intentó ser ofensivo, contó con situaciones de gol, careció de contundencia, y tuvo bastante fortuna.

Quedó claro que Raldes y Martins son fundamentales, y que alrededor de ellos hay que terminar de armar un onceno sólido, que defienda con consistencia y ataque con convicción. El mediocampo es fundamental para realizar ambas tareas, sin embargo, todavía no se consolidó; es débil a la hora de luchar y tímido en el momento de generar situaciones punzantes y desequilibrantes.

Reunir talentosos no termina de darle réditos a la Selección. Hacen falta jugadores que permitan un mayor equilibrio. El técnico está obligado a buscar el cuarteto más productivo, de lo contrario, seguirá sin solucionar un problema importante.

¿Quién es el arquero? Carlos Arias parecía haber colmado expectativas por haber cumplido ante Argentina y Venezuela por la eliminatoria. Sin embargo, no lo llamó para este partido pese a que juega en Bolívar y está aclimatado a la altura de La Paz, donde se jugarían los encuentros contra Chile y Paraguay. ¿Le pasó factura por el cuarto gol ante Venezuela?

En su lugar citó al veterano Gato Fernández, de buena labor en el campeonato peruano y a Sergio Galarza, que estuvo en casi todas las convocatorias. Ayer, atajaron ambos. Tomando en cuenta a los tres, Arias y Fernández le sacan ventaja a Galarza por tener mejor juego aéreo.

miércoles, 26 de marzo de 2008

CADA VEZ MENOS DISTANCIA

Hasta hace más o menos un lustro, Bolivia tenía supremacía sobre Venezuela. Le ganaba fácil, se podría decir. Sin embargo, en los últimos tiempos todo es mucho más equilibrado. Es más, a la Selección nacional le cuesta ganarle al representativo venezolano.Los triunfos más importantes del cuadro boliviano ante el rival de esta noche, fueron los conseguidos en la eliminatoria del Mundial 78 y la del Mundial 98, en condición de visitante.Bolivia se impuso 3 a 1 el 6 de marzo de 1977, con goles de Saucedo Landa, Tamayá Jiménez y Miguel Aguilar. El 18 de julio de 1993, venció por 7 a 1, con tantos de Erwin Sánchez (3), William Ramallo (3) y Luís Cristaldo.El cotejo de hoy es de carácter amistoso y se llevará a cabo en Puerto La Cruz. El año pasado, por la Copa América igualaron 2-2 y en la eliminatoria se impuso Venezuela 5-3, en ambas ocasiones en San Cristóbal.

PARTIDOS Y RESULTADOS

1.  11.08.1938      Bogotá                     Venezuela - Bolivia   1-3     Juegos Bolivarianos
2. 05.01.1948      Lima                        Venezuela - Bolivia   2-2     Juegos Bolivarianos
3.  28.01.1967     Montevideo              Venezuela - Bolivia   3-0     Copa América
4.  21.06.1972     Manaus                    Venezuela - Bolivia   2-2     Copa Independencia
5.  06.03.1977     Caracas                    Venezuela - Bolivia   1-3      Eliminatoria Mundial 78
6.  13.03.1977     La Paz                     Bolivia - Venezuela   2-0      Eliminatoria Mundial 78
7.  15.02.1981     La Paz                     Bolivia - Venezuela   3-0      Eliminatoria Mundial 82
8.  15.03.1981     Caracas                   Venezuela - Bolivia   1-0      Eliminatoria Mundial 82
9.  24.02.1985     Caracas                   Venezuela - Bolivia   5-0      Amistoso
10.  21.04.1985    La Paz                     Bolivia - Venezuela   4-0      Amistoso
11.  18.07.1993    Puerto Ordaz           Venezuela  -Bolivia   1-7      Eliminatoria Mundial 94
12.  22.08.1993    La Paz                     Bolivia - Venezuela   7-0      Eliminatoria Mundial 94
13.  05.04.1995    Sucre                      Bolivia - Venezuela   0-0       Amistoso
14.  18.06.1995    Valera                    Venezuela - Bolivia   1-3       Amistoso
15.  07.07.1996    La Paz                    Bolivia - Venezuela   6-1       Eliminatoria Mundial 98
16.  08.06.1997    Valera                    Venezuela - Bolivia   1-1       Eliminatoria Mundial 98
17.  12.06.1997    La Paz                    Bolivia - Venezuela   1-0       Copa América
18.  26.08.1999    La Paz                    Bolivia - Venezuela   0-0       Amistoso
19.  16.03.2000    Caracas                  Venezuela - Bolivia   0-0       Amistoso
20.  28.06.2000    San Cristóbal          Venezuela - Bolivia   4-2       Eliminatoria Mundial 2002
21.  03-06-2001   La Paz                   Bolivia - Venezuela    5-0      Eliminatoria Mundial 2002
22.  21-08-2002  Caracas                 Venezuela - Bolivia    0-2       Amistoso
23.  18-11-2003  Maracaibo              Venezuela - Bolivia    2-1        Eliminatoria Mundial 2006
24.  12-07-2004   Trujillo                    Venezuela - Bolivia   1-1        Copa América
25.  29-03-2005  La Paz                   Bolivia - Venezuela    3-1        Eliminatoria Mundial 2006
26.  26-06-2007  San Cristóbal          Venezuela – Bolivia    2-2        Copa América
27. 20-11-2007    San Cristóbal           Venezuela - Bolivia  5-3        Eliminatoria Mundial 2010

lunes, 24 de marzo de 2008

ORIENTE REENCONTRÓ EL NORTE

El polémico empate ante Real Potosí quedó atrás. Oriente Petrolero volvió al triunfo, mantiene el invicto y conserva el liderazgo en el torneo Apertura de la Liga con su clara victoria frente a Guabirá.

Los albiverdes empezaron perdiendo por el golazo de tiro libre de Jimmy Vaca, pero lograron dar vuelta el marcador en el primer tiempo (Limberg Gutiérrez y Peña) y consolidaron el triunfo en la segunda etapa (Campos). Esta vez no perdieron la calma, ni se dejaron llevar por la ansiedad de ganar y resolvieron el partido sacando ventaja de los yerros defensivos de un liviano equipo azucarero.

Guabirá sorprendió de entrada por su orden y tranquilidad, sin embargo se equivocó al pensar demasiado en la estrecha ventaja que había logrado, se preocupó más en el arco propio que en el rival, cedió terreno e iniciativa a Oriente, y terminó desinflándose futbolística y anímicamente con la remontada refinera.

Curiosamente, Oriente justificó su triunfo cuando quedó con uno menos por la injusta expulsión de Limberg Gutiérrez (no agredió a Godoy, como interpretó el árbitro. En realidad, fue falta del zaguero argentino al volante). Tuvo un par de sofocones al arrancar el segundo tiempo pero luego se plantó bien en la cancha, manejó el juego y superó a Guabirá de la mano de Jhasmany Campos.

La superioridad de Oriente radicó en la actitud ganadora y en el equilibrio que muestra en sus líneas. Guabirá, en cambio, tiene serias falencias en todas las zonas. Su zaga central es lenta e insegura, Raúl Justiniano está prácticamente solo en el medio porque al brasileño Dimas (es delantero, no volante) y al colombiano Agudelo les falta compromiso, y Sejas no es un volante que ayude en la recuperación de la pelota. Arriba, Martín Menacho no aporta jugando por el centro del ataque, y mucho menos si se empecina en reclamarles todo al árbitro y a los jueces de línea.

DEBACLE CELESTE

Blooming tuvo un aceptable primer tiempo y aguantó media hora en el complemento. Después no tuvo reservas físicas para soportar el asedio de un entusiasta La Paz Fútbol Club, que aprovechó muy bien su condición de local, y cayó con pena y sin gloria en su cuarta salida al interior del país.

La respuesta futbolística siempre está ligada al rendimiento físico, en especial en lugares de altura, por eso, para los equipos cruceños es una incógnita cuanto podrán aguantar cuando visitan el Hernando Siles. Esta vez, los celestes se desgastaron y no pudo hacer pie todo el partido.

Lo apuntado no resta mérito lo hecho por la La Paz FC, que hoy por hoy es el mejor de los tres equipos de la sede de Gobierno. Si Blooming se fundió fue porque los azulgranas no les dieron respiro.

Otro celeste que no tuvo una buena tarde fue Bolívar. El cuadro de Jorge Habegger no pudo en el estadio Félix Capriles frente a un Wilstermann urgido de puntos. Para los cochabambinos era ganar o ganar tras la goleada sufrida ante San José la semana pasada. Vladimir Soria se jugaba el puesto y terminó conservándolo, porque se equipo ganó Botero le dio una mano al marrar un penal cuando el partido estaba igualado sin goles.

ARDE EL TIGRE

The Strongest no encuentra paz. La derrota como local ante Universitario puso en evidencia las divisiones que existen entre sus dirigentes, llegando incluso a las agresiones físicas y a los escándalos públicos.

Las críticas apuntan al presidente Jorge Pacheco por haber elegido mal a la hora de reforzar y contratar el cuerpo técnico, pero tampoco se salva el entrenador colombiano Bernardo Redín, quien no logra darle una fisonomía futbolística al cuadro atigrado.

The Strongest juega mal, es cierto, y muestra una falta de jerarquía que lo ha convertido en un plantel mediocre.

Universitario aprovechó el desconcierto atigrado y consiguió su segundo triunfo valioso de visitante (el primero fue contra Blooming), ascendiendo al segundo lugar en la tabla de posiciones.

Real Potosí salió del fondo al superara San José con dos goles del uruguayo Pintos y Real Mamoré está en franca mejoría. Venció a Aurora, que cada vez está más complicado con el promedio del descenso.

miércoles, 19 de marzo de 2008

AL BORDE DE UN ATAQUE DE NERVIOS

El título de aquella vieja película del talentoso director español Pedro Almodóvar es casi un lugar común en el periodismo deportivo. Perdón por utilizarlo nuevamente, pero ocurre que esta vez calza perfecto a lo sucedido en el empate entre Oriente Petrolero y Real Potosí en el estadio Tahuichi Aguilera por la cuarta fecha del torneo Apertura.

La impotencia de los albiverdes por no poder sumar su cuarta victoria al hilo y aumentar su ventaja como líderes del certamen, generó un ambiente insoportable dentro y fuera de la cancha, que terminó por poner en riesgo la continuidad del partido, con el árbitro Oscar Maldonado como blanco de todos.

Los jugadores fueron presa del nerviosismo conforme pasaron los minutos, perdieron la línea futbolística mostrada en la gran victoria ante Wilstermann en la anterior fecha, que los hizo acreedores a merecidos elogios, se la agarraron con el árbitro, contagiaron al público y a los dirigentes su insatisfacción e impaciencia, provocando un ambiente que pudio derivar en hechos lamentables.

El árbitro Maldonado no dirigió bien, es cierto, en determinado momento de la segunda etapa se mostró dubitativo a raíz de los incidentes que se sucedían dentro y fuera de la cancha, perdió autoridad y se le escapó el control del partido. Sin embargo, no perjudicó a Oriente, como sostienen algunos dirigentes refineros. Si se revisan con serenidad las imágenes del cotejo, los principales yerros beneficiaron a Oriente.

Oriente, al igual que Maldonado, no tuvo una buena tarde-noche. Desaprovechó varias situaciones de gol (incluso un penal), se descontroló y acabó cediendo un par de unidades. La ansiedad puede ser el peor enemigo del cuadro albiverde jugando de local, si utiliza como argumento de que en casa hay que ganar como sea. Hay que vencer jugando de la mejor manera posible y esto seguramente se podrá lograr en mayor medida si se conserva la calma y se utiliza la inteligencia y el talento.

No olvidar que nadie saca lo mejor de sí cuando se ofusca.

UN PUNTO QUE SABE A TRIUNFO

Blooming logró un empate agónico pero merecido frente a The Strongest. Los estronguistas que sufrían en la tribuna porque su equipo no lograba contener a un cuadro visitante que buscaba insistentemente la igualdad, terminaron furiosos porque la Academia consiguió el 2-2 definitivo en los últimos segundos del partido.

Hernán Boyero (¡cuándo no!) fue nuevamente el artífice del buen resultado al anotar los dos tantos de su equipo. Puso en ventaja a los celestes en la primera etapa en una buena jugada de contragolpe y concretó el segundo aprovechando una confusión en el área atigrada.

A Blooming le costó traer un punto de La Paz porque The Strongest había dado vuelta el resultado con un penal discutido que anotó Angulo (supuesta falta de Jáuregui) y un nuevo error del golero Ruth (dio rebote y aprovechó Silvera), que pese a ello tuvo una buena actuación (le atajó un penal a Escobar y tuvo varias intervenciones meritorias).

La Academia jugó bien en un primer tiempo en el que The Strongest contó con mejores y mayor cantidad de situaciones de gol, y tuvo un mejor desempeño en la parte complementaria, en la que superó en todo al dueño de casa.

Segundo empate de Blooming de visitante. La campaña parece floja por la derrota de local ante Universitario, sin embargo lleva jugados tres cotejos fuera de Santa Cruz y sólo perdió uno. La próxima fecha visitará a La Paz Fútbol Club.

La igualdad le vino muy bien para recuperar la confianza.

SE FUE TUCHO LLEGA LUNARI

No me queda muy claro el adiós de Víctor Hugo Antelo Antelo a Guabirá. Se jugaron apenas cuatro fechas y los azucareros ganaron un partido de local (a Aurora), perdieron uno (con The Strongest), y cayeron en sus dos salidas (Universitario y Real Mamoré). Una campaña en cierta manera previsible para un equipo recién ascendido que tiene que ensamblar líneas y pagar derecho de piso.

No conozco la interna de los montereños, pero Tucho Antelo sabía muy bien el plantel que tenía y era consciente que si no incorporaba un par de jugadores -por lo menos- para fortalecer la defensa y el ataque, se le presentarían los problemas que confrontó. Entonces, ¿Qué sucedió? ¿Lo defraudaron algunos jugadores? ¿Se sintió demasiado presionado? ¿No l e encuentra solución y no quiere desprestigiarse?

Para algunos suspicaces, que nunca faltan, estaría pensando en el futuro, mejor dicho, le habría llegado una oferta para dirigir a otro equipo más adelante. Esto es sólo una especulación. Con el tiempo se sabrá cuales fueron los verdaderos motivos de su renuncia.

Guabirá contrató en su reemplazo al argentino Ricardo Lunari, ex jugador de Oriente Petrolero que se formó en Newells Old Boys de Rosario y luego, militó en equipos de Chile, España, México y Colombia. No tiene experiencia como entrenador. Se lo mencionó como probable colaborador de Marcelo Bielsa en la selección de Chile, sin embargo no formó parte del cuerpo técnico de su coterráneo.

UN CHICO QUE SE AGRANDA

El viejo, linajudo y popular Bolívar no pudo frente al joven y entusiasta La Paz Fútbol Club, demostrando una vez más que en el fútbol actual no alcanzan con los pergaminos para quedarse con la victoria.

No es la primera vez en su corta historia que el cuadro azulgrana deja de lado el rótulo de equipo chico y se agranda, incluso con un jugador menos en la cancha durante mucho tiempo, por la injusta expulsión del juvenil Suárez. Fue empate pero pudo haber sido victoria de La Paz, que jugó mucho mejor en el segundo tiempo que un desorientado Bolívar.

El árbitro Marcelo Ortubé, como casi todos sus colegas, tuvo el domingo una jornada para el olvido. Su principal error fue haber expulsado al hábil volante azulgrana Suárez, tras considerar que el jugador simuló una falta en el área, cuando en realidad la infracción existió y debió sancionar penal a favor del equipo que terminó perjudicando.

Bolívar se desdibujó rápido por la falta de liderazgo en el medio campo. El colombiano Valentierra no es solución por el momento. Quizá pueda ser útil cuando esté en condiciones de correr unos metros. Hoy, caminando la cancha y lanzando pelotazos, no es una buena opción para Jorge Habegger.

lunes, 17 de marzo de 2008

LA FIFA Y LA LEY DEL MÁS FUERTE

Guste o no, el fútbol debería jugarse en cualquier parte. Se tendría que jugar donde se nace, como un principio universal que tiene que ver con los derechos de toda persona a vivir en su hábitat.

Poner trabas para que el fútbol no se juegue a nivel profesional en lugares ubicados a más de 2.750 metros sobre el nivel del mar, si es que no hay período de aclimatación, es una muestra más de que esta poderosa entidad pregona una cosa y hace todo lo contrario porque les resulta conveniente a unos cuantos influyentes afiliados.

Sus contradicciones están a la vista. Sus postulados son mejorar el fútbol y entregarlo al mundo, considerando su carácter universal ¨, y prohibir Ela discriminación de cualquier país, individuo o grupo de personas por su origen étnico, sexo, lenguaje, religión, política o por cualquier otra razona, sin embargo pone condiciones (difíciles de cumplir en esta época) en ciertos lugares.

Otro punto criticable a la FIFA es la falta de prolijidad y seriedad de Blatter al manejar el asunto. Sus idas y vueltas, medias verdades y engaños empañaron su imagen y generaron dudas sobre el verdadero interés de la medida adoptada.

A raíz de su pobre y sospechosa actuación, las razones médicas perdieron valor y cobraron fuerza los rumores de la influencia de los clubes brasileños, y algunos aliados, para vetar la altura.

DEL VETO A LA ALTURA A LA CAZA DE BRUJAS

La discutida determinación de la FIFA generó, como tantas otras veces, la búsqueda de culpables dentro y fuera del país. Asimismo, provocó el resurgimiento de un marcado regionalismo.

Aficionados comunes, dirigentes y periodistas del occidente, no sólo ven como artífices maquiavélicos de esta decisión al presidente de la FIFA, Joseph Blatter, al brasileño Ricardo Texeira, al argentino Julio Grondona, sino a los cruceños, encabezados por el presidente de la Federación Boliviana de Fútbol, Carlos Chávez.

Un par de ejemplos sobre esta caza de brujas:

- “Los pequeños complotadores contra la propia Bolivia proceden de dirigentes de equipos de Santa Cruz (la bella y maravillosa tierra de la Sierra que merece mejor futuro), mafiosos pedigüeños, que después de una entrevista con Hitler-Blater, el presidente de la Federación de Fútbol Boliviano (Chávez) llega al país, todo campante y orondamente a decirle al presidente de la Republica (con la pretensión de atemorizarlo) que Hitler-Blater inclusive esta dispuesto a desafiliar a Bolivia (…)”. (El complot, Jaime Chumacero López- El Potosí)

- “¿No existe acaso una inmensa negligencia y afán de sabotaje en un nefasto personaje como el boliviano Romer Osuna, tesorero de la Conmebol y esbirro del mismo Leoz, quien no hizo notificación alguna al país en los albores de un anuncio como éste? ¿No habrá dentro del seno del fútbol boliviano un oscuro interés para permitir semejante usurpación de nuestro derecho, como otrora se dio bajo la presidencia de Edgar Peña que vendió la sede a Brasil para que Bolivia juegue en Santa Cruz en la eliminatoria para España ´82*?

(Democracia universal vs. Fascismo futbolero: Cuestiones sobre el veto a la altura; 30 de mayo, 2007)

A los ataques de occidente se sumó uno del oriente, con la descabellada ocurrencia de un oportunista de turno, como el vicepresidente de la FBF, Jorge Justiniano, que echó leña al fuego tratando de quedar bien con quienes pueden ayudarlo a mantener su decorativa figura en el cargo. “Aprobar el torneo regionalizado para este 2008 en la Liga, en el que los clubes de Santa Cruz evitan venir seguido a la altura, fue el argumento de Brasil para que la FIFA

Ver a los cruceños como los culpables es una salida simplista, alimentada por un regionalismo enfermo. La responsabilidad la tienen aquellos que debieron elaborar una estrategia inteligente y armar una buena defensa, y sólo se dedicaron a hacer lobby en Zurich, a despotricar contra las injusticias de la FIFA. Se armaron comisiones que se contentaron con ganarse la buena voluntad de algunos influyentes y se olvidaron que los argumentos científicos y médicos eran fundamentales, tanto como el apoyo de entidades mundiales que tengan que ver con estos temas. mantenga el veto”, sostuvo el pandino.

EL COMUNICADO DE LA FIFA

El Comité Ejecutivo de la FIFA, presidido por Joseph S. Blatter, reafirmó la decisión tomada en diciembre de 2007 en Tokio con respecto al fútbol a gran altitud. También aplaudió el mejoramiento de las relaciones con los clubes más importantes, tras una serie de reuniones celebradas a comienzos de este año, y el satisfactorio balance financiero de 2007.

A manera de resumen, después de seis horas de debates, el Presidente de la FIFA afirmó: "En la reunión de hoy se pudo apreciar el amplio abanico de temas que deben ser abordados cuidadosamente y de manera periódica con el ánimo de proteger y promover el fútbol. Me complace que las decisiones tomadas hoy nos permitan dar una respuesta adecuada a estos asuntos".
(…)
A raíz de la decisión adoptada el 15 de diciembre por el Comité Ejecutivo en Tokio en relación con el fútbol a gran altitud, la Confederación Sudamericana de Fútbol presentó una solicitud de reconsideración que fue rechazada. Según esta decisión, debe imponerse un límite de altitud a partidos de competiciones de la FIFA en los que no se permita un periodo de aclimatación a jugadores y árbitros. Tal como se estableció en la circular remitida a las asociaciones miembro en enero, se mantienen los siguientes criterios:

Por encima de 2,500 MSN.: se recomienda un periodo de aclimatación de tres días.

Por encima de 2,750 MSN.: periodo de aclimatación obligatorio de una semana.

Por encima de 3,000 MSN.: por regla general, no se disputarán partidos, excepto en caso de disponer de un periodo de aclimatación de dos semanas como mínimo.

De conformidad con dicha decisión, se volvió a subrayar que se recomienda que el mismo límite se aplique a competiciones internacionales organizadas por otras entidades del fútbol.

UNA VENTAJA NO TAN ALTA

El periodista Carlos Arribas, del diario El País de España, en un artículo de la semana pasada que lleva el título de este post, cita un estudio estadístico del británico Patrick McSharry, de la Universidad de Oxford, en el que se refiere a lo que representa a los equipos del llano jugar en la altura. A continuación una parte de la nota.

“ Después de computar el resultado de 1.460 partidos disputados en los últimos 100 años por diez países suramericanos, McSharry concluye que la probabilidad de que gane el equipo de casa un partido entre conjuntos de la misma altitud es del 53,7%. "Pero", señala McSharry en su estudio, publicado en el Britiush Medical Journal, "se eleva al 82,5 % cuando la diferencia de altitud es de 3.695 metros, como la que se eleva entre Bolivia y Brasil". Además, añade, según aumenta la diferencia de altitud entre los equipos, los de las montañas marcan más goles y reciben menos: cada 1.000 metros se incrementa en medio gol de media la diferencia en el marcador.

Pero pese a estos datos, y pese a que la única Copa América de su historia la consiguiera Bolivia en 1963 en una competición disputada en La Paz (5-4 a Brasil en el último partido), y Colombia la suya en Bogotá en 2001, el historial del fútbol latinoamericano cuenta otra historia. Brasil, Uruguay y Argentina, sus selecciones nacionales y sus clubes, son los grandes dominadores: sus capitales futbolísticas están a menos de 100 metros sobre el nivel del mar.

"Esto es porque para contrarrestar la superioridad física de los países más altos, selecciones que basan su estilo en correr más que el rival, los países bajos han trabajado más la técnica: su estilo se basa en la posesión del balón para correr menos", señaló Thomas Reilly, investigador de Liverpool en el simposio sobre altitud de Granada. "En un estudio reciente se observó que un jugador de campo de Bolivia corría de media 10 kilómetros por partido; uno de Argentina, 1,5 kilómetros menos".

miércoles, 12 de marzo de 2008

LAMENTO POTOSINO

Increíble derrota de Real Potosí ante San Lorenzo. Tenía dos goles de ventaja y terminó perdiendo. Sin embargo, si uno revisa la corta historia copera del cuadro de la Villa Imperial, no llamaría tanto la atención lo sucedido porque se encontrará con traspiés en condición de local tras estar ganando con comodidad, como sucedía anoche.

¿Por qué perdió Real Potosí? Creo que todo empieza con la absurda reacción de Gonzalo Galindo, que cometió una dura falta al que le quitó la pelota cuando intentaba atacar y recibió merecidamente la tarjeta roja, dejando con diez a su equipo.

Luego, desde mi punto de vista, se equivoca Tito Montaño al hacer ingresar un volante defensivo (Marco Paz) en lugar del organizador del medio campo (Isidro Candia), privando a su equipo de un jugador que era necesario para administrar bien la pelota en un momento en el que San Lorenzo empezaba a desesperarse.

¿No hubiese sido mejor cambiar a uno de los delanteros, que empezaban a quedar aislados, para fortalecer un sector vital como el mediocampo, y adelantar unos metros al escurridizo Loayza? Montaño lo vio diferente. Con la salida del paraguayo, desprotegió mucho más el sector izquierdo que había quedado casi libre con la expulsión de Galindo, y Real Potosí perdió el control de la pelota, permitiendo el crecimiento anímico y futbolístico de San Lorenzo.

Por otro lado, la presencia del gigante Daniel Bilos, que ingresó en la segunda parte, terminó siendo un problema irresoluble para los potosinos. Ramón Díaz lo ubicó como media punta con la misión de bajar pelotas para los atacantes Bergessio y Romeo, y le dio grandes réditos. El volante ganó todas las pelotas por arriba y facilitó las incursiones ofensivas de San Lorenzo como referencia aérea.

Las inveteradas falencias defensivas de los equipos y selecciones bolivianos volvieron a salir a flote anoche y permitieron la conquista histórica de San Lorenzo. Los defensores de Real Potosí marcaron mal (en el primer gol), no tuvieron reacción (en el segundo) y actuaron con torpeza (en el tercero, provocado por el penal de Amador). Razones más que suficientes para perder un partido que parecía ganado.

San Lorenzo consiguió el milagro al no darse nunca por vencido y sacar ventaja al máximo de la mediocridad de un Real Potosí que está prácticamente fuera de competencia en esta Copa Libertadores de América.

BAUTIZO INTERNACIONAL ALBIVERDE

Marzo de 1972, Oriente Petrolero participaba por primera vez en la Copa Libertadores de América y lo hacía como campeón nacional, acompañado por Chaco Petrolero, el subcampeón. Ambos formaban el grupo 2 junto a los ecuatorianos Barcelona y América.

Oriente debutó, en el otrora estadio Willy Bendeck, vapuleando a Chaco por 5-0 (Toninho (2), Luizinho, Taritolay y Dedé), y en la revancha, disputada en el Hernando Siles de La Paz, cayó por 0-1 (Messa).

El 12 de marzo de aquel año, o sea, un día como hoy, el cuadro albiverde disputó su primer encuentro internacional por un torneo oficial. Recibió a América de Ecuador y ante 12.000 espectadores se impuso por 4-2. La gran figura del partido fue el brasileño Luizinho, que anotó 3 goles. El cuarto lo hizo su coterráneo Dedé.

Oriente formó esa tarde con Ladislao Jiménez, Jorge Campos, Miguel Antelo, Pedrozo, Ángel Báez; Jorge Moreno, René Domingo Taritolay, Luizinho; Ricardo Méndez, Dedé y Toninho.

Tres día más tarde, Oriente enfrentó en santa Cruz al otro equipo ecuatoriano, Barcelona, que contaba en sus filas a grandes jugadores, como el peruano Perico León y Alberto Spencer, campeón y goleador de la Copa con Peñarol de Uruguay.

El encuentro terminó 0-0 y Oriente alineó a Jiménez, Báez, Antelo, Pedrozo, Colman; Moreno, Taritolay, Luizinho; Méndez, Dedé y Toninho.

lunes, 10 de marzo de 2008

DE MENOR A MAYOR

Oriente Petrolero tuvo un comienzo insuperable. Sus tres victorias consecutivas en igual número de partidos, con ocho goles a favor y apenas uno en contra, lo convirtieron en el líder absoluto e invicto del torneo Apertura de la Liga.

Ayer consolidó su condición de puntero al superar con buena nota su primer examen como visitante, derrotando de manera indiscutible al siempre complicado Wilstermann en el estadio Félix Capriles (3-1).

Oriente va de menos a más en este certamen. Arrancó dejando dudas en su victoria ajustada sobre La Paz Fútbol Club (1-0), luego goleó a San José (4-0) evidenciando una mejoría en su juego y ayer volvió a tener un crecimiento futbolístico.

La decisión del paraguayo Buenaventura Ferreira de mantener la base de los dos últimos partidos y respetar el dibujo táctico (4-2-3-1), fue buena, ya que su equipo mostró una mayor armonía en sus líneas y sus jugadores más aplicados en la aplicación del libreto. El buen funcionamiento colectivo está ligado al correcto desempeño de las individualidades. Fue muy importante la solidez de Galarza en el arco, la dinámica de Hoyos y Melgar en los laterales, la fuerza de Gutiérrez en la zaga, el ida y vuelta de Aguirre por el sector derecho, el talento de Jhasmany Campos, la sapiencia de Limberg y la movilidad de Robson.

El resultado de la tarea individual fue un Oriente comprometido y decidido, ante un Wilstermann discontinuo, endeble y distraído, que no tuvo convicción para buscar la victoria.

Una muestra de la actitud de uno y otro equipo fue el segundo gol albiverde. La picardía de Limberg en el tiro de esquina, al enviar con precisión de relojero la pelota a Campos, y el espectacular remate de éste, desde fuera del área, con una potencia y dirección admirables que clavó la pelota en un ángulo, contrastó con la pasividad de todo los jugadores de Wilstermann que se quedaron dormidos en su área.

El presente le sonríe a Oriente, el domingo volverá a ser local ante el alicaído y colero Real Potosí, con la posibilidad de mantenerse en el tope de la tabla de posiciones.

DE MÁS A MENOS

La otra cara de la medalla en el certamen liguero, en relación a Oriente Petrolero, es nada más y nada menos que Blooming, de malos resultados en las tres primeras jornadas.

Blooming jugó bien su primer partido ante San José pero perdió sobre la hora (1-2), el domingo siguiente tuvo un rendimiento aceptable frente a Aurora y empató (1-1), y ayer fue una sombra y terminó perdiendo como local con Universitario (0-2).

Colectivamente, la Academia fue un equipo sin sorpresa producto de la floja tarea de sus generadores de juego (Joselito Vaca y Mojica), y tampoco consiguió imponerse en el área rival por el bajo nivel de los atacantes Boyero y Anderson. Sólo inquietó con las arremetidas de Verduguez (el mejor de los celestes) cuando estaba en desventaja, pero nuevamente careció de contundencia, tal como le pasó ante San José y Aurora.

En cuanto a las individualidades, volvió a soportar la inestabilidad del arquero Ruth (regaló el segundo gol al despejar corto una pelota fácil), Zabala no apoyó en ataque y defendió mal (el primer gol fue un descuido suyo), el esfuerzo de Blanco no alcanzó para darle solidez al mediocampo (lo mismo le pasa cuando lo ubican en la zaga), y Andia jugó un mal partido en la zona de contención.

A Gustavo Quinteros las variantes no le dieron un buen resultado esta vez. El ingreso de Rosauro Rivero (por Andia en el entretiempo) resultó improductivo e innecesario tras el primer gol de Universitario (que se gestó en su sector), porque es un lateral sin velocidad para proyectarse, Pelecho Gutiérrez (en lugar de Zabala) tampoco ayudó porque carece de la dinámica de otros tiempos y Patrick Alves ingresó muy tarde. Blooming necesitaba velocidad y habilidad para llegar al gol y ninguna le aportó lo que se requería en ese momento para intentar una remontada histórica.

El panorama cambió bruscamente en este inicio de temporada. Pasó de equipo de punta a remar de atrás. Encima, el sábado tiene que visitar a The Strongest.

jueves, 6 de marzo de 2008

ENTRENADORES AL BANQUILLO

Esta es una vieja historia. Cuando un equipo anda mal, la culpa, casi siempre, la tiene el entrenador. Esto según la galería conformada por intolerantes y sabihondos que incluye a hinchas, dirigentes y también periodistas.

Su condición de máximo responsable lo convierte automáticamente en culpable, aunque las causas de una mala racha o un fracaso sean muchas y no precisamente debido a un hecho puntual.

El problema es que los malos resultados obnubilan, anulan la capacidad de análisis y dan rienda suelta a la cacería despiadada del supuesto responsable. Todo ello producto del exitismo que impera en el fútbol. Los plazos son cada vez más cortos y por ende el margen de error mucho menor.

Sin embargo, no hay que perder de vista que los éxitos y las derrotas tienen padres, madres y abuelos, y que cada cual tiene su cuota parte en el asunto. Por eso, si a la hora de la victoria, se habla siempre de una trilogía fundamental compuesta por jugador-cuerpo técnico y dirigente, en los malos momentos habría que tenerlo en cuenta para tomar la decisión correcta.

Muchas veces un director técnico hace lo que debe, pero el plantel con el que cuenta no tiene el potencial necesario para aspirar a cosas mayores, y termina haciendo lo que puede y no lo que quiere.

Claro, tampoco podemos olvidar que es más fácil cortar por lo más delgado. En pleno campeonato es mucho más sencillo cambiar de entrenador que renovar un plantel, y los dirigentes nunca se sienten responsables de los fracasos. También es verdad que muchas veces se genera un desgaste que obliga a la ruptura de relaciones.

Si en la política de un club el resultado (a favor) es lo único que cuenta, y no se tiene en consideración que el fútbol, pese a ser un negocio, sigue siendo un juego en el que se puede ganar, empatar o perder, el entrenador será un elemento desechable. Esto sucede en todos lados, por lo tanto, también es moneda corriente en el fútbol boliviano.

¿A quién le gusta perder? A nadie, seguramente. Además se juega con la premisa de ganar, empero eso no siempre es posible. De lo que se trata es de prepararse para contar con los argumentos que aumenten las posibilidades de triunfo, al margen de ciertos imponderables del fútbol.

A mi entender, un entrenador está de más en un club cuando no ejerce un liderazgo en el plantel y su equipo no tiene motivación ni un plan a la hora de jugar. Si muestra sentido común a la hora de dirigir (táctica y estrategia) y tiene influencia positiva en el grupo, merece respaldo.

LO VIEJO Y LO NUEVO

Bolívar tiene como nuevo entrenador a Jorge Carlos Habegger. Sucedió en el cargo a Ramiro Blacutt, quien pasó a cumplir la función de una especie de gerente deportivo en el club paceño.

El argentino es un viejo conocido de los paceños porque con la Academia tuvo un ciclo exitoso en la década de los ochenta, con varios títulos en su haber. Sin embargo, hubo muchas críticas por considerarlo un director técnico pasado de moda que en los últimos tiempos no ganó nada. Otros no le perdonan su fracaso en su segunda etapa en la Selección nacional, aquella vez que Bolivia perdió por goleada con Ecuador en La paz.

Le sucede a él en este momento como ocurrió con otro entrenador de muchos conocimientos y experiencia como el uruguayo Walter Roque.

Me pregunto ¿el fútbol evoluciona en forma tan vertiginosa, que uno pasa de moda por no dirigir sin pausa? ¿En qué cambió el fútbol boliviano en los últimos tiempos? ¿Acaso no nos podemos actualizar estando bien informados? ¿Es mejor un entrenador joven que uno veterano? ¿A qué edad se debe jubilar un entrenador? ¿Es Bolivia una plaza para entrenadores famosos o de gran éxito? ¿A quien le va mal algunas veces, no puede volver a dirigir?

Los jóvenes tendrán mayor futuro, pero no por ello son mejores que un veterano. La sapiencia no tiene edad. Ocurre que el ¨modernismo¨ nos ha vuelto irrespetuosos e intolerantes con la gente mayor. No importa cuántos años tenga una persona, si no la preparación y capacidad que posea.

Marco Sandy, discípulo de Habegger en su momento, dirigió a Bolívar el año pasado sin éxito. Ramiro Blacutt, con muchos años en estas lides, tampoco tuvo suerte en el inicio de temporada, y dejó rápido su lugar a…Habegger.

Mauricio Soria sacó campeón a Real Potosí el año pasado y hace unos días dejó el puesto por malos resultados en el torneo liguero y la Copa Libertadores. Víctor Hugo Antelo logró el título con Oriente Petrolero en su debut como entrenador y posteriormente fracasó en otros equipos. Así es el fútbol. No hay recetas mágicas, se gana y se pierde.

¿Le irá bien o mal a Habegger esta vez? Nadie sabe la respuesta y habrá que esperar. Puede que le vaya bien como puede que le vaya mal, como a cualquier mortal.

Para muchos, que seguramente se consideran ¨ganadores¨ por el solo hecho de pensarlo, los entrenadores son parte de una especie de ruleta rusa, juego cruel en el que aquellos que salen triunfantes son héroes y los derrotados villanos inservibles.

Esto es algo que no comparto. Para mí, a los entrenadores hay que valorarlos por su capacidad, no por su edad, y además, el que gana no siempre es el mejor, ni el que pierde siempre es el peor.

lunes, 3 de marzo de 2008

EL CLÁSICO PACEÑO

Ayer se reeditó una nueva versión del partido más importante de La Paz, el clásico entre Bolívar y The Strongest. Fue, sin duda, el cotejo más atractivo de la segunda fecha del torneo Apertura de la Liga y terminó igualado 2-2. Bolívar parecía tenerlo liquidado al estar dos goles arriba, sin embargo se dejó estar y The Strongest lo empató.

Este duelo cuenta con una historia que teníamos prevista brindárselas el domingo, sin embargo por problemas en el servidor no lo pudimos hacer y la brindamos hoy.

Bolívar y The Strongest forman parte de la tradición de la ciudad del Illimani. Nacieron en el mismo mes, los atigrados el 8 de abril de 1908 y los celestes el 12 de abril de 1927. Ambos han acaparado con las simpatía de los habitantes de la sede de Gobierno a partir de la casi desaparición de otrora importantes equipos como Municipal, Always Ready, Chaco Petrolero, Litoral, 31 de Octubre, Mariscal Santa Cruz y Universitario, quienes les opusieron una férrea oposición futbolística en la década de los sesenta.

Hoy en La Paz se es bolivarista o estronguista, los demás prácticamente no existen. ¿Quién es mayoría? Tengo la impresión que hay más celestes que aurinegros, pero es algo puede no ser cierto.

The Strongest se arroga el rótulo de club más ganador de Bolivia por sus 16 títulos de la era amateur (1911-1949), los 9 de la etapa profesional (1950-1976) y los 7 de la época liguera (1977 a la fecha, aunque en esta última fase existe uno en discusión con Oriente Petrolero, el de 2004), sumando 32; empero Bolívar registra 34: 9 de la era amateur, 10 de la profesional y 15 de la Liga.

Bolívar y The Strongest tienen un pasado muy rico que no se puede dejar de destacar. La academia dio un salto cualitativo de la mano de un visionario como Mario Mercado Vaca Guzmán, tras el descenso en 1965, y el Tigre lo hizo al influjo de la seriedad de Rafael Mendoza Castellón, luego de la tragedia de Viloco, en 1969, accidente aéreo en el que murieron casi todos los integrantes de su plantel.

Conformaron grandes equipos, The Strongest revivió de sus cenizas con Pichón Herbas, Balmaceda, Rolando Vargas, Maldonado, Gini, Bastida, Romerito, Tanque Díaz, Pariente y Nilton Pinto, se consolidó con el eterno Luis Galarza (Petiso Reinoso), Iriondo, Fontana, Concha Algarañaz, Juan Peña, Angulo, Telmo Paredes, Latinni, Ovidio Messa, Cañelas, Húber Acosta y, Ruiz, que le dieron el primer título liguero. Después vinieron otras generaciones en las que destacaron Ramiro Castillo, Sergio Luna y Oscar Sánchez.

Bolívar hizo escuela con el Maestro Ugarte, Abdul Aramayo y Mena, entre otros, y se hizo más fuerte con Arturo Galarza, Achi, Mario Rojas, Costas, Blacutt, Rada, Taritolay, Sassia y Gómez; posteriormente se erigió como el mejor con Conrado Jiménez, Vargas, Troncone, Solórzano (Palacios), Baldivieso, Gallo, Tamayá Jiménez, Borja, Jesús Reinaldo, Aragonés, Lugo, Góngora, y ejerció hegemonía con Chichi Romero, Carlos López, Hirano, el chapaco Salinas, Etcheverry, Platiní Sánchez, Vladimir Soria y muchos más.

El presente de ambos clubes no es de los mejores, están tratando de reencauzar sus naves, Bolívar luego de una crisis institucional seria que afectó lo futbolístico y The Strongest a raíz de sus constantes altibajos dirigenciales que también repercuten en su equipo. Sin embargo, no pierden la estirpe de clubes grandes.

ORIENTE AL FRENTE

Limberg Gutiérrez sacó de la galera un tiro libre perfecto y le cambió la cara al partido ante San José. Su golazo le dio tranquilidad en el momento en el que todo empezaba a ser urgente en la búsqueda de la ventaja y a su vez minó las fuerzas de un equipo orureño que no estaba para mucho tras su aventura copera.

Oriente se sintió mucho más cómodo en el segundo tiempo al estar al frente en el marcador y terminó goleando con apariciones del propio Limberg y el entusiasmo ofensivo del brasileño Robson.

Un paso adelante para el equipo del paraguayo Buenaventura Ferreira, que necesita de un poco más de tranquilidad para no tirar por la borda la idea futbolística en su apuro por llegar al gol.

Los puntos y la punta pueden hacerle muy bien al cuadro albiverde en este inicio liguero en el que aseguró todas las unidades en casa, donde tendrá que hacerse fuerte para potenciar sus aspiraciones.

EL CENTAVO PARA EL PESO

A Blooming le faltó otra vez el centavo para el peso. Los celestes se pusieron en ventaja pero no pudieron mantener la diferencia a favor y acabaron resignando dos puntos ante Aurora en el estadio Félix Carriles de Cochabamba.

Le pasó algo parecido a lo que le había ocurrido el anterior domingo en el mismo escenario frente a San José, aunque aquella vez fue peor porque perdió el cotejo en el tramo final luego de estar ganando.

El punto es positivo, pero termina resultando con sabor a poco porque Blooming, sin jugar tan bien como ante los orureños, demostró ser superior a su rival.

Un par de distracciones terminaron estropeando un inicio de campeonato que pudo ser mucho mejor.

ROJO PÁLIDO

Guabirá pagó el precio de su inexperiencia en su primera salida en el certamen. Se descontroló por completo ante la expulsión del argentino Godoy y fue superado con facilidad por Universitario.

La falta innecesaria del zaguero resultó castigada con excesivo rigor por el árbitro (¿No bastaba con una tarjeta amarilla?) y el equipo azucarero no se repuso nunca del golpe, mostró inseguridad y fragilidad defensiva, ante un cuadro local que jugó con soltura.