martes, 18 de diciembre de 2007

LA "V" DE LA VICTORIA

Las finales no hay que jugarlas bien, hay que ganarlas. San José cumplió aquel viejo axioma futbolero y se consagró campeón de la Liga del Fútbol Profesional, al superar a La Paz Fútbol Club. Se impuso por 1-0 y dio la vuelta olímpica en el vetusto estadio Jesús Bermúdez orureño, ante la algarabía de su gente.

El brasileño Alex Da Rosa, puntal del cuadro de la “V” azul, sacó el máximo provecho a una de las pocas ocasiones que tuvo el dueño de casa, definiendo con categoría. Colocó la pelota junto en el palo más lejano de su coterráneo Machado, desde un ángulo que cada vez se le cerraba más.

San José no tuvo un gran desempeño, es cierto, pero, a diferencia del cotejo de ida, en el que se quedó con nueve jugadores por las expulsiones de Gómez y Ribera, no perdió la calma y esperó su momento.

En cambio, La Paz, que en el balance de los dos partidos jugó mejor, se dejó llevar por los nervios en ambos encuentros (terminó con nueve en el 2-2 del Hernando Siles (Peña y Alaca), y con diez –Andaveris- en Oruro), y escapó esta gran oportunidad.

El equipo de Marco Ferrufino no quedará en la historia por el logro pero no por el juego, porque no fue una gran expresión como conjunto y se apoyó en las actuaciones sobresalientes de varios de sus jugadores importantes en momentos claves del torneo Clausura. Por ejemplo, Da Rosa aportó juego y goles, Daniel Vaca seguridad en el arco, Gómez temperamento a la hora de luchar, Mauricio Saucedo claridad y goles, Sandro Coelho experiencia en el sector que se lo requiera…y goles, Parada vitalidad en el lateral derecho, y el argentino Moyano, oportunismo.

San José, como en 1995, se consagró campeón. Fue un poco más regular que el resto y se quedó con el título. Mérito suficiente para sumar una nueva estrella. Oruro celebra, ¡Salud, campeón!



QUE EL ÉXITO NO EMBORRACHE

Una lectura de la realidad del fútbol boliviano al finalizar el año. El título del torneo Clausura lo disputaron dos equipos que se armaron con jugadores que, en su mayoría, fueron descartados por los equipos grandes. Varios de ellos, que rondan los treinta años, perdieron su espacio por motivos de indisciplina.

San José y La Paz Fútbol Club eligieron dentro de sus posibilidades y no tienen la culpa de nada. Tampoco los jugadores que integran ambos planteles tienen responsabilidad alguna sobre ello.

Este hecho demuestra, lamentablemente, el pobre nivel de competencia que tiene el fútbol boliviano desde hace mucho tiempo. No existe jerarquía, la renovación es muy lenta y casi a cuentagotas.

Sin embargo, algunos periodistas, campeones para subirse al carro ganador, aduladores del éxito en extremo, embobados y embriagados por el triunfo santo, se animan a sugerir y hasta exigir al cuerpo técnico de la Selección nacional que convoque a más jugadores de los equipos finalistas para afrontar los próximos compromisos internacionales.

Los oportunistas de turno tendrían que recordar que una cosa es la competencia interna y otra la externa. San José y La Paz no tienen más de cuatro jugadores para darles una chance en la Selección mayor. Esa es la verdad.

BLOOMING CON SABOR A POCO

El objetivo de Blooming era ser campeón del Clausura y participar nuevamente en la Copa Libertadores de América. Al final se quedó con las ganas y terminó clasificando sólo a la Copa Sudamericana.

Será la primera vez que compita en este certamen de la Conmebol, que otorga mucho menos dinero que la vieja y vigente Copa Libertadores, aunque como imagen resulta importante porque mantiene vigente el nombre de un club en el plano internacional.

Blooming no llegó más lejos en el Clausura por dos razones: no contó con las variantes necesarias que le permitan disimular las ausencias obligadas por lesión o suspensión en su onceno titular, y le costó mentalizarse después de los recesos. Empató de local con Mamoré al empezar el hexagonal, en un partido “ganable”, y cayó ante La Paz luego de la interrupción por las eliminatorias, estropeando una buena campaña de visitante con dos empates (San José y The Strongest) y un triunfo (Mamoré).

Con miras al 2008, la Academia no la tiene fácil porque varios de sus jugadores no continuarán y tendrá que rearmar el plantel con las dificultades que ello representa ante la escasa cantidad de jugadores en el mercado nacional y lo oneroso que resulta contratar valores destacados en el exterior.

Los brasileños Alexandre y Dimas retornarían a su país, Limberg Gutiérrez se iría a Bolívar o The Strongest, Alejandro Schiaparelli tiene un problema crónico de meniscos que ha puesto en duda su continuidad, Carlos Arias seguiría su carrera en el Atlético Bucaramanga de Colombia y Joselito Vaca tiene posibilidades de jugar en el Aris de Grecia. A ellos se suman las bajas de Limberg Méndez, Carmelo Angulo, Germán Méndez y Alfaro Uriona, que no está, en planes del cuerpo técnico.

Gustavo Quinteros arregló su continuidad junto al resto de sus colaboradores (Malvestiti y Figueroa) y pidió a los dirigentes que hagan lo posible por no desmantelar el plantel y que, en su defecto, reemplacen a los que se vayan con jugadores de similar jerarquía.

Los directivos eligieron por cuenta propia a los delanteros brasileños Anderson y Patrick Alves, ex Destroyers, para potenciar el ataque, e incorporarán un delantero nacional solicitado por Quinteros. Está en “observación” Murilho Cazagrande. El entrenador quiere además un par de volantes centrales (Herman Solís, Alejandro Gómez y Walter Flores, o Wílder Arévalo).

La próxima semana habrá novedades.

viernes, 7 de diciembre de 2007

OH, LINDA LA PAZ

La Paz Fútbol Club, el menor de los clubes ligueros paceños sacó la cara por el fútbol de la sede de Gobierno. Con The Strongest sumergido en una crisis de identidad futbolística y Bolívar naufragando en un mar de problemas, La Paz asumió el rol protagónico de los dos grandes y es finalista en el torneo Clausura.

La Paz enfrentará a San José en partidos de ida y vuelta a partir de este domingo, en una final inédita en los treinta años de vida de la siempre polémica Liga del Fútbol Profesional Boliviano. En caso que ninguno saque ventaja en estos dos encuentros, se jugará un tercer cotejo en el estadio Félix Capriles de Cochabamba, como ocurre tradicionalmente.

El cuadro dirigido por Apaza debía ganarle a Blooming y aguardar una derrota de San José frente a Wilstermann para ser campeón, ó un empate para jugar un desempate con los orureños, y ocurrió esto último.

Para los paceños, que nacieron como Atlético González (30-05-89), es toda una proeza en su corta historia. Se instalaron en la final dando vuelta el marcador ante Blooming, con un tanto del colombiano Dayson Gualé (tras garrafal error del zaguero argentino Maximiliano Blanco) y un golazo de Clavijo.

San José, en cambio, ya sabe de estas historias. En 1995, disputó, y las ganó, las finales de los torneos Apertura y Clausura, en sendos partidos ante el hoy recién ascendido Guabirá, que se cumplieron en Cochabamba, consagrándose campeón liguero por primera y única vez.

La Paz es un equipo sin hinchada, que apenas goza de la simpatía de los paceños que hacen fuerza por otros clubes, pero que seguramente podrá conquistar a todos aquellos que en décadas pasadas seguía a los otrora populares y casi desaparecidos Municipal, 31 de octubre, Always Ready, Litoral y Chaco Petrolero.

San José es un sentimiento para los orureños, de ahí la frase de la canción que dice “San José es Oruro, Oruro es San José”. Lo sigue todo un pueblo, prueba de ello la presencia de más de veinte mil hinchas en el Félix Capriles ante Wilstermann.

EL BLANCO DE TODOS

El fútbol es un deporte en el que abundan las historias de héroes y villanos. Maximiliano Blanco, zaguero de Blooming, sabe muy bien de que se trata esto después de lo que le ocurrió en el partido del pasado miércoles ante La Paz Fútbol Club, en el estadio Hernando Siles.

Blooming ganaba con un golazo de Joselito Vaca, tenía controlado el partido, y empezaba a soñar con la posibilidad de lograr el título. Sin embargo, en cuestión de minutos, todo se transformó en una pesadilla.

Blanco, autor de un golazo ante San José en la anterior fecha, y que tenía un buen desempeño como el resto de sus compañeros, quiso despejar de primera un pelotazo cerca de su área para alejar el peligro y evitarse problemas, sin embargo, el destino le jugó una mala pasada. Pifió el remate, y lo que parecía un frustrado ataque de los paceños, se convirtió de pronto en una gran posibilidad de gol, muy bien aprovechada por el colombiano Gualé.

El garrafal error cambió la historia del partido. Le devolvió la tranquilidad que empezaba a perder La Paz y le puso cuesta arriba las cosas a Blooming en un momento en el que las reservas físicas no abundan.

Fue el principio del fin para un Blooming que había jugado en encuentro de manera correcta. Así es el fútbol. Los errores, por lo general, tienen un precio muy alto.

LOS CAMPEONES DEL FÚTBOL BOLIVIANO







Copa Simón Bolívar

1960 Wilstermann - Aurora

1961 Municipal - Aurora

1962 No se disputó

1963 No se disputó

1964 The Strongest - Aurora

1965 Municipal (LP) - Wilstermann

1966 Bolívar - 31 de Octubre

1967 Wilstermann - Always Ready

1968 Bolívar - Litoral

1969 Universitario (LP) - Litoral

1970 Chaco Petrolero - The Strongest

1971 Oriente Petrolero - Chaco Petrolero

1972 Wilstermann - Oriente Petrolero

1973 Wilstermann - Municipal (LP)

1974 The Strongest - Wilstermann

1975 Guabirá - Bolívar

1976 Bolívar - Oriente Petrolero


Liga del Fútbol Profesional

1977 The Strongest

1978 Bolívar

1979 Oriente Petrolero

1980 Wilstermann

1981 Wilstermann

1982 Bolívar

1983 Bolívar

1984 Blooming

1985 Bolívar

1986 The Strongest

1987 Bolívar

1988 Bolívar

1989 The Strongest

1990 Oriente Petrolero

1991 Bolívar

1992 Bolívar

1993 The Strongest

1994 Bolívar

1995 CS San José

1996 Bolívar

1997 Bolívar

1998 Blooming

1999 Blooming

2000 Jorge Wilstermann

2001 Oriente Petrolero

2002 Bolívar

2003 The Strongest - Apertura

The Strongest - Clausura

2004 Bolívar - Apertura

Oriente Petrolero - Clausura [*]

2005 Bolívar - Apertura

Blooming - Clausura

2006 Bolívar - Apertura

Wilstermann - Clausura

2007 Real Potosí - Apertura

[*] The Strongest lo ganó en partido extra disputado en Cochabamba, Oriente impugnó la actuación del golero atigrado Robledo, y la Liga le otorgó el título. Sin embargo, la discusión continúa. The Strongest se considera campeón por un fallo del Tribunal Constitucional, que anula la determinación de la Liga.

lunes, 3 de diciembre de 2007

BLOOMING, CON EL FACTOR H

El talento sin esfuerzo, no tiene recompensa, y el fútbol sin entrega ni determinación, tampoco. Blooming lo comprobó en este hexagonal de final impredecible, que tiene nuevamente a los celestes con posibilidades de lograr un lugar en la Copa Libertadores o Sudamericana, y hasta de ser campeón del Clausura, pero también con el riesgo de quedarse con las manos vacías.

Pero Blooming casi se queda sin nada cuando parecía tenerlo todo para hacer cartón lleno, o sea, título y copas a la vez. Se complicó la vida al caer inesperadamente de local frente a La Paz y perder de visitante con Wilstermann, luego de una excelente campaña fuera de casa con sendos empates con San José y The Strongest, y un triunfo clave sobre Real Mamoré.

En Cochabamba pareció tocar fondo por la falta de ambición y sustento anímico para ganar un partido que era fundamental y que se le presentó favorable de entrada, con un gol tempranero de Boyero y la expulsión de un jugador rival (Sossa). Se desinfló de a poco y perdió dejando una pobre imagen. En resumen, no mostró la actitud de un equipo con deseos de ser campeón.

El domingo, ante San José, no encontró el rumbo hasta el tramo final del encuentro. Cuando todo parecía que el resultado sería un empate que le liquidaba toda aspiración copera, Morales y Maximiliano Blanco, dos de los más rescatables en otra tarde-noche para el olvido, se vistieron de caudillos y con un par de “guapeadas” le devolvieron la vida. Morales se proyectó con decisión y le dio un gran pase a Dimas que terminó en el gol de Boyero, y Blanco quitó una pelota en su campo, cruzó la media cancha, y clavó la pelota lejos del golero “santo” con remate de, aproximadamente, treinta y cinco metros.

Así, con el factor H como elemento vital, “con huevos” según la traducción a la jerga tribunera, Blooming ganó y está nuevamente en la pelea. Debe ganarle a La Paz en el estadio Hernando Siles y esperar una derrota de San José frente a Wilstermann en Cochabamba.

EL REGRESO DE LA FURIA ROJA

Sufrió pero volvió. Guabirá está nuevamente en el seno de la Liga del Fútbol Profesional al adjudicarse la Copa Simón Bolívar tras superar el sábado a Nacional Potosí en una dramática definición a penales tras haber igualado sin goles en el tiempo reglamentario, en el estadio Félix Capriles de Cochabamba.

Se le hizo cuesta arriba la finalísima. Le expulsaron a un jugador poco antes del descanso (Agudelo), marró un penal en el segundo tiempo (Martín Menacho) y empezó mal la ejecución de penales, sin embargo se sobrepuso a los tropiezos y terminó logrando el ansiado ascenso después de cuatro años de frustraciones.

El golero Yadín Salazar fue la gran figura porque salvó varias veces al cuadro azucarero en los noventa minutos y luego atajó los dos últimos penales de la serie a los potosinos, que permitieron emparejar y luego obtener la ventaja definitiva (Angola).

Guabirá tuvo desde el inicio de la temporada el objetivo de volver a la Liga, de la cual es uno de sus clubes fundadores, y empezó a transitar el largo camino, empujado por el entusiasmo y la transparencia de su presidente Tuffí Aré, y la pasión enfermiza –muchas veces intolerante-, de los montereros.

Tras algunos altibajos en el campeonato de la Primera A cruceña y clasificado a la Copa Simón Bolívar bajo el mando del “Negro” Juan Rivero, Tuffí Aré decidió cambiar de conductor, apostó a la experiencia y el temperamento ganador del “Tano” Ricardo Fontana y retocó el plantel con algunos refuerzos de experiencia (Martín Menacho, Justiniano, Gilberto Ayala y Yadín Salazar), para afrontar el certamen nacional.

Los resultados están a la vista. Guabirá campeón y nuevamente en la Liga.


Copa Simón Bolívar

1960 Wilstermann (Cochabamba) - Aurora (Cochabamba)

1961 Municipal (La Paz) - Aurora

1962 No se disputó

1963 No se disputó

1964 The Strongest - Aurora

1965 Municipal (La Paz) - Wilstermann

1966 Bolívar - 31 de Octubre (La Paz)

1967 Wilstermann - Always Ready

1968 Bolívar - Litoral (La Paz)

1969 Universitario (La Paz) - Litoral (La Paz)

1970 Chaco Petrolero (La Paz) - The Strongest

1971 Oriente Petrolero - Chaco Petrolero (La Paz)

1972 Wilstermann - Oriente Petrolero

1973 Wilstermann - Municipal (La Paz)

1974 The Strongest - Wilstermann

1975 Guabirá - Bolívar

1976 Bolívar - Oriente Petrolero

--------------------------------------------------------------------------------------------------------

1977 - 1988 No se disputó el torneo por diferencias entre la Liga y las asociaciones, y era otro el sistema de ascensos y descensos.

---------------------------------------------------------------------------------------------------------

1989 Enrique Happ (Cochabamba) - Universidad (Santa Cruz)

1990 Universidad (Santa Cruz) - Naval Mamoré (Beni)

1991 Enrique Happ - Guabirá

1992 Enrique Happ - Universidad Católica (La Paz)

1993 Real Santa Cruz - Estudiantes Frontalilla (Oruro)

1994 Stormers (Sucre) - Always Ready

1995 Municipal - Chaco Petrolero

1996 Blooming - Universidad (Santa Cruz)

1997 Real Potosí - Universitario (Cochabamba)

1998 Unión Central (Tarija) - Atlético Pompeya (Beni)

1999 Atlético Pompeya - Mariscal Braun (La Paz)

2000 Iberoamericana (La Paz) - Aurora

2001 San José - Primero de Mayo (Beni)

2002 Aurora - Fancesa (Sucre)

2003 La Paz FC - Real Santa Cruz

2004 Destroyers - Primero de Mayo (Beni)

2005 Universitario (Sucre) - Guabirá

2006 Real Mamoré (Beni) - Ciclón (Tarija)

2007 Guabirá - Nacional Potosí

viernes, 30 de noviembre de 2007

GUABIRÁ Y SUS CITAS CON LA HISTORIA


El fútbol te brinda tristezas y alegrías, qué duda cabe. Guabirá lo sabe muy bien. Así como disfrutó a lo grande unas cuantas veces, soportó amarguras de similares proporciones en un par de ocasiones.
La historia señala que Guabirá cuenta con un título nacional, obtenido en 1975, con aquel equipazo de los Cobo, Awad,  Aníbal Pedrozo, Quevedo, Pinini, Chávez, Tamayá Jiménez, Rocabado, Santiago García, Lladó, Quevedo y compañía, y un subcampeonato, logrado en 1995, que le representaron sendas participaciones en la Copa Libertadores de América.. Ésos fueron los momentos más importantes y felices de los norteños desde su fundación, el 14 de abril de 1962, hasta la fecha.
Las tristezas tienen que ver con un par de descensos. El primero ocurrió en 1984, cuando dejó la Liga en una dramática definición por penales en la que perdió ante Destroyers. Retornó al seno liguero en 1992, sin embargo volvió a bajar en 2003, tras una nueva ejecución de tiros penales, esta vez frente a Real Santa Cruz.
Hoy, Guabirá está ante un nuevo desafío. Enfrentará este sábado a Nacional de Potosí para definir cuál de los dos asciende a la Liga del Fútbol Profesional. Cada uno ganó en su campo en la final de la Copa Simón Bolívar, forzando a un partido en terreno neutral, el estadio Félix Capriles de Cochabamba.
Los azucareros comandados por el “Tano” Ricardo Fontana y los potosinos por Víctor Hugo “Copito” Andrada, dos viejos conocidos en el fútbol nacional, que vinieron de su argentina natal y tras jugar muchos años en distintos equipos, se dedicaron a la dirección técnica.
Guabirá es un sentimiento del Norte cruceño que se sustenta con el aporte entusiasta de sus simpatizantes, en tanto que Nacional Potosí representa el renacimiento del auge minero en la Villa Imperial y es financiado por los bolsillos llenos de cooperativistas ricachones.
Cuentan con equipos parejos y a la hora de la verdad, en estos pleitos, se sabe, no hay favoritismo que valga.

ASCENSOS Y DESCENSOS DE LA LIGA


1977: No hubo descensos ni ascensos

1978: Baja 20 de Agosto (Beni). No hubo ascenso. La Liga queda con 15 equipos de los 16 con que nació.

1979: No hubo descensos ni ascensos

- Deportivo Bata (Cochabamba) decide abandonar la Liga una vez concluido el campeonato.

………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

* Se juega un Torneo Integrado, por series, entre equipos de la Liga (Blooming, Bolívar, The Strongest y Oriente Petrolero) y de las asociaciones de La Paz (31 de Octubre) y Santa Cruz (Ferroviario).

………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………..

1980: Baja Stormers (Sucre) - Sube Independiente Petrolero (Sucre)

1981: Desciende Always Ready (La Paz) - Asciende Chaco Petrolero (La Paz)

1982: Desciende Independiente Unificada (Potosí) - Asciende 1 de Mayo (Potosí)

1983: Baja Independiente Petrolero - Sube Magisterio Rural (Sucre)

1984: Desciende 1 de Mayo (Potosí) - Asciende Wilstermann Cooperativas (Potosí)

- Desciende Guabirá (Santa Cruz) - Asciende Destroyers (Santa Cruz)

* Es incorporado Ciclón de Tarija

1985: Baja Magisterio Rural - Sube Universitario (Sucre)

- Baja Wilstermann Cooperativas - Sube Bamin (Potosí), indirecto
- Baja Municipal (La Paz) - Sube Litoral (La Paz), indirecto

1986: Desciende Chaco Petrolero (La Paz) - Asciende Always Ready (La Paz)

1986: Baja Bamin (Potosí) - Sube Municipal (Potosí), indirecto

1987: Municipal (Potosí) abandona la Liga y se eliminan los descensos ese año.

* Abandona la Liga Petrolero de Cochabamba al finalizar el campeonato.

1988: Desciende Aurora (Cochabamba) y Enrique Happ (Cochabamba) renuncia al ascenso.

1989: Baja Universitario (Sucre) – Sube Independiente Petrolero (Sucre)

- “Asciende” San Pedro (Cochabamba) para ocupar una de las vacancias dejadas por los clubes de Cochabamba

1990: Baja San Pedro, vuelve Petrolero y asciende Orcobol (Cochabamba)*

* No correspondía este ascenso, pero los dirigentes deciden “ascenderlo”.

1991: Se jugó un repechaje por el descenso.

- Desciende Always Ready - Asciende Litoral (La Paz).

- Universitario (Potosí) y Real Beni son invitados a participar en el campeonato de 1992.

1992: Desciende Real Beni - Asciende Universitario (Beni)

- Baja Orcobol - Sube Metalsan (Cochabamba)

- Desciende Real Santa Cruz – Asciende Guabirá

* Petrolero decide nuevamente automarginarse de la Liga.

1993: Desciende Universitario (Beni), Chaco Petrolero y Universitario (Potosí) (descenso directo)

- No hubo ascensos. Liga queda con 12 equipos.

1994: Baja Metalsan (Cochabamba) - Sube Stormers (Sucre)

1995: Desciende Ciclón (Tarija) – Asciende Municipal (La Paz).

- Baja Blooming (Santa Cruz) – Sube Chaco Petrolero (La Paz), indirecto

1996: Desciende Stormers (Sucre) – Asciende Blooming (Santa Cruz)

1997: Baja Municipal (La Paz) – Sube Bamin Real Potosí

1998: Desciende Chaco Petrolero (La Paz) – Asciende Unión Central (Tarija)

1999: Desciende Destroyers (Santa Cruz) – Asciende Atlético Pompeya (Beni)

- Baja San José (Oruro) – Sube Mariscal Braun (La Paz)

2000: Desciende Atlético Pompeya (Beni) – Asciende Iberoamericana (La Paz)

2001: Baja Real Santa Cruz – Asciende San José (Oruro)

2002: Desciende Mariscal Braun (La Paz) – Asciende Aurora (Cochabamba)

2003: Baja Independiente Petrolero (Sucre) – Asciende La Paz Fútbol Club

- Desciende Guabirá (San Cruz) – Asciende Real Santa Cruz, indirecto

2004: Baja Real Santa Cruz – Sube Destroyers (Santa Cruz)

2005: Desciende Iberoamericana (La Paz) – Asciende Universitario (Sucre)

2006: Baja Unión Central (Tarija)

2007: Desciende Destroyers.

ASCENSOS Y DESCENSOS DE LA LIGA


1977: No hubo descensos ni ascensos

1978: Baja 20 de Agosto (Beni). No hubo ascenso. La Liga queda con 15 equipos de los 16 con que nació.

1979: No hubo descensos ni ascensos

- Deportivo Bata (Cochabamba) decide abandonar la Liga una vez concluido el campeonato.

* 1979: Se juega un Torneo Integrado, por series, entre equipos de la Liga (Blooming, Bolívar, The Strongest y Oriente Petrolero) y de las asociaciones de La Paz (31 de Octubre) y Santa Cruz (Ferroviario).

1980: Baja Stormers (Sucre) - Sube Independiente Petrolero (Sucre)

1981: Desciende Always Ready (La Paz) - Asciende Chaco Petrolero (La Paz)

1982: Desciende Independiente Unificada (Potosí) - Asciende 1 de Mayo (Potosí)

1983: Baja Independiente Petrolero - Sube Magisterio Rural (Sucre)

1984: Desciende 1 de Mayo (Potosí) - Asciende Wilstermann Cooperativas (Potosí)

- Desciende Guabirá (Santa Cruz) - Asciende Destroyers (Santa Cruz)

* Es incorporado Ciclón de Tarija

1985: Baja Magisterio Rural - Sube Universitario (Sucre)

- Baja Wilstermann Cooperativas - Sube Bamin (Potosí), indirecto
- Baja Municipal (La Paz) - Sube Litoral (La Paz), indirecto

1986: Desciende Chaco Petrolero (La Paz) - Asciende Always Ready (La Paz)

1986: Baja Bamin (Potosí) - Sube Municipal (Potosí), indirecto

1987: Municipal (Potosí) abandona la Liga y se eliminan los descensos ese año.

* Abandona la Liga Petrolero de Cochabamba al finalizar el campeonato.

1988: Desciende Aurora (Cochabamba) y Enrique Happ (Cochabamba) renuncia al ascenso.

1989: Baja Universitario (Sucre) – Sube Independiente Petrolero (Sucre)

- “Asciende” San Pedro (Cochabamba) para ocupar una de las vacancias dejadas por los clubes de Cochabamba

1990: Baja San Pedro, vuelve Petrolero y asciende Orcobol (Cochabamba)*

* No correspondía este ascenso, pero los dirigentes deciden “ascenderlo”.

1991: Se jugó un repechaje por el descenso.

- Desciende Always Ready - Asciende Litoral (La Paz).

- Universitario (Potosí) y Real Beni son invitados a participar en el campeonato de 1992.

1992: Desciende Real Beni - Asciende Universitario (Beni)

- Baja Orcobol - Sube Metalsan (Cochabamba)

- Desciende Real Santa Cruz – Asciende Guabirá

1993: Desciende Universitario (Beni), Chaco Petrolero y Universitario (Potosí) (descenso directo)

*Petrolero decide nuevamente automarginarse de la Liga. Asciende Real Santa Cruz. La Liga queda con 12 equipos.

1994: Baja Metalsan (Cochabamba) - Sube Stormers (Sucre)

1995: Desciende Ciclón (Tarija) – Asciende Municipal (La Paz).

- Baja Blooming (Santa Cruz) – Sube Chaco Petrolero (La Paz), indirecto

1996: Desciende Stormers (Sucre) – Asciende Blooming (Santa Cruz)

1997: Baja Municipal (La Paz) – Sube Bamin Real Potosí

1998: Desciende Chaco Petrolero (La Paz) – Asciende Unión Central (Tarija)

1999: Desciende Destroyers (Santa Cruz) – Asciende Atlético Pompeya (Beni)

- Baja San José (Oruro) – Sube Mariscal Braun (La Paz)

2000: Desciende Atlético Pompeya (Beni) – Asciende Iberoamericana (La Paz)

2001: Baja Real Santa Cruz – Asciende San José (Oruro)

2002: Desciende Mariscal Braun (La Paz) – Asciende Aurora (Cochabamba)

2003: Baja Independiente Petrolero (Sucre) – Asciende La Paz Fútbol Club

- Desciende Guabirá (San Cruz) – Asciende Real Santa Cruz, indirecto

2004: Baja Real Santa Cruz – Sube Destroyers (Santa Cruz)

2005: Desciende Iberoamericana (La Paz) – Asciende Universitario (Sucre)

2006: Baja Unión Central (Tarija)

2007: Desciende Destroyers.

lunes, 26 de noviembre de 2007

SAN JOSÉ FIRME

El claro triunfo ante Wilstermann en el estadio Jesús Bermúdez de Oruro, permitió a San José conservar el liderazgo en el hexagonal.

Con el brasileño-boliviano Alex Da Rosa como conductor, el Santo pudo sacar a flote un partido que se le complicó por el entusiasmo de los aviadores, que empezaron ganando con gol de Pedriel.

Da Rosa logró la igualdad poco antes del descanso y Mauricio Saucedo adelantó a los orureños en el inicio del complemento. Bejarano impuso la ley “del ex” al anotar ante su ex cuadro y empatar transitoriamente. Da rosa devolvió la tranquilidad en la recta final y Gómez, de penal, aseguró el triunfo.

San José es líder pero no la tendrá fácil porque debe visitar a The Strongest y Blooming.

BLOOMING SE MARCHITÓ

El Blooming floreciente que sacó puntos de visitante en las anteriores fechas (sendos empates ante The Strongest y San José, y un triunfo sobre Real Mamoré) se marchitó en la recta final del hexagonal liguero al perder como local (2-4) frente a La Paz Fútbol Club.

Los celestes no tuvieron una buena tarde-noche, hicieron aguas defensivamente, y los paceños, que jugaron un buen partido, consiguieron un valioso triunfo que les fortalece las posibilidades de ser Campeón del Apertura.

La Paz sorprendió al asumir la iniciativa desde un principio. Incomodó ejerciendo presión en campo contrario y complicó explotando los espacios que le otorgó Blooming por sus desajustes defensivos, controló el juego, y siempre estuvo en ventaja en el marcador.

Blooming tuvo capacidad de reacción en la primera etapa cada vez que La Paz le hizo un gol, y sin apoderarse del partido, impuso su juego durante el segundo cuarto de hora de la segunda parte, justo cuando había quedado con uno menos por la expulsión de Maximiliano Blanco, pero no logró sacar ventaja, y se le vino la noche con el golazo del chaqueño Ronald Gutiérrez desde fuera del área, que quebró definitivamente el cotejo a favor de la visita, y con el error de Schiaparelli, que posibilitó el 4-2, anotado por Andaveris.

La Academia sintió mucho la ausencia de Carlos Arias en el arco (lesionado), por la seguridad que le brinda, y la de Alexandre y Andia en el mediocampo (suspendidos), el sector donde La Paz estableció supremacía porque Blanco y Angulo fueron superados casi siempre por el despliegue y la movilidad de los paceños.

Otra de las falencias del cuadro de Quinteros fue la escasa participación de Dimas en ataque. Boyero batalló solo y apenas contó por momentos con el apoyo de Joselito Vaca y Limberg Gutiérrez. El brasileño hizo un gol (el 2-2), es cierto, sin embargo después se diluyó por esa criticable falta de compromiso con el juego.

Blooming quedó relegado al tercer lugar y tiene tres partidos por delante. Enfrentará a Wilstermann en Cochabamba, recibirá a San José (mantiene su liderazgo al superar a los aviadores 4-2) y devolverá la visita a La Paz. Está obligado a lograr tres victorias para aspirar al título.

domingo, 25 de noviembre de 2007

ADIÓS AL CANCERBERO QUE SABÍA JUGAR

Óscar Carmelo Sánchez fue de los mejores defensores del fútbol boliviano. De los años sesenta para acá, lo podemos ubicar en una galería de destacados como Mario Rojas, Ricardo Troncone, Ricardo Fontana, Horacio Capielo, Miguel Antelo, Edgar Vaca, Roberto Brunetto, Miguel Rimba, Marco Sandy, Juan Manuel Peña y Ronald Raldes.

Sánchez sobresalió por capacidad y visión de juego. Era un zaguero con un buen manejo de pelota, pegada precisa, buena ubicación, y “timing” (correcto sentido del tiempo y distancia). Con estos últimos aspectos disimulaba su falta de velocidad.

A todo ello hay que agregarle su personalidad. Era un jugador que no aquejaba un mal que a muchos les afecta, “el miedo escénico”. No se achicaba en ninguna cancha. Si había que jugar, jugaba, si había que “meter”, metía. Por eso es considerado uno de los últimos caudillos de nuestro fútbol.

Todas esas bondades lo convirtieron en un indiscutido en la Selección boliviana desde el 93 para adelante y lo llevaron a un fútbol tan exigente como el argentino, donde vistió las camisetas de Gimnasia y Esgrima de Jujuy e Independiente de Avellaneda (1997-98,1998-99, jugó 62 partidos e hizo 13 goles), y lo convirtieron en ídolo en The Strongest y Bolívar.

El homenaje para un gran defensor que ya no está entre nosotros.