sábado, 31 de octubre de 2009

31 DE OCTUBRE

Cada vez que llega esta fecha, me acuerdo de un gran equipo que lleva ese nombre y que representa a la Corporación Minera de Bolivia (Comibol), fundada justamente un 31 de Octubre de 1952.
El recuerdo que tengo es del 31 de Octubre que fue protagonista en los campeonatos nacionales disputados entre 1973 y 1975, y que contaba en sus filas con el golero Roque Segundo Escóbar, el zaguero Jesús Cuéllar y Héctor Cáceres, el volante Telmo Paredes, los atacantes Almagro, Carlos Barreiro, el Gitano Farías (todos argentinos), Revollo y Eduardo Angulo.

31 de Octubre, que nació un 23 de noviembre de 1952, fue campeón paceño en 1975 y subcampeón nacional en 1966.
Una de sus formaciones del 75 fue: Escóbar, Cuéllar, Martínez, Cuenca, Cáceres, Albarracín, Pórcel, Saavedra, Paredes, Revollo y Farías.
Sobre Telmo Paredes ampliaremos datos en otro post a solicitud de un lector del blog. Asimismo, recordaremos a otros grandes equipos del fútbol boliviano.

viernes, 30 de octubre de 2009

LA MALA COSTUMBRE

El fútbol boliviano parece no tener cura porque quienes tienen que encontrarle el remedio a sus males son los primeros en atentar contra su salud. El caso de la participación de esta disciplina en los Juegos Deportivos Bolivarianos lo demuestra.
A sólo un par de semanas del inicio de la cita deportiva bolivariana, la Federación Boliviana de Fútbol condiciona la actuación de la representación nacional a la entrega de recursos económicos para solventar todo tipo de gastos, desde alimentación hasta la compra de chuteras, e incluso "imprevistos".
También se quejan que no se planificaron amistosos.
La FBF puede tener razón porque el Gobierno no atiende las necesidades de ninguna disciplina deportiva como corresponde. Sobran palabras y promesas pero escasea el dinero. Sin embargo, debieron alertar y reclamar con firmeza mucho antes, y anticipar que si no estaban dadas las condiciones por esa falta de apoyo, no se participaría en los Jugos Bolivarianos.
Hoy es demasiado tarde para lamentos. Bolivia está obligada a competir porque es el anfitrión de un evento muy particular, que se desarrolla en una sola sede, pero como Sucre no tiene infraestructura para ciertas disciplinas, otras ciudades serán subsedes, como Tarija (canotaje), y también otro país, Ecuador, para deportes que no tienen arraigo ni tradición acá.

El fútbol, sus dirigentes y otros actores, siempre están dispuestos a situaciones bochornosas, esta vez no hubo excepción a lo que parece casi una norma. Y el Gobierno que no ayuda a que las cosas mejoren.


* Foto de la Selección boliviana Sub 17 que participaría en los Juegos (Diario La Razón).

EL TANQUE Y EL FLACO

Un poco de historia de los clásicos entre Blooming y Oriente a propósito de los duelos entre ambos equipos que se disputarán por el Play Off. En este caso un hecho que, para mí, empieza a caldear un poco más la rivalidad in crescendo de celestes y refineros.
Sucedió el domingo 18 de mayo de 1969. El Flaco Erwin Frey, el primero en esta región en dejar su arco para caminar el área y achicar espacios, salió a cortar un pase largo, se tiró en procura de la pelota en el momento que el Tanque Silvio Rojas llegaba también en busca del balón.
Corría el primer tiempo cuando el Tanque Rojas impactó la pelota en el instante que el Flaco Frey aprisionaba la pelota. El golpe fracturó el antebrazo del gran golero de la Academia, quien dejó la cancha en ese momento y estuvo muchos meses sin atajar.
El clásico de ese día cambió su curso con la salida de Frey. Lo sustituyó Bramini, un arquero de baja estatura y "volador", como los de aquella época, que, según algunos, no quería entrar porque su verdadero puesto, en el barrio, era el de delantero. Verdad o mentira, lo cierto es que Bramini entró a la cancha y jugó.
La salida obligada de una de sus figuras afectó a Blooming, que pese a ello fue protagonista de un buen clásico ganado por Oriente (3-1), que empezaba a darle forma a esa excelente formación que obtendría el título nacional un par de años después.
La síntesis
Oriente (4): L. Jiménez, R. Justiniano, Kelo Vargas, el profe Antonio Cabrera, Banegas, Matateu, R. Méndez, Pacho Flores, Silvio Rojas, Dedé y Uzín. DT Vicente Arraya.
Blooming (3): Frey (Bramini), Rodríguez, Jovino Mendoza, Angel Justiniano, Ignacio Larramendia, José Justiniano, G. Benquique, F. Gutiérrez, Obregón, Salomón Moyano, Adhemur.
Goles: Uzín (OP), Adhemur (B), Méndez (OP), Dedé (OP).

jueves, 29 de octubre de 2009

LA HISTORIA AGRADECIDA

Pedro Rivero Jordán presentó anoche su obra Retazos de Historia: 1910-2010/100 Años del Fútbol Cruceño, un aporte valioso para conocer sobre el pasado y el presente de este deporte que tiene a Santa Cruz como su principal veta de materia prima.
En realidad es la tercera obra de "Choco" Rivero, porque en 1988 publicó "Anécdotas y Pelotazos", sobre sus experiencias de viaje acompañando a los equipos de la Academia Tahuichi por diferentes partes del mundo, y en 1992 escribió "Historia del Fútbol Cruceño", que fue la base para el libro que presentado ayer en el salón Pedro y Rosa del diario El Deber, del cual es su Director Ejecutivo.
Esta última obra, a la cual le di un vistazo rápido, tiene detalles imperdibles del fútbol cruceño, contados con la pulcritud, claridad y destreza que caracterizan a "Choco" a la hora de escribir. Lo digo con conocimiento porque tuve el gusto de trabajar con Choco en El Deber durante 15 años, tiempo en el que conocí a una persona correcta, justa, y muy trabajadora, y a un periodista de oficio, puntilloso y exigente al máximo.
Para mí es un orgullo ser citado en la última parte del libro, opinando sobre el rumbo de nuestro fútbol, respondiendo a lo que Rivero Jordán se pregunta en el Capítulo 15 (página 176): ¿Pa´donde vas fútbol cruceño?
El fútbol cruceño, su historia, y los amantes de este juego, agradecidos con este nuevo aporte.

martes, 27 de octubre de 2009

EL NORTE TAMBIÉN EXISTE

Guabirá anota su nombre en letras grandes en 1975, confirmando el crecimiento del futbol de Santa Cruz. Oriente Petrolero había sorprendido cuatro años antes y ahora era el turno de los azucareros.
El representante del Norte cruceño tuvo que sacarse de encima a Bolívar, The Strongest y 31 de Octubre de La Paz, Independiente Unificada de Potosí, y a Oriente, en el hexagonal final de la Copa Simón Bolívar.

Cobo, Awad, Pedrozo, Pinini, Félix Chávez; Serrizuela, Rocabado, Santiago García; Jorge Lladó, Tamayá Jiménez e Ignacio Quevedo. Esa era la base del cuadro azucarero bajo el mando del brasileño Coutinho, que obtuvo el título.

Oriente Petrolero se anota otra vez en la galería de campeones cuatro años después, en 1979, al conquistar el campeonato nacional de la Liga del Fútbol Profesional Boliviano, que había sido creada a mediados de 1977, luego del papelón en la Liguilla de Cali, por las eliminatorias del Mundial Argentina 78.

Los albiverdes le ganan (2-1) la final a The Strongest en un partido extra disputado el 18 de marzo de 1980 en Cochabambamba. Oriente tenía en sus filas a Heber Hoyos, Gersan Montaño, Santiago Rico, Erwin Espinoza, William Arias; Francisco Franco, René Domingo Taritolay, Erwin Romero; Oscar Ramírez, Estanislao Franco y Toninho.
Santa Cruz tenía el Norte definido e iría por más.


* Foto: Guabirá 1974: Chiusano (DT), Saavedra, Pizarro, Ortiz, Justiniano, Garrido, Coutinho y Manga; Rocabado, Moreno (?), Santiago García, Fanor Villarroel, Germán Parada.

ORIENTE ROMPIÓ EL MOLDE

Oriente Petrolero rompe la hegemonía de los clubes paceños y cochabambinos que dominaban el escenario del fútbol boliviano y se consagra campeón nacional en 1971.
Eran épocas en las que los primeros lugares los disputaban clubes como Municipal, Chaco Petrolero y The Strongest de La Paz, y Wilstermann de Cochabamba.
Oriente y La Bélgica representaron a Santa Cruz en el camponato nacional "Copa Simón Bolívar" en el amanecer de los años 70, por haber sido primero y segundo, respectivamente, en el torneo de la Asociación Cruceña de Fútbol.
Eran los tiempos de un dominio casi total de los albiverdes en el semi amateur fútbol cruceño, con un protagonismo marcado de otros equipos como Universidad y La Bélgica, el entusiasmo de Destroyers y Real Santa Cruz, las ganas de Guabirá y la presencia de un Blooming en crisis.
Oriente se fue haciendo más fuerte con el correr de los partidos, la obtención de triunfos valiosos de visitante ante Aurora, The Strongest y Stormers.
El domingo 30 de enero de 1972, Oriente Petrolero se consagra campeón boliviano por primera vez al derrotar a Municipal 3-0, en el entonces llamado Estadio Departamental Santa Cruz, con goles de Méndez, Dedé y Luisinho.
Fue el día en que Santa Cruz rompió el molde del fútbol boliviano y, a partir de ahí, el protagonismo de sus clubes fue cada vez más notorio y notable.

La campaña
- 5/12/1971, Cochabamba: Aurora (1-3) Oriente Petrolero [De Melo; Jesús, Dedé (2)]
- 9/12/1971, La Paz: The Strongest (2-3) Oriente Petrolero [Otranto, Nilton; Jesús (3)]
- 15/12/1971, Santa Cruz: Oriente Petrolero (2-1) La Bélgica [Drago, Dedé; Hurtado]
- 9/12/1971, Santa Cruz: Oriente Petrolero (3-0) Stormers [Dedé (2), Toninho (OP)]
- 26/1971/Santa Cruz: Oriente Petrolero (0-0) Chaco Petrolero
- 30/12/1971, La Paz:
Municipal (3-1) Oriente Petrolero [Tórres, Terán, Lladó; Méndez]
- 2/1/1972, Santa Cruz: Oriente Petrolero (2-1) Aurora [Toninho, Bravo; Quiroga
- 6/1/1972, Santa Cruz: Oriente Petrolero (1-0) The Strongest [Jesús]
- 9/1/1972, Santa Cruz: La Bélgica (2-1) Oriente Petrolero [Zezinho, Bernal; Toninho]
- 16/1/1972, La Paz: Chaco Petrolero (2-0) Oriente Petrolero [A.Flores, Mendez]
- 20/1/1972, Sucre: Stormers (0-2) Oriente Petrolero [Méndez, Dedé]
- 30/1/1972, Santa Cruz: Oriente Petrolero (3-0) Municipal [Méndez, Dedé, Luisinho]

Tabla de posiciones

1. Oriente Petrolero 12 8 1 3 21-12 17
2. Chaco Petrolero 12 6 4 2 27-16 16
3. The Strongest 12 7 2 3 23-15 16
4. La Bélgica 12 5 2 5 19-15 12
5. Municipal (La Paz) 12 5 1 6 16-21 11
6. Aurora 12 1 4 7 12-24 6
7. Stormers 12 1 4 7 13-28 6

* Datos de rsssf.com
* Foto: Gol de Dedé a Municipal.

lunes, 26 de octubre de 2009

COSAS QUE NO ENTIENDO

El Deber y La Prensa publican hoy una entrevista con el gerente de la Federación Boliviana de Fútbol, Alberto Lozada, sobre sus vivencias en el cargo que ocupa casi una década, en la que dice cosas que llaman la atención.
Van algunas preguntas y sus respuestas con comentarios e interrogantes que me realizaba mientras leía la nota.
¿Es un fracaso haber quedado eliminados?
- Dice: Bolivia fue un fracaso en las eliminatorias, pero el trabajo de Erwin Sánchez fue bueno.
(...) Sí, es un fracaso, porque el objetivo era clasificar. Es como estar cursando el bachillerato y tener que repetir el curso.
- Digo: ¿Cómo puede ser bueno el trabajo de alguien si el resultado fue totalmente negativo?
¿Por qué se quedó con Carlos Chávez?
- Dice: La ANF (Asociación Nacional de Fútbol) me dijo que le ayudara a encontrar a un candidato, porque sus dirigentes decidieron no apoyar a Walter Castedo.

-Digo: ¿Por qué aceptó el pedido? ¿No fue un acto de deslealtad buscarle un sustituto a quien confió en él varios años?

¿Hay diferencias entre el actual cuerpo técnico de la Selección en relación con otros anteriores a los que vio trabajar?
- Dice: “Platiní” es más motivador, mientras que Acosta sabe trabajar bien.

- Digo: Si uno (Acosta) "sabe trabajar", el otro (Sánchez), ¿no sabe?

¿Cómo califica la gestión de Chávez?
- Dice: Fue una gestión marcada por un trabajo continuo en la Selección, mientras que en lo económico ninguno es un éxito (comparado con otras gestiones). Carlos Chávez es un presidente con carácter, que puso su sello en el fútbol, es ordenado y que sabe lo que quiere y adónde va, y apunta a cambios importantes en el fútbol. Además, fue el gestor para una mejor venta de los derechos de televisión.
- Digo: ¿Si Chávez sabe lo que quiere y adónde va, por qué el fútbol boliviano sigue sin rumbo definido? ¿O se refiere a lo que pretende Chávez en el plano personal?
¿Es verdad que ya se vendieron los derechos de televisación de las próximas eliminatorias?
-Dice: Ya se vendieron los derechos de televisación a la misma empresa y por el mismo monto (más de $us 4.000.000). Se lo hizo por un tema de urgencia debido a las deudas por el edificio, pero la venta fue con la autorización del Consejo Superior de la FBF.
- Digo: Si vendieron los derechos de Tv en el mismo precio que la gestión pasada, no hay una mejor venta tal como apunta en la pregunta anterior. Y si se vendieron en forma anticipada debido a las deudas por el edificio ¿por qué la FBF no recupera el bien más importante que tenía?

¿Cómo vio la temporada 2009 del fútbol local?

- Dice: Creo que la temporada del año pasado dejó un buen resultado, porque mostró mejores jugadores para la Selección que sacó buenos resultados, pero este año el torneo (sistema) es malo, pésimo. No puede ser que ocho equipos estén parados un mes. Ése es el déficit del fútbol nacional y de la Selección. Así no hay mago que haga rendir bien un seleccionado.

- Digo: No entiendo. Si los jugadores son los mismos y los resultados más resonantes los consiguió en esta temporada (goleada a la Argentina y triunfo ante Brasil), con el actual sistema.


* Foto El Deber.

sábado, 24 de octubre de 2009

LA NOCHE DE LOS CAMPEONES

Ahí estaban las tres generaciones de campeones. Todos reunidos en el estadio Tahuichi Aguilera para participar de la fiesta del Blooming campeón 2009.
El encuentro organizado especialmente para que los hinchas celestes puedan aplaudir a los flamantes ganadores del campeonato y agradecer a las glorias de un pasado que poco a poco se va alejando más en el tiempo.

Participaron los del 1984, que también fueron verdugos de Bolívar, aunque aquella vez con el estadio Félix Capriles de Cochabamba como escenario. Empezando por Milton Melgar, el autor del golazo de larga distancia que dio el título a la Academia; acompañado por el gran goleador formoseño Juan Carlos Sánchez (nada que ver su homónimo cochabambino integrante del actual plantel), Silvio "Pulgarcito" Rojas, el "Tiburón" Roly Paniagüa, el "cacique de Boyuibe" Andrés Gallardo, el otrora barbado Chichi Coimbra e Iver Valladares, reforzados por "Copito" Andrada, el DT campeón, y Marco Barrero.

Tampoco faltaron los del doblete del 1998/1999. Estuvieron el "Kaiser" Rubén Tufiño, Raúl "Pelecho" Gutiérrez, Raúl "Cochi" Justiniano, Mauro Blanco, entre otros, representantes de uno de los equipos que dejó su impronta en el fútbol boliviano por su buen juego y efectividad.

De los del 2005 hubo sólo algunos, la mayoría actúa en otros clubes. Estaban Sergio Jáuregui, Marco Andia y Ricardo Verduguez, que también forman parte del actual campeón.
Y, por supuesto, los homenajeados, los campeones 2009, que celebraron tanto como en el estadio Hernando Siles.
Una a uno recibieron los aplausos de los casi diez mil espectadores que fueron al Tahuichi con sus atuendos celestes y la ya popular camiseta naranja, considerada un amuleto de la suerte.
Hubo música, con la presencia de Guísela Santa Cruz y el grupo Skalibur, una tambora, papel picado, la tradicional sirena, además de la alegría y la emoción de un pueblo bluminista que no se cambia por nadie.

* Fotos El Deber.

viernes, 23 de octubre de 2009

LAS FOTOS QUE FALTARON

Blooming tuvo un gran recibimiento de su gente en la madrugada del jueves, tras igualar con Bolívar y consagrarse campeón nacional por quinta vez en su historia. Miles de hinchas de reunieron en la plaza 24 de Septiembre y la avenida Monseñor Rivero para darles la bienvenida y homenajear a los flamantes campeones.
Curiosamente, los diarios no publicaron ni una sola fotografía de la fiesta de los seguidores celestes en las calles cruceñas ni de la llegada del equipo, que retornó de La Paz un par de horas después del partido en un vuelo chárter, e ingresó a la ciudad en carros de bomberos.
Es verdad que era imposible publicar algo de eso en la edición del jueves porque las ediciones se cierran antes de la medianoche, sin embargo, pudieron haberlo reflejado en las publicaciones del viernes. Se contentaron con publicar fotos sin chiste de un churrasco que le ofreció la directiva al plantel.
Muy diferente fue la cobertura televisiva. Los camarógrafos y reporteros aguardaron la llegada de los campeones y mostraron la fiesta y el recibimiento, de manera completa, en revistas e informativos del jueves.
¡Increíble! Para ellos, semejante acontecimiento no existió. Como si salir campeón y que la gente festeje en las calles un título fuese una cosa común y silvestre, algo que ocurre todos los días. Sin duda un error periodístico grande, tan grande como la conquista de un campeonato.

jueves, 22 de octubre de 2009

EL SUEÑO DEL PIBE

Víctor Hugo Andrada es hoy un tipo realizado. Dirige a Blooming y lo sacó campeón. Cumplió el sueño del pibe, dirían en su Santa Fe natal, desde donde llegó a Bolivia, a mediados de los años 80, para afincarse para siempre.
No se van a equivocar conmigo, soy un hombre de la casa y sé muy bien lo que es Blooming, lo que quiere el hincha. Si vengo es para ser campeón, dijo Copo Andrada cuando los dirigentes de la Academia hicieron sondeos para que reemplace en el cargo al uruguayo Pablo Repetto.

Pimpo Bendeck impuso su condición de mandamás celeste y, contra viento y marea, lo contrató. El tiempo terminó dándole la razón a él y al propio Andrada. No se equivocó al elegirlo.

Copo, que en su momento logró llevar a la punta de la tabla al hoy descendido Nacional Potosí, algo así como encontrar agua en el desierto, tomó a un Blooming confundido, triste y desanimado, y lo convirtió en un equipo seguro de sí mismo, optimista y aguerrido, conocedor de sus virtudes y sus defectos.

Andrada hizo lo que debe hacer un entrenador y que no todos consiguen hacerlo. Sacó lo mejor de cada jugador. Él no eligió el plantel, sin embargo se mostró conforme con lo que recibía, no puso reparos, al contrario, llegó con un discurso motivador: "son todos unos fenómenos".

Su llegada fue un bálsamo para los jugadores. Lo aceptaron de entrada porque se convirtió en uno más del grupo. Se sintieron apoyados, respaldados, protegidos, mimados, y le respondieron con creces.

Este "su" Blooming no es fiel a la historia de los celestes, de la cual él formaba parte como jugador y, desde ayer, como entrenador. No es vistoso, que llene los ojos, pero no por ello deja de ser un campeón legítimo. Además, juga de acuerdo a las características de sus jugadores.

Seguramente Blooming jugará mejor el año que viene, quizá como él realmente quiere, porque podrá incorporar jugadores que ayuden a expresar lo que pretende de sus equipos en la cancha.
A algunos les podrá gustar más o menos como juegan sus equipos, pero nadie le puede discutir su éxito. Puede quedarse tranquilo, si al fin y al cabo cumplió el sueño del pibe y entró en la historia del club del cual es hincha.


* Foto Los Tiempos

CON MUCHA ALTURA

En silencio, con humildad y mucha fe. Así construyó Blooming, sus dirigentes, jugadores y dirigentes, su gran obra.
Hizo oídos sordos a los agravios que trataron de restarle legitimidad a su triunfo de local ante Bolívar, por un supuesto favoritismo arbitral. No respondió en los medios y se limitó a hacer lo suyo en la cancha.

Tampoco abrió el paraguas recurriendo a la dificultad que representa jugar en la altura para un equipo del llano, ni se acordó de que el árbitro Jordán tuvo una actuación polémica cuando cayó ante Aurora en la final del año pasado. No puso ningún tipo de excusas. Simplemente se dedicó a jugar.

No criticó el fallo del Tribunal de Justicia Deportiva que castigó a Leonel Reyes, de Bolívar, con un partido de suspensión, cuando pudo haberle dado por lo menos un par por ser reincidente, y le permitió ser de la partida en la revancha disputada anoche. Aceptó la determinación sin ver manos negras ni fantasmas rondando la final.
Jugó con alma y vida en la cancha del estadio Hernando Siles, disputó cada pelota como si fuese la última de su vida, con mucho temple y hombría, pero siempre con lealtad, sin mala intención.
Por todo esto, Blooming es un digno y legítimo campeón. Se impuso haciendo honor a su estirpe y tradición, fiel a su historia. Con mucha altura.

* Foto el Deber

¡PENTACAMPEÓN!

Felicidad se escribe con fe. Blooming puede dar fe de ello, valga la redundancia. La tuvo y es feliz. Gracias a esa confianza en si mismo rompió los pronósticos, consiguió el resultado que necesitaba, dejó en el camino a Bolívar y dio la vuelta olímpica en el estadio Hernando Siles de La Paz.
Esa fe inquebrantable que transmitía su entrenador, Copo Andrada, y manifestaba su presidente, Pimpo Bendeck, en todo momento, se hizo piel en los jugadores, le permitió ir superando obstáculos hasta consagrarse campeón boliviano por quinta vez en su historia.
Por esa razón pudo ganarle la pulseada a uno de los rivales a los que más le cuesta superar cuando juega de visitante y en un escenario donde también soportó los peores contrastes en su sexagenaria existencia.
Blooming dejó atrás las malas experiencias, se puso el overol porque el momento no estaba para el traje y la corbata, se hizo fuerte como grupo, acicateado por el optimismo de Andrada, se armó de coraje y fue en busca del título.
Andrada, consciente de que en la altura hay que dosificar energías y el local tiene casi siempre la iniciativa, preparó a su equipo para la lucha, armó un cerrojo defensivo para entorpecer el afán ofensivo de Bolívar, lo mentalizó para mantener el orden y no desesperarse ante el asedio constante. Todo le salió como lo planeó.
Hoy todo Blooming disfruta y grita a todo pulmón, con fuerza y legítimo orgullo: ¡pentacampeón!

* Foto Jornada.

martes, 20 de octubre de 2009

COPOS DE VANIDAD

Víctor Hugo Andrada sacó a relucir una faceta que no se le conocía, en el momento menos oportuno.
En un gesto que roza la vanidad y que contrasta con su imagen de hombre sencillo, expresó su malestar en varios medios porque algunos dirigentes de Blooming no le reconocen sus méritos pese a que puede consagrarse campeón hoy.
Sus declaraciones sorprendieron y generaron un clima enrarecido a horas de la revancha final, provocando además la reacción de la dirigencia, que le llamó la atención por ventilar cosas que por lo general se resuelven "puertas adentro".
El presidente de Blooming, Pimpo Bendeck, concurrió a la sede social donde entrena el plantel para pedirle explicaciones a Andrada y lograr que el ambiente siga siendo de lo mejor en un momento tan importante.
Andrada tendría que estar tranquilo por lo hecho con un equipo que estaba casi desahuciado. Nadie puede negar su éxito. Y les está ganando por goleada a quienes no creían en él. Sin embargo, no puede pretender que a todos les guste cómo juega Blooming bajo su mando. Una cosa son los resultados y otra la estética del juego.

* Ilustración del sitio de Caloi.

lunes, 19 de octubre de 2009

CON FE Y CON FIESTA

Los hinchas de Blooming llenaron las tribunas del estadio Tahuichi Aguilera llenos de fe y de optimismo, convirtiendo en una gran fiesta futbolera el primer encuentro de la final con Bolívar.
Alrededor de 40.000 espectadores colmaron las gradas, muchos de ellos cargados de bengalas de colores, serpentinas, papel picado y petardos (por momentos mal utilizados), además de la infaltable sirena que suena hace tres décadas en la tribuna de Preferencia cada vez que juega la Academia.
Fue más local que nunca.
Este Blooming no es un fiel exponente del repertorio futbolístico que le valió el mote de Academia, que tiene que ver con lo vistoso, sin embargo se ganó la confianza y el cariño de sus hinchas a punta de esfuerzo y entrega.

Ayer, la gente le hizo saber a Gustavo Quinteros, hoy en Bolívar, que lo recuerda y le agradece porque con él Blooming fue campeón en 2005. Lo hizo coreando su apellido cuando abandonaba la cancha por haber sido expulsado.
Pero, acto seguido, surgió desde las tribunas el "Coopiiito" "Coopiiito" para Víctor Hugo Andrada, en una muestra de afecto y también de agradecimiento por haber cambiado la suerte de Blooming.
Todo fue de Blooming. El triunfo, la gente, la fiesta y la bolsa. Todos contentos por eso, pero jugadores, cuerpo técnico, hinchas y dirigentes, dicen que van por más.

* Foto El Deber.

LE SOBRA CON LA ENTREGA

Blooming sigue al pie de la letra una de las máximas del fútbol que señalan que los partidos decisivos y las finales hay que ganarlas, así no se juegue bien.
Ayer le ganó el primer mano a mano a Bolívar y está un poco más cerca de la conquista del título del torneo Clausura, aunque para ello tendrá que vencer o empatar el miércoles cuando devuelva la visita.
Le alcanzó, como tantas otras veces y en especial en esta etapa decisiva del hexagonal, con esa destacable cuota de entrega y amor propio que tiene desde el momento en que Copo Andrada se hizo cargo del plantel.
A Blooming le cuesta ser vistoso y se complica solo por momentos porque tiene un problema enorme cada vez que la pelota está en su poder. No puede hilvanar tres pases seguidos, divide la pelota por la falta de precisión en las entregas, y se desgasta en ese afán de estar siempre detrás de una pelota que de a ratos le es más incontrolable que un conejo.
Pero Blooming sigue adelante pese a ese importante problema que le impide tener el manejo del partido en largos lapsos. Suple ese defecto convencido de que puede ganar con sus armas, con esas virtudes más cercanas a lo anímico que a lo táctico, que son determinantes a la hora de luchar en el campo, como la determinación, la confianza y el amor propio.
Bolívar, en los papeles, es un poco más futbolísticamente por su juego prolijo, atildado y ordenado, sin embargo no pudo imponer en la cancha esa superioridad ante un equipo que no se siente menos.
El brasileño Vieira concretó un penal que al ver en televisión no puede discutir, y después el cuadro de Andrada lo trabajó el partido. La fortuna le dio una mano en los pocos minutos, al comienzo de la segunda etapa, en que Bolívar inquieto y estuvo cerca de la igualdad estrellando un par de pelotas en los parantes.
Blooming no lo ganó de suerte, que quede claro. Pasó un par de sofocones que es distinto. Se impuso por su deseo de vencer. Le falta fútbol, es cierto, pero le sobra entrega. Con esa receta está cerca de su objetivo final.

* Foto El Deber.

sábado, 17 de octubre de 2009

UNA MARAVILLA DE GOL

Milton Melgar, llamado en aquellos tiempos "Maravilla" por su fútbol exquisito, autor del gol del título para Blooming ante Bolívar la tarde del 30 diciembre en el estadio Félix Capriles, tiene fresco el recuerdo de ese momento histórico para los celestes.

En una entrevista del diario paceño La Razón, rememoró los hechos:

¿Cómo recuerda esa tarde?
Es un momento inolvidable en mi carrera deportiva, ya que fue el primer campeonato que conseguí en la Liga con Blooming.

¿Y el gol?
Fue marcado en los últimos minutos del partido, cuando todos presumían que venían los penales.

¿Se acuerda de la jugada?
Perfectamente. Noro (Miguel) roba una pelota por el lateral izquierdo y se la pasa a Silvio Rojas que me la toca en tres cuartos de cancha. Tenía un gran callejón para avanzar, me acomodé y le pegué un zapatazo impresionante que fue a parar al ángulo.

¿Se tenía fe en el remate?
Lo que pasa es que antes del gol, Battaglia quedó golpeado y el momento que tomé la pelota pensé en esa situación y saqué el disparo de unos 45 metros.

* Foto miltonmelgar.com

VEINTICINCO AÑOS DESPUÉS


A un cuarto de siglo del zapatazo de Milton Melgar, Blooming y Bolívar volverán a encontrarse mañana en una final.
Fue el 30 de diciembre de 1984 cuando "Maravilla" Melgar sorprendió con un derechazo desde fuera del área que se metió en un ángulo del arco defendido por el golero paraguayo Battaglia, rompiendo la paridad de un encuentro parejo. Blooming lograba su primer título nacional ante un Bolívar que buscaba su cuarta conquista.
Era el partido extra jugado en el estadio Félix Capriles de Cochabamba, tras sendas victorias de uno y otro como local. Blooming venció 4-3 en Santa Cruz y Bolívar se impuso en La Paz 6-3, luego de ir perdiendo por 1-3.

Blooming alineó aquella tarde con Remberto Arispe, Iver Valladares (Andrés Gallardo), Miguel Noro, Néstor Vaca, Rolando Coimbra, Jhonny Herrera (fallecido), Roly Paniagua, Milton Melgar, Juan Carlos Sánchez, Édgar Castillo y Silvio Rojas (David Paniagua). DT Raúl Pino.
Bolívar formó con Jorge Battaglia, César Enríquez, Ricardo Fontana, Rigoberto Cuevas, Erwin Céspedes, Ricardo Almeyda, Francisco Bonilla (Francisco Takeo), Carlos Borja, Víctor Martínez, Erwin Romero y Fernando Salinas. DT Andrés Prieto.

* Con datos de La Razón.

HAY QUE RENOVAR ILUSIONES

Final de las eliminatorias para Bolivia con resultado conocido. Es tiempo de volver a empezar, de tomar nuevos rumbos, de intentar cambiar el negativo presente por un futuro mejor. Sin embargo, nada de eso parece estar en los planes de los dirigentes de la Federación Boliviana de Fútbol.
La FBF está amarrada a un contrato que firmó con Erwin Sánchez, inexplicablemente, hasta mediados del próximo año, a sabiendas que el proyecto Sudáfrica 2010 podría quedar trunco en esta época. Por lo visto, el entrenador no piensa renunciar y a la FBF no le queda otra que respetar lo acordado.
Lo correcto hubiese sido que se acuerde un contrato por las eliminatorias con una cláusula de extensión en caso de que Bolivia clasifique al Mundial, para que de lo contrario tenga la libertad de elegir la continuidad o el cambio, una vez concluida su participación.
La FBF no ha sido clara sobre lo que piensa a futuro, si contará con Sánchez por cuatro años más o si lo cambiará cuando concluya el contrato, a mediados del próximo año. No lo echaron pero tampoco demuestran mucho interés en que siga.
Los resultados no ayudan a que continúe en el cargo. Bolivia fue novena entre diez equipos. Si las derrotas siguen siendo más que las victorias su permanencia será insostenible en un plazo muy corto y, por ende, una pérdida de tiempo.
Sin embargo, los dirigentes ya le ofrecieron casi una decena de partidos amistosos para la Selección en el primer semestre del próximo año, seguramente como sparring de los seleccionados que viajarán a Sudáfrica.
Si Sánchez se va o no le renuevan el contrato después de la serie de amistosos, se habrán tirado por la borda encuentros que permitirían a un nuevo cuerpo técnico empezar a armar un nuevo seleccionado. Y Bolivia no está para esos derroches.
Pretender más de lo mismo es un error si tenemos en cuenta que a Erwin Sánchez se le acabó el crédito. Una pena por "Platiní", pero así es el fútbol. Bolivia necesita renovar esperanzas e ilusiones, y eso sólo se logra con un cambio, si no, todo será más de lo mismo. No se puede vivir con la frente marchita.

* Foto losandes.com

jueves, 15 de octubre de 2009

BOLIVIA, FIEL A SÍ MISMA

Hoy una promesa, mañana una traición. Así transcurrieron las eliminatorias para la Selección de Bolivia. Los dos últimos partidos resumen la campaña y reflejan lo apuntado. Un triunfo ante Brasil y una derrota frente a Perú.
Fecha tras fecha fue ocurriendo lo mismo. Después de cada victoria alentadora, a la vuelta de la esquina aguardaba una caída que mataba de un golpe la ilusión de un porvenir mejor. Víctima de un conformismo, una carencia de ambición que aniquila cualquier posibilidad de progreso.
El encuentro con Perú mostró la mentalidad (negativa) de este seleccionado boliviano. Sin nada que perder, con todo definido, ya que el resultado no incidiría siquiera en su ubicación en la tabla de posiciones, fue a Lima con una actitud especulativa.
Arriesgando poco y cuidándose mucho, Bolivia no consiguió casi nada en sus actuaciones de visitante. Sólo aquel empate sin goles ante un desconocido Brasil, que no encontraba un rumbo definido en las eliminatorias.
Final triste y descolorido para un equipo verde que no terminó de madurar nunca.

* Foto El Deber.

BIELSA, MARCA REGISTRADA

Chile cerró las eliminatorias a toda orquesta. Referirse a la importancia de Marcelo Bielsa en la gran campaña del seleccionado mapochino sería caer en la redundancia. Mejor repasar el pensamiento futbolístico del entrenador argentino admirado y elogiado por propios y extraños, así aprendemos un poco.

“Yo no concibo el fútbol sin protagonismo. Tengo una atracción exagerada por la victoria. Y el protagonismo es el mejor camino para acercarse a ella. Mi intención siempre es ser protagonista. Creo en eso, me hace sentir seguro. Es más, me siento muy incómodo con la especulación. Desconfío porque la especulación siempre me defraudó, me golpeó. Jamás pensaría un partido especulatativo, no protagónico y que el equipo no tenga el objetivo de situarse en el campo contrario. En cualquier cancha y frente a cualquier rival. Hay un empalme más armónico entre la pretensión y la posibilidad. Creo en los líderes, son indispensables porque todos necesitamos ser conducidos. Los momentos difíciles exigen una figura referencial.”

"Un buen entrenador debe acercar a sus jugadores a su máximo potencial, o descubrirlo. Esa es su principal función, y la que debe ocuparlo todos los días en su trabajo cotidiano." "El modelo ajeno que más me gusta es el Ajax de Louis Van Gaal. Es decir, un equipo con flexibilidad para componer sus líneas de acuerdo a las exigencias del planteo del rival, en el momento de la recuperación. Además, a mí me interesa que el equipo tenga un proyecto propio e independiente en ofensiva."

"No permitan que el fracaso les deteriore la autoestima. Cuando ganás, el mensaje de admiración es tan confuso, te estimula tanto el amor hacia uno mismo y eso deforma tanto. Y cuando perdés sucede todo lo contrario, hay una tendencia morbosa a desprestigiarte, a ofenderte, sólo porque perdiste. En cualquier tarea se puede ganar o perder, lo importante es la nobleza de los recursos utilizados, eso sí es lo importante; lo importante es el tránsito, la dignidad con que recorrí el camino en la búsqueda del objetivo. Lo otro es cuento para vendernos una realidad que no es tal."


"Nunca me dejé tentar por los elogios. Los elogios en el fútbol son de una hipocresía absoluta. El fútbol está concebido así, tiene que haber o una gran alegría o una gran tristeza. Derrota o victoria, sangre o aplauso son valores muy caros al ser humano. Entonces, en el fracaso sufro mucho la injusticia del trato, no logré nunca dominar eso. Siempre sufro mucho cuando perdemos y cuando soy maltratado, pero sí logré no creerme la duración del éxito. Como no se revisa por qué ganaste, da lo mismo, te adulan por haber ganado no porque mereciste ganar, por el recurso por el que ganaste, entonces tuve claro siempre que esa franela, porque ése es el término, es impostora."
"El futbolista, como todo ser humano enfrentado a la alta competencia, tiene lo que llamamos temor escénico. ¿Y cómo se neutraliza? Con la mecanización, haciendo algo que está preestablecido, practicado muchas veces, con un mínimo margen de error. La responsabilidad del fracaso ya no es del jugador porque, claro, lo practicamos mil veces en la semana y no resultó. ¿De quién es la culpa? Del entrenador, de los ejecutantes y, en el fondo, de nadie. No salió sencillamente. Por eso yo odio la mecanización, porque elimina responsabilidades. Yo quiero equipos ordenados, y no mecanizados, donde se respeten algunas posiciones y donde, escuchá bien porque éste es uno de los grandes secretos del fútbol, podamos desmarcarnos y luego volver rápidamente a marcar".

"Yo siempre les digo a los muchachos que el fútbol para nosotros es movimiento, desplazamiento. Que hay que estar siempre corriendo. A cualquier jugador, y en cualquier circunstancia, le encuentro un motivo para estar corriendo. En el fútbol no existe circunstancia alguna, escuchame bien, no existe motivo alguno para que un jugador esté parado en la cancha. (...) Yo soy docente, profesor de educación física. Fui un futbolista frustrado y fracasado. Tras jugar cuatro o cinco partidos en la primera de Newell's me di cuenta de que no podía ser futbolista de nivel. Me propuse entonces ser un entrenador de nivel. Y para lograrlo comprendí que el primer paso era convertirme en un especialista de la educación física, porque esa es la especialidad que se ocupa del movimiento del cuerpo humano. Sabía que en ese aspecto radicaba todo el secreto del fútbol. No tengo ninguna aspiración docente, porque no me interesa nada de la educación física que no sea estar mejor preparado para formar futbolistas. Estudié cinco años de fisiología para entender la conducta del cuerpo, desde la óptica de la medicina".

* Material tomado de frasesbielsistas
** Ilustración de revista El Sábado de El Mercurio


ARGENTINA NO LO MERECE

Bien por Argentina y por los amantes del fútbol que haya clasificado a Sudáfrica 2010. Un país con tanta riqueza futbolística no puede estar ausente en un Mundial. Por suerte (muuucha suerte) se aseguró una plaza sin tener que jugar el repechaje.
Mal por Argentina que tenga a un personaje como Diego Maradona como director técnico y líder de grupo. No le hace nada bien que una persona malcriada, grosera, prepotente, farsante, soberbia e intolerante, sea su imagen futbolística. Es lo peor que le puede pasar.
No merece tener al frente a alguien así, que genera anticuerpos y vergüenza ajena, incluso en gente como yo que ni siquiera soy argentino, que simplemente es un admirador del fútbol argentino desde que tiene uso de razón.
Bien por Messi que le hubiese ganado a Uruguay, porque el fútbol tendrá a su mejor exponente en el Mundial. Argentina tiene la suerte de contar con él, aunque muchos lo critiquen por no solucionar los problemas de un equipo que no funciona como tal.
Nadie se acuerda que, a su edad, Maradona tampoco era el salvador de Argentina. No lo fue en el Mundialito de Uruguay ni en el Mundial de España 82 y recién descolló cerca de los 26 años en México, tras unas eliminatorias en las que su actuación fue irregular y en las que la figura terminó siendo Passarella.
Argentina clasificó sufriendo, como era de esperar por su paupérrimo nivel de juego, ante un Uruguay que defraudó en la prueba final por su falta de creación en el mediocampo y su torpeza en el trato de pelota.
Maradona volvió al pedestal al que lo subió el periodismo hace mucho tiempo y desde ahí disparó contra los propios periodistas. En realidad, volvió a su estado natural: prepotente, arrogante, soberbio y mal educado.
Qué lastima, Argentina no lo merece.

* Foto nación.com

martes, 13 de octubre de 2009

DE CHECHELEV A ORTUBÉ


Tarde de domingo del 10 de agosto de 1969, en La Paz. Bolivia y Perú juegan en el marco de las eliminatorias del Mundial México 70. Uno de los encuentros que siempre se recuerda cada vez que se miden bolivianos y peruanos.
Bolivia contaba con un buen equipo, integrado por varios argentinos naturalizados, pero enfrente tenía un excelente rival, con jugadores de gran jerarquía.
Aquel día, Ramiro Blacut fue la figura, el Tanque Díaz convirtió el empate transitorio tras el gol de Challe y Chumpitaz se ganó incluso una cueca ("Chumpitaz, negro bandido...") al anotar un autogol que le dio el triunfo al seleccionado boliviano.
Para los peruanos el gran culpable de aquella derrota fue el árbitro ruso Chechelev, que anuló a Gallardo el 2 a 2, sin razón alguna. El partido tuvo incidentes a raíz del fallo arbitral y Chechelev recibió un cabezazo de Challe, pero expulsó a Mifflin.
Según algunos periodistas peruanos, encontraron muchos años después a Chechelev en Colombia, y cuando le preguntaron cuánto había recibido de Bolivia para cometer "el robo", les contestó: "no fueron los bolivianos los que pagaron, fueron los argentinos...La cifra es un secreto".
Al final, Perú clasificó al Mundial de México porque le ganó a Bolivia y Argentina en Lima e igualó en Buenos Aires.
Por eso no sorprende que los peruanos culpen al boliviano Marcelo Ortubé por la derrota de Perú ante Argentina hace unos días. Siempre se sienten perjudicados por los árbitros. Aunque en esta ocasión estamos de acuerdo en que Ortubé debió anular el gol de Palermo.

* Foto de arkivperú

UN DUELO CON HISTORIA

Perú y Bolivia empezaron a jugar en 1927 por el viejo campeonato Sudamericano, hoy llamado Copa América.
Han disputado 39 encuentros
y Bolivia sólo le ganó tres veces en condición de visitante: en 1953 por un Sudamericano, en 1989 por las eliminatorias y en 1996 en un amistoso.
El primer triunfo boliviano fue el 22 de febrero de 1953, en el estadio Nacional de Lima, ante 50.000 espectadores.
Síntesis del histórico encuentro
Bolivia:
Eduardo "Chembo" Gutiérrez - González, Bustamante - Cabrera, Santos, Vargas - Brown, Mena, Ugarte, López, Alcón. DT: César Vicino.
PERÚ: Asca - Brush, Delgado - Goyeneche (Villamares),
Heredia, Calderón - Navarrete, Drago, Castillo (Reyes),
Barbadillo (Bassa), Torres. DT: William Cook (ENG)- Ángel Fernández.
Gol: Víctor Agustín Ugarte 53m.
Árbitro: George Rhoden (Inglaterra).

La foto corresponde al partido en La Paz, en 1969, que ganó Bolivia 2-1. El Tanque Díaz anota el primer tanto
del cuadro nacional.


ESTADÍSTICAS
1. 13.11.27  Lima               Perú - Bolivia    3-2   Copa América
2. 14.08.38 Bogotá Perú - Bolivia 3-0 Juegos Bolivarianos
3. 27.12.47 Guayaquil Perú - Bolivia 2-0 Copa América
4. 27.04.49 Santos Perú - Bolivia 3-0 Copa América
5. 22.02.53 Lima Perú - Bolivia 0-1 Copa América
6. 29.03.59 Buenos Aires Perú - Bolivia 0-0 Copa América
7. 21.03.63 La Paz Perú - Bolivia 2-3 Copa América
8. 10.08.69 La Paz Perú - Bolivia 1-2 Eliminatorias
9. 17.08.69 Lima Perú - Bolivia 3-0 Eliminatorias
10. 11.06.72 Curitiba Perú - Bolivia 3-0 Mini Copa
11. 24.03.73 Lima Perú - Bolivia 2-0 Amistoso
12. 15.07.73 La Paz Perú - Bolivia 0-2 Amistoso
13. 27.07.75 Oruro Perú - Bolivia 1-0 Copa América
14. 07.08.75 Lima Perú - Bolivia 3-1 Copa América
15. 17.07.77 Cali Perú - Bolivia 5-0 Eliminatorias
16. 21.08.83 La Paz Perú - Bolivia 1-1 Copa América
17. 04.09.83 Lima Perú - Bolivia 2-1 Copa América
18. 17.02.85 Lima Perú - Bolivia 3-0 Amistoso
19. 01.05.85 Santa Cruz Perú - Bolivia 0-0 Amistoso
20. 20.08.89 La Paz Perú - Bolivia 1-2 Eliminatorias
21. 10.09-89 Lima Perú - Bolivia 1-2 Eliminatorias
22. 06.06.93 Lima Perú - Bolivia 1-0 Amistoso
23. 08.06.94 Santa Cruz Perú - Bolivia 0-0 Amistoso
24. 01.07.95 Lima Perú - Bolivia 4-1 Amistoso
25. 11.02.96 Lima Perú - Bolivia 1-3 Amistoso
26. 07.03.96 Santa Cruz Perú - Bolivia 0-2 Amistoso
27. 01.09.96 La Paz Perú - Bolivia 0-0 Eliminatorias
28. 15.06.97 La Paz Perú - Bolivia 0-2 Copa América
29. 06.07.97 Lima Perú - Bolivia 2-1 Eliminatorias
30. 02.07.99 Asunción Perú - Bolivia 1-0 Copa América
31. 08.10.00 La Paz Perú - Bolivia 0-1 Eliminatorias
32. 14.11.01 Lima Perú - Bolivia 1-1 Eliminatorias
33. 06.07.04 Lima Perú – Bolivia 2-2 Copa América
34. 09.10.04 La Paz Perú – Bolivia 0-1 Eliminatorias
35. 12.10.05 Tacna Perú - Bolivia 4-1 Eliminatorias
36.03/07/07 Mérida Perú - Bolivia 2-2 Copa América
37.13/09/07 Lima Perú - Bolivia 2-0 Amistoso
38.06/02/08 La Paz Perú - Bolivia 1-2 Amistoso
39.11/10/08 La Paz Perú - Bolivia 0-3 Eliminatorias

lunes, 12 de octubre de 2009

CON LOS GRANDES SE AGRANDA

Bolivia es un equipo chico que se agranda con los grandes y se achica con los chicos. Lo volvió a demostrar ayer ante Brasil, en lo que fue su despedida actuando en el Hernando Siles en estas eliminatorias.
En La Paz derrotó a Paraguay cuando el cuadro albirrojo atravesaba su mejor momento, igualó con Uruguay, vapuleó a la Argentina con una goleada histórica y se impuso a Brasil. Sin embargo, cayó con Chile, Venezuela, Ecuador, y tampoco le pudo ganar a Colombia.

Esa inveterable y nociva irregularidad jugando de local marcaron al seleccionado boliviano en esta campaña de la previa del Mundial de Sudáfrica y lo dejaron fuera de competencia con varias fechas por delante.

Está demostrado que el futbolista boliviana saca un plus cada vez que enfrenta a seleccionados considerados superiores, se motiva, juega sus mejores partidos y consigue resultados favorables. En esta ocasión también sacó ventaja de enfrentar a un scratch sin todas sus figuras.

Brasil, como otras veces, sufrió con Bolivia. No pudo conservar un invicto de 19 partidos y acabó derrotado por un equipo boliviano que contó el aporte decisivo de Olivares, Martins y Arce.
El premio de consuelo para el seleccionado nacional en esta nueva frustración futbolera es haberle ganado a las selecciones poderosas y haber relegado a Perú al último lugar en la tabla de posiciones.

SÍNTESIS

BOLIVIA: Carlos Arias, Wilder Zabala, Ronald Rivero, Ronald Raldes, Ignacio García, Leonel Reyes, Edgar Olivares, Helmut Gutiérrez, Abdón Reyes (Joselito Vaca, 72), Marcelo Martins (Ricardo Pedriel, 79) y Juan Carlos Arce (Danner Pachi, 77).

BRASIL: Julio César, Maicon, Luizao, Miranda, André Santos (Elano, 65); Josué, Ramírez, Diego Souza (Alex, 45), Daniel Alves; Adriano (Diego Tardelli, 45) y Nilmar.

ARBITRO: Pablo Pozo (Chile).


* Foto elnuevoherald.com

domingo, 11 de octubre de 2009

LA INEXPLICABLE ARGENTINA

A la selección Argentina le sobran jugadores pero le falta un equipo. Por eso sigue sufriendo tanto para clasificar al Mundial 2010.
Ayer vivió un nuevo suplicio, esta vez frente a Perú, convertido de tanto en tanto en una de sus pesadillas en las eliminatorias mundialistas.

Lo salvó sobre la hora Martín Palermo y esa suerte casi sobrenatural que tiene para quedarse con pelotas perdidas, colaborado por la vista gorda del árbitro boliviano Marcelo Ortubé y uno de sus jueces de línea, que convalidaron una jugada que debió ser invalidada por posición adelantada.

El gol agónico de Palermo dejó a Argentina en zona de clasificación directa, aunque dependiendo del partido del miércoles ante Uruguay, en Montevideo, y de la suerte de Ecuador frente a Chile.

Como Diego Maradona los decepciona una y otra vez, un sector del público rioplatense y del periodismo deportivo argentino, tan propenso a las idolatrías, ahora se aferra a quien empiezan a ubicar más allá del bien y del mal, a Martín Palermo.


* Foto de La Nación

UN CHILE ENVIDIABLE


Chile eligio bien, apostó fuerte y la recompensa obtenida es muy alta. Contrató a Marcelo Bielsa, destinó una suma importante en él y recuperó con creces lo invertido. Vive, un presente envidiable y un futuro promisorio. Gran parte de ello se lo debe al entrenador argentino, no cabe duda.
Los dividendos superan las expectativas de los chilenos más optimistas: una plaza asegurada en el Campeonato Mundial de Sudáfrica con la eliminatoria en juego, un fútbol admirado y elogiado por su vitalidad, un estilo definido que lo aplica en cualquier cancha, y triunfos en escenarios donde nunca los había conseguido.

Bielsa le cambió la cara y el espíritu al seleccionado chileno. Lo convirtió en un equipo vital, agresivo, veloz, solidario, ofensivo, ambicioso, protagonista en cualquier reducto.
El gran triunfo ante Colombia como visitante es una muestra de ello. Empezó perdiendo y terminó goleando ante un rival que se jugaba la chance de seguir en carrera al Mundial 2010. Le ganó, lo eliminó y
clasificó.


* Tapa del suplemente deportivo del diario El Mercurio

viernes, 9 de octubre de 2009

DÉCADA DEL 60, LLEGA EL PROFESIONALISMO

La década de los 60 arrancó con la pérdida de categoría de Florida y la llegada del popular Destroyers a la élite del incipiente fútbol cruceño, una vez puesta en vigencia los ascensos y descensos.
Ferro Oriente se consagró campeón dejando atrás a Petrolero, Blooming, Juniors, Aviación y Comercio, y al benjamín Máquina Vieja, como se lo llamaba a Destroyers por el barrio donde nació.
Fueron los años de la irrupción consagratoria de un Petrolero que empezó a ser más conocido como Oriente Petrolero, y que se quedó con los campeonatos de 1961 y 1962.
El 1963, Blooming toma la posta y obtiene el título, año en el que logra el ascenso otro de los clubes de mucha simpatía, Real Santa Cruz, que, con apenas tres años de vida, ocupa el lugar del descendido Comercio.
A mediados de esta década, en 1965, se produce un cambio significativo, importante, en el por entonces modesto fútbol cruceño, porque se convierte en "profesional". La categoría principal, denominada Primera de Honor, contaba con Oriente Petrolero, Destroyers, Blooming, Universidad, Real Santa Cruz y Guabirá.
La Máquina Vieja arrasa en 1965 y 1966, con un plantel memorable integrado por Pelusa Reynoso, los paraguayos Eladio Núñez y Heredia, Rojas, Hugo Suárez, García, Segovia, Paredes, Ardaya, Melitón Rosales, Rivero, el brasileño Gerson, Insaurralde, Tito Melgar, Chiqui Herrera y el paraguayo Dionisio Amarilla.
Oriente Petrolero empieza a armar equipos poderosos y se consagra campeón en 1967, 1969 y 1970. Blooming se interpuso en 1968.
Santa Cruz empezaba a cambiar y su fútbol también. Los clubes cruceños eran animadores de los campeonatos nacionales y pronto llegarían los éxitos.

* Real Santa Cruz, década del 60. (Foto de José Carranza)

miércoles, 7 de octubre de 2009

EL AVERNO DEL DIABLO

Marco Antonio Etcheverry asumió ayer como director técnico de Oriente Petrolero, dando inicio a una nueva etapa en la entidad albiverde tras el paso sin éxito del entrenador argentino Pablo "Vitamina" Sánchez.
Si la experiencia del Diablo será larga o corta, sólo Dios sabe. Sánchez se hizo cargo del equipo refinero con la ilusión y la intención de tener una gestión más o menos duradera, lo mismo que en su momento Buenaventura Ferreira y Tucho Antelo, y terminaron yéndose antes de lo previsto porque no los acompañaron los buenos resultados.

Etcheverry llega a un club con urgencias, que viene de fracaso en fracaso, y que últimamente dejó escapar dos torneos seguidos que parecían estar al alcance de la mano, con el plus negativo de no haber podido ganar los clásicos clave ante Blooming, el último con una derrota que caló hondo, provocando el adiós de "Vitamina" y su posterior arribo. Por todo esto, no sobra la paciencia, los plazos son cada vez más cortos, y mayores las exigencias.

La apuesta de los dirigentes de Oriente es arriesgada, ya que en su pasado como entrenador sólo muestra una corta experiencia al frente del Aucas de Ecuador y su paso por el seleccionado cruceño Sub-18, con el que obtuvo el título nacional el mes pasado.
Ahí está el Diablo, en un ambiente similar al averno, caliente, en el que se puede quemar cualquiera. El tiempo dirá si salió indemne o terminó sus antecesores.

* Ilustración tomada de revistalamalapalabra.blogspot

¿EL MEJOR PARA QUIÉN?

La Liga del Fútbol Profesional Boliviano empezó a recibir presiones con miras al sistema de campeonato de la próxima temporada.
Desde hace un tiempo se disputan tres torneos por año: un Apertura con la modalidad todos contra todos, un Clausura por series que tiene un hexagonal final, y un Play Off, con eliminación directa.
El club Bolívar, a través de su presidente Guido Loayza, es el primero en oponerse a este tipo de campeonato y pretende que se jueguen dos "todos contra todos" porque lo considera "el mejor sistema", y, si hay tiempo, el Play Off.
A esta iniciativa, se sumó con mucha anticipación el presidente de la Liga, Mauricio Méndez, aún sin saber si continuará en el cargo porque su club, Wilstermann, está en riesgo de descenso (si pierde la categoría, él pierde el cargo). Una jugada con un claro tinte político sin duda, con la intención de ganarse el respaldo de un club fuerte pensando en su futuro, puesto que el titular de una entidad tendría primero que escuchar a quienes representa y luego brindar su aporte.
Lo que habría que preguntarles a Guido Loayza y a Méndez es, ¿para quién es el mejor sistema todos contra todos? Seguramente para los clubes occidentales, porque si hay un sistema complicado para los clubes orientales es el "todos contra todos", porque deben disputar el ochenta por ciento de sus partidos a más de 2.000 metros de altura, con la desventaja que ello representa.
Bolivia tiene una geografía diferente a la del resto de los países sudamericanos, por eso existe la necesidad de elegir sistemas de campeonatos que sean lo más equitativos posible, y el sistema por series equilibra un poco más las cosas.

Por lo tanto, la Liga debe tomar en cuenta todos los detalles y no sólo actuar de acuerdo al interés de algunos clubes y bajo la presión de Fabol, que pretende que sus afiliados estén en actividad el mayor tiempo posible.
La Liga debería tener un calendario largo, pero atendiendo el interés de todos y tratando de ser lo más equitativa posible.

Ilustración de la página de Mordillo.

martes, 6 de octubre de 2009

LA PRIMERA VEZ

El 20 de julio de 1930, Bolivia enfrenta a Brasil en su segunda presentación en el Mundial de 1930 y pierde por 4-0. Había caído en el debú ante la ex Yugoslavia por el mismo marcador.
El encuentro se disputó en el estadio Centenario de Montevideo ante 15.000 espectadores y con el arbitraje del francés Georges Balway.

Bolivia formó con Jesús Bermúdez, Segundo Durandal, Casiano Chavarría, Renato Sáenz, Diógenes Lara, Balderrama, Eduardo Reyes Ortiz, Bustamante, Rafaél Méndez, Mario Alborta y René Fernández.

Brasil alineó a Velloso, Gervasoni, Oliveira, Fonseca, Dos Santos, Giudicelli, Menezes, Queiroz, Leite, Neto y Visintainer.
Goles: Visintainer (2) y Neto (2).

LOS DUELOS CON EL SCRATCH

El primer encuentro que disputaron las selecciones de Bolivia y Brasil fue en el Mundial 1930, celebrado en Montevideo, Uruguay. El scratch se impuso por 4-0.
Se midieron por última vez en septiembre del año pasado, en Rio de Janeiro, y hubo sorpresa, porque el partido terminó igualado sin goles.
Partido    Fecha              Sede                 Resultado                
1. 22/7/1930 Montevideo Brasil 4/0 Bolivia
2. 28/1/1945 Santiago Brasil 2/0 Bolivia
3. 16/1/1946 Buenos Aires Brasil 3/0 Bolivia
4. 10/4/1949 São Paulo Brasil 10/1 Bolivia
5. 1/3/1953 Lima Brasil 8/1 Bolivia
6. 21/3/1959 Buenos Aires Brasil 4/2 Bolivia
7. 31/3/1963 Cochabamba Bolivia 5/4 Brasil
8. 27/5/1973 Rio de Janeiro Brasil 5/0 Bolivia
9. 14/7/1977 Cali Brasil 8/0 Bolivia
10. 26/7/1979 La Paz Bolivia 2/1 Brasil
11. 16/8/1979 São Paulo Brasil 2/0 Bolivia
12. 22/2/1981 La Paz Bolivia 1/2 Brasil
13. 22/3/1981 Rio de Janeiro Brasil 3/1 Bolivia
14. 2/6/1985 Santa Cruz Bolivia 0/2 Brasil
15. 30/6/1985 São Paulo Brasil 1/1 Bolivia
16. 9/7/1991 Viña del Mar Brasil 2/1 Bolivia
17. 25/7/1993 La Paz Bolivia 2/0 Brasil
18. 29/8/1993 Recife- Brasil 6/0 Bolivia
19. 29/6/1997 La Paz Bolivia 1/3 Brasil
20. 3/10/2000 Río de Janeiro Brasil 5/0 Bolivia
21. 7/11/2001 La Paz Bolivia 3/1 Brasil
22. 31/1/2002 Goiânia Brasil 6/0 Bolivia
23. 5/9/2004 Sao Paulo Brasil 3/1 Bolivia
24. 9/9/2005 La Paz Bolivia 1/1 Brasil
25. 9/9/2008 Rio de Janeiro Brasil 0/0 Bolivia



sábado, 3 de octubre de 2009

DESPUÉS DE LA RESACA

Blooming tendrá que dar vuelta a la página si pretende un final inolvidable en esta temporada. Deberá ponerle fin a la fiesta que generó el haber eliminado a Oriente Petrolero y empezar a pensar seriamente en Bolívar.
El receso por las eliminatorias le cae bien a Víctor Hugo Andrada en este momento. Así podrá recuperar a sus lesionados y hacerles un lavado de cabeza a sus jugadores, desintoxicarlos de la euforia ganadora, ubicarlos en la realidad, mentalizarlos
y ayudarlos a reavivar el hambre de triunfo.
Después de una gran victoria viene un aflojamiento. Ese es el mayor riesgo que confronta la Academia tras su resonante triunfo ante Oriente. La euforia ganadora a la que hacemos referencia puede generar conformismo y hacer perder de vista el objetivo principal, que es el título.
Blooming no es más que Bolívar en este momento. Tampoco juega mejor que el cuadro paceño. Sin embargo, está en condiciones de ganarle. Para ello tendrá que recuperar la humildad, ser consciente de sus limitaciones, reconocer que no le sobra mucho en cuanto a juego, y confiar a muerte en sus armas.
Hoy está más para la lucha que para los lujos, para el fútbol de sacrificio que para el fútbol vistoso. Su historia seguramente le exige otro tipo de juego, pero su realidad es esta. Sin embargo, le alcanzó para llegar donde está.
Algo queda claro. A esta altura del campeonato, podrá faltarle fútbol, pero no le puede faltar ambición.

POR LA PUERTA CHICA

Pablo Sánchez fue echado de Oriente Petrolero. Los dirigentes albiverdes no soportaron la derrota ante Blooming que les impidió llegar a la final y por ese motivo decidieron poner fin al ciclo del entrenador argentino.
Sánchez será, dentro de poco, uno de los tantos entrenadores extranjeros que dirigieron a Oriente con más pena que gloria. No pudo sacarlo campeón en el Apertura pese a la gran levantada en la segunda rueda y en el Clausura tampoco tuvo un final feliz.
Bajo su mando, en el Apertura, Oriente tuvo una mala primera rueda, una notable mejoría en la segunda, que hizo que muchos lo consideraran el mejor equipo, pero se cayó en los tres últimos partidos y acabó tercero. En el Clausura, nunca jugó bien ni mostró la ambición ganadora del anterior certamen.
Los integrantes del plantel, numeroso e importante para el medio, no mantuvo una regularidad. Sus principales integrantes fueron muy irregulares, de ahí los altibajos. Mal al comienzo, bien al final, en el primer semestre, y con un rendimiento mediocre en el segundo.
Algo que le jugó en contra a Vitamina y provocó el desencanto de hinchas y dirigentes, fueron sus decisiones a la hora de las variantes durante los partidos. Casi nunca compartían sus decisiones, aunque en algún momento haya acertado a pleno, como en el primero de los dos últimos clásicos, cuando incluyó a Alcides Peña y terminó siendo el héroe.
Pero sacar a Joselito Vaca es jugar con fuego por la simpatía y la fe que le tiene la gente. Lo hizo el miércoles, sustituyéndolo por Jasmani Campos, y aunque diga que el muchacho de Mapaizo le pidió el cambio, la decisión acabó mandándolo a la hoguera. Fue el acto final.
Los dirigentes dicen que Vitamina se va por la puerta grande, pero no es así, porque quien es despedido con o sin razón, no sale por la puerta grande, al contrario, se marcha por la puerta chica.

* Foto facetasdeportivastv.com

jueves, 1 de octubre de 2009

BRANDAO LES GANÓ A TODOS

Sí, el de anoche también fue el gran triunfo del brasileño Fabricio Brandao. Le ganó a todos quienes dudábamos de sus cualidades y su capacidad, imponiendo presencia y liderazgo en la zaga de Blooming.
Criticado al principio de año y reconocido hoy. El lungo zaguero de 27 años, que llegó desde la lejana Angola a principios de temporada, cambió las críticas por elogios conforme se fue adaptando al medio y al equipo celeste.
En silencio, con humildad, sin tomar a mal lo que se decía en contra de él, se ganó el corazón de la hinchada de Blooming y el reconocimiento del periodismo. Si algo le faltaba para despejar alguna duda sobre sus cualidades e importancia en la Academia, era una actuación como la de anoche, en el clásico ante Oriente Petrolero, en el que fue la figura.

Brandao impone presencia, respeto y, en algunos, temor, con su metro noventa y pico de estatura. No escatima la pierna fuerte, va con con decisión a cada pelota, y por arriba es dificil ganarle cuanda va a disputar los pelotazos frontales.
Anoche fue una verdadera muralla y un líder. Apuntaló a Blooming y frustró los planes de Oriente. El público celeste se lo agradeció con una ovación.

* Foto El Deber.

DESVITAMINIZADO

Esta vez, las decisiones de Vitamina Sánchez no le dieron el resultado esperado. El domingo todo le salió bien a la hora de los cambios. Anoche, no.
Si en aquella ocasión fue una decisión correcta la inclusión de Alcides Peña, a la postre héroe de la fecha por sus dos goles, en esta oportunidad no fue la mejor determinación sacar de la cancha a Joselito Vaca, al contrario.
Vitamina cambió Joselito por Jhasmani Campos cuando lo que necesitaba Oriente era un jugador de sus características para que ponga en su sitio las cosas, aclare las ideas y brinde tranquilidad en un momento de confusión, ansiedad y nerviosismo, como el que atravesaba cuando dejó la cancha.

Oriente perdió calidad de juego sin Vaca, y Campos se sumó al desconcierto general, lo mismo que Medina y Cabrera. Con todos a la carga y sin nadie que indique el camino correcto. Así fue el final albiverde.

EL PERSONAJE DE LA HISTORIETA

No es Súperman, no es Batman, no es Acquaman, es...¡Akerman!, el súper héroe de la Academia, quien cual Súper Ratón de la historieta, apareció otra vez para darle una mano a Blooming y meterlo en la final del hexagonal.
Blooming lo quería hace tiempo por su fama de goleador en Deportivo Morón, hasta que pudo traerlo en junio. Y Damián Akerman empezó a retribuir con goles importantes. Aportó en el triunfo ante Nacional Potosí que significó la clasificación; le dio el pase a semifinales frente a Real Potosí; el domingo anotó uno de los valiosos goles en el cotejo de ida con Oriente, y ayer el de la victoria. Casi nada.
Sin embargo, hay quienes lo critican porque falla goles "hechos" y porque se acelera demasiado con la pelota en los pies. Se equivoca, es cierto, pero nadie puede discutir la importancia que tiene en este presente de Blooming.
Anoche fue el atacante más punzante. Complicó con su velocidad y su permanente movimiento en todo el frente del ataque. Anotó el gol del triunfo y estuvo muy cerca del segundo. Por eso, en este número de la historieta de clásicos, tiene un papel principal, no secundario.

* Foto El Deber

LA REVANCHA ES DULCE

Era premio o castigo. Alegría o tristeza. Cal o arena. No había lugar al término medio. Uno se quedaría con toda la felicidad y el otro con toda la amargura. Y acabó siendo Blooming el favorecido en este juego que le deparó a Oriente la peor de las suertes.
La academia no tenía margen de error tras la caída del pasado domingo si quería seguir alimentando sueños de campeonato. Se equivocó un par de veces, sin embargo, tuvo ese algo de fortuna que se requiere para todo en la vida, y en el fútbol, claro, además de esfuerzo y voluntad, para alcanzar lo que uno se propone.
Blooming lo jugó el partido con sus armas, peleando en todos los sectores, consciente de que en este momento está más para la lucha que para el lucimiento, y que un gol era suficiente para avanzar y dejar fuera de competencia a su archirival.
Sufrió e hizo sufrir. Estuvo cerca del nocaut, pero al final fue quien dio el golpe de gracia a un Oriente que salió en ganador, con la ventaja de su triunfo dominical, y terminó desesperado, angustiado, desorientado y...amargado.
Así avanzó Blooming. Aprentando los dientes. No le sobró fútbol, pero su entrega fue desbordante. Con eso y el gol de Akerman le alcanzó para disfrutar del dulce sabor que tienen el triunfo y la venganza.

*Foto Los Tiempos.