viernes, 27 de julio de 2012

COMO EN LOS VIEJOS TIEMPOS

oriente____Asunción, un lugar donde Oriente Petrolero supo escribir una de sus páginas gloriosas de la Copa Libertadores de América, volvió a ser escenario de una alegría para los albiverdes, esta vez por la Copa Sudamericana.
Ahí donde derrotó al linajudo Olimpia por la vieja Copa, edición 1988, el onceno dirigido por Erwin Sánchez se impuso a Guaraní y quedó en ventaja para avanzar al segunda fase de la Sudamericana.
De aquellos goles del brasileño Carlos Da Silva para el 2-1 histórico a este tanto solitario del argentino Danilo Carando que le dio el triunfo a Oriente.
De aquel Celio Alves, técnico, talentoso, a otro Alves, Julio Felipe, brasileño también, muy hábil, que manejó los hilos de Oriente cuando hizo falta y gestor del gol de Carando.
Como dice la canción, “uno vuelve siempre, a los viejos sitios, donde amó la vida”. Oriente volvió a Asunción, un lugar que le trae lindos recuerdos, y se trajo más de medio boleto a la próxima fase de la Copa Sudamericana.