jueves, 25 de diciembre de 2008

LA COPA LLENA


La Copa Libertadores de América ya cuenta con todos sus participantes para la edición número 50, a disputarse en 2009.

Primera Fase - Repechaje:
  • G1: Independiente de Medellín (L) vs Peñarol
  • G2: Sporting Cristal vs Estudiantes de La Plata
  • G3: El Nacional (L) vs Nacional
  • G4: Deportivo Cuenca vs Deportivo Anzoategui (L)
  • G5: Palmeiras (L) vs Real Potosí
  • G6: Pachuca vs Universidad de Chile (L)

Segunda Fase - Fase de Grupos:

Grupo 1:

  • Liga de Quito
  • Sport Recife
  • Colo Colo
  • Ganador 5

Grupo 2:

  • Boca
  • Guaraní
  • Deportivo Tachira
  • Ganador 4

Grupo 3:

  • River
  • Nacional FC
  • Universidad San Martín
  • Ganador 3

Grupo 4:

  • San Pablo
  • Defensor Sporting
  • América de Cali
  • Ganador 1

Grupo 5:

  • Cruzeiro
  • Universitario de Sucre
  • Deportivo Quito
  • Ganador 2

Grupo 6:

  • Lanus
  • Everton
  • Caracas FC
  • Chivas de Guadalajara

Grupo 7:

  • Gremio
  • Aurora
  • Boyacá Chicó
  • Ganador 6

Grupo 8:

  • San Lorenzo
  • Libertad
  • Universitario de Deportes
  • San Luis
* Datos de Vale Chumbar

QUERIDO PAPÁ NOEL...

Algunos pedidos futboleros a Papá Noel:
- Que la Selección gane más y pierda menos.
- Que la Federación Boliviana de Fútbol sea menos decorativa y más activa.
- Que alguien rinda cuentas por haber perdido el edificio de la FBF, su mayor patrimonio.
- Que exista renovación permanente en el fútbol nacional
- Que se vayan los "vividores" del fútbol.
- Que ganen lugar aquellos que pueden aportar ideas al fútbol boliviano.
- Que los veteranos jueguen por su vigencia y no por falta de recambio.
- Que la ANF deje de actuar como el perro del hortelano y permita a la Liga organizar torneos de menores.
- Que improvisar entrenadores no sea una norma.
- Que los entrenadores se capaciten, se actualicen y no se conformen con un golpe de suerte.
- Que la FBF ayude a los entrenadores a capacitarse logrando acuerdos con otros países.
- Que la selección y promoción de árbitros sea más rigurosa.
- Que los árbitros tengan más autocrítica.
- Que la violencia no tenga lugar en el fútbol nacional.
(Al fin y al cabo, en el fondo, todos tenemos algo de niños, no?)

miércoles, 24 de diciembre de 2008

¡FELICIDADES...!


Un saludo y muchas felicidades a quienes nos leen en este blog. Brindemos por una vida llena de alegría y un fútbol boliviano de mayor calidad en el 2009.

domingo, 21 de diciembre de 2008

SAMUEL DIO EN EL BLANCO

Real Potosí encontró la senda del éxito de una manera inusual. Se consagró campeón del Play Off sin entrenador. La decisión del presidente del club, Samuel Blanco, terminó con un final feliz inesperado.
El director técnico Félix Berdeja había dejado el cargo en la parte final del torneo Clausura porque no contaba con el apoyo del plantel. Los jugadores reconocieron al máximo directivo del cuadro potosino que la relación se había deteriorado y que no daba para más. En la jerga futbolera se diría que le hicieron la camarilla.
Blanco, un hombre temperamental y frontal, les respondió, "entonces, se las arreglan solos, porque no podemos contratar un técnico por dos o tres partidos", ante la inminencia del Play Off, en el que el sistema por eliminación directa, con partidos ida y vuelta.
Como la excepción hace a la regla, Real Potosí enderezó el rumbo, los jugadores unieron esfuerzos, apuntalado por la experiencia de varios de sus integrantes, y con más orgullo que fundamentos tácticos, fue superando obstáculos hasta consagrarse campeón.
Samuel Blanco, un español afincado en Potosí desde muy joven, que ronda el medio siglo de edad, es el artífice de este fenómeno futbolístico de la Villa Imperial. En base a chequera propia, ayuda de unos pocos paisanos suyos y un par de potosinos, consiguió acabar con los "equipos relleno", de efímeras participaciones en los torneos ligueros, y logró sacar campeón a Real Potosí y clasificarlo cinco veces en once años a torneos internacionales, cuatro a la Copa Libertadores y una a la Copa Sudamericana.

viernes, 19 de diciembre de 2008

REAL POTOSÍ, EL SIBARITA

Sí, Real Potosí anda otra vez de copas. En su undécimo año como integrante de la Liga, el cuadro de la Villa Imperial logró clasificar por quinta vez a un torneo internacional, en cuatro ocasiones a la Copa Libertadores de América y una a la Sudamericana. La última, el miércoles pasado, al ganar el Play Off, que le otorga la tercera la plaza Bolivia 3 en la Libertadores.
El estadio Víctor Agustín Ugarte, repleto de potosinos, fue testigo de este nuevo logro de un equipo que se hizo fuerte a partir de un momento de crisis (la destitución del DT Berdeja por "incompatibilidad de caracteres" con el plantel) y que sin alguien que los guiara desde el banco, asumió su propia conducción y ante sorpresa de propios y extraños terminó quedándose con el título.
Muchas veces oímos decir que hay razones que el corazón no entiende, en el caso de Real Potosí podríamos parafrasear señalando que el fútbol tiene cosas que la razón no comprende, porque no es común ni normal que un equipo que quede prácticamente a la deriva, sin entrenador, le gane a un rival que tuvo un muy buen año y cuente con uno de los directores técnicos de mayor capacidad.
Es que "el fútbol es fútbol", como dijo alguna vez el entrenador serbio Vujadin Boskov, el mismo que señalara después que "el fútbol es imprevisible porque todos los partidos terminan cero a cero". Todo puede suceder, mucho más en nuestro fútbol, donde el profesionalismo deja mucho que desear en todos sus estamentos.
Real Potosí le ganó a La Paz FC sufriendo mucho y siendo inferior en gran parte del partido. Pero, también se sabe, que otra de las máximas de este juego dice que las finales no hay que jugarlas bien, hay que ganarlas. Y los potosinos lo hicieron. ¡Salud!

martes, 16 de diciembre de 2008

¡GRANDES, LOS CHICOS!

Hay un nuevo panorama en el fútbol boliviano. Basta con tener en cuenta quiénes fueron los campeones de los dos principales torneos de la temporada y quiénes están disputando la final del último certamen del calendario de la Liga.
Universitario se consagró campeón por primera vez en su historia al adjudicarse el Apertura y Aurora hizo lo propio al ganar el Clausura 2008, clasificando a la Copa Libertadores de América, en tanto que Real Potosí y La Paz pugnan por quedarse con el Play Off que otorga la tercera plaza al torneo sud continental.
El mapa futbolístico cambió, se agrandó. Atrás quedaron los torneos en los que peleaban por los títulos eran Bolívar, Blooming, Oriente Petrolero, The Strongest y Wilstermann, y los demás eran simples rellenos que aspiraban a poco, cuando mucho, a no descender.
Excepciones a la regla habían sido los campeonatos logrados por los paceños Municipal en 1961 y 1965, Universitario en 1969 y Chaco Petrolero en 1970, el cruceño Guabirá en 1975, y el orureño San José en 1995. Tiempos distintos, en los que las empresas estatales y municipales patrocinaban con entusiasmo a sus equipos de fútbol.
Con la creación de la Liga, en 1977, las distancias entre grandes y chicos se ampliaron, y parecía imposible que se acorten. Varios equipos se quedaron sin respaldo y terminaron desapareciendo del mapa futbolístico. Los poderosos y populares aprovecharon la situación para sacar ventaja. Bolívar acaparó títulos, logrando 15, The Strongest 5, Blooming, Oriente y Wilstermann 4.
Lo que parecía inmodificable, cambió hace un par de años. Real Potosí rompió la rutina al salir campeón del Apertura 2007, San José lo siguió al ganar el Clausura del mismo año, Universitario y Aurora hicieron el doblete en esta temporada, y los potosinos buscan otro título ante La Paz FC.
El caso del joven equipo de La Paz FC es notable, porque siendo un club sin hinchas y con un presupuesto mínimo, eclipsó a Bolívar y The Strongest en las dos últimas temporadas: fue segundo en el Apertura , llegó a semifinales en el Clausura, y hoy es finalista en el Play Off. En 2007, quedó tercero en el Apertura y segundo en el Clausura.
¿Se agrandaron los chicos y se encogieron los grandes? Vaya uno a saber. Lo cierto es que los chicos llenan los vacíos dejados por los grandes en el fútbol boliviano.

*Foto: Guabirá 1981/El Deber

domingo, 14 de diciembre de 2008

LA GLORIA EN VENTA

Buscando información en internet nos sorprendimos con un aviso en el que se ofrecen medallas del destacado ex mediocampista Wilfredo Camacho, cuyo estilo marcó el fútbol nacional en los años 60.
Camacho es un histórico que impuso su sello de garra y coraje siendo capitán del seleccionado que se consagró campeón sudamericano en 1963.
El anuncio en cuestión dice textualmente: "Se venden dos medallas de bronce obtenidas por la selección de fútbol de Bolivia en los Panamericanos de Panamá en el año 1975, son originales y de propiedad del Sr. Wilfredo Camacho Achá, destacado deportista internacional boliviano en fútbol. Como jugador vistió las casacas de Municipal, Ferrocarril Oeste de Argentina, Once Caldas de Colombia, y dirigió a Municipal, 31 de Octubre, Always Ready, Litoral, Bolívar, The Strongest, Independiente de Sucre, Mariscal Braun, logrando campeonatos con Bolívar y The Strongest. Dirigió cuatros selecciones nacionales, siendo lo más destacado en 1977. Estas medallas son de su primer éxito internacional como director técnico nacional. Cada una está valuada en 1.000 $us."
El "fútbol camachista" estuvo de moda casi una década y el periodismo de la época se quejó muchas veces porque a la Selección le faltaba el coraje de Camacho, incluso cuando él la dirigía.

* Foto El Deber

sábado, 13 de diciembre de 2008

DIRIGENTES VS HINCHAS

La sorpresiva decisión de los dirigentes de Blooming de ponerle fin al ciclo de Gustavo Quinteros, no cuenta con el apoyo de la hinchada celeste que, a través de diferentes medios, hizo su público su apoyo al entrenador.
Esta vez los papeles se invirtieron. Los hinchas tomaron los sinsabores del final de temporada como contingencias del juego, y fueron los dirigentes quienes se dejaron llevar por la adrenalina exitista y tomaron una determinación que no tiene una explicación coherente.
Caso raro el de Quinteros. A lo largo del año, los hinchas reconocieron su trabajo ovacionándolo al final de cada encuentro, incluso con resultados adversos. Una reacción poco común en un fútbol cada vez más desquiciado, donde es normal que el árbol tape el bosque, o sea que un gol a favor o en contra, un triunfo o una derrota, postergue a un segundo plano cosas importantes del juego.
Blooming, entonces, está dividido, por un lado los dirigentes y por otro los hinchas. La dirigencia hizo oídos sordos a la postura mayoritaria de la hinchada, prefirió nadar contra la corriente, y buscar un nuevo entrenador.
Una determinación arriesgada desde todo punto de vista. En el 2009 tendremos, seguramente, un ambiente tenso, con aficionados expectantes, poco tolerantes por no haber sido escuchados ni tomados en cuenta, mucho más exigentes con el nuevo director técnico, que, encima, tendrá nada menos que como presentación el clásico con Oriente Petrolero.
Blooming rompió la armonía interna, una paz valiosa conseguida con acciones coherentes que le valieron el elogio de propios y extraños. Asimismo, la dirigencia tiró por la borda un crédito casi ilimitado de su gente, que valoraba, justamente, la seriedad, la serenidad a la hora de las decisiones, y la recuperación del rumbo correcto.

jueves, 11 de diciembre de 2008

INDUSTRIA NACIONAL

Presentación "en sociedad" de Nacional Potosí, que ocupará el año próximo ocupará el lugar de Guabirá en la Liga del Fútbol Profesional Boliviano.
Fue fundado el 8 de abril de 1942 en la zona de San Juan, la parte alta de la ciudad, donde se encuentran los distritos mineros de San Gerardo, San Martín, San Cristóbal, Pailaviri y San Juan. Sus dirigentes siempre tuvieron relación con esta actividad.
Animador permanente de los torneos de la Asociación de Fútbol Potosí, sufrió una crisis ccn la llegada del profesionalismo y pasó a manos de la Empresa Minera Unificada del Cerro de Potosí y tuvo como uno de sus principales dirigentes al abogado Oscar Bonifaz. Hoy lo preside el cooperativista minero Emilio Alave.
Nacional tiene como director técnico al argentino Víctor Hugo Andrada (ex-jugador de Gimnasia de La Plata, Racing, Unión Española, Blooming, The Strongest, etc.) y sus principales futbolistas son los cruceños Róger "Sucha" Suárez y Daniel Maturana, y Gustavo Gois de Lira.

* Datos de La Prensa y foto de El Potosí

VILLA ALEGRÍA

Potosí vivió un miércoles especial, festivo, a causa del fútbol. Primero fue Nacional el que alegró el día con su histórico ascenso a la Liga del Fútbol Profesional, en horas de la tarde, y luego Real Potosí se encargó de aumentar el entusiasmo, al lograr por la noche el pase a la final del Play Off.
La Villa Imperial contará por primera vez con dos equipos ligueros en la misma temporada. Nacional hizo posible esto al aplastar a Primero de mayo del Beni, con sendas goleadas de local (3-0) y visitante (4-0).
Real Potosí, a su turno, recuperó protagonismo en la Liga al instalarse en la final del Play Off, que otorga la tercera plaza de Bolivia en la Copa Libertadores de América, al superar a Bolívar en la ejecución de penales. El partido terminó 2-0 a favor de los potosinos, idéntico resultado que habían logrado los paceños en su reducto, por lo que hubo que definir de esa manera.
El Club Atlético Nacional Potosí, fundado hace 66 años, tendrá su experiencia en la Liga del Fútbol Profesional al igual que Real Potosí, y como en su momento lo tuvieron Bamin, Independiente Unificada, Municipal, Primero de mayo y Wilstermann Cooperativa, de la también llamada en otros tiempos Villa Imperial de Carlos V.

*Foto La Razón

QUINTEROS, VÍCTIMA DEL EXITISMO

Blooming acabó el vínculo con Gustavo Quinteros, el entrenador que le brindó mayor cantidad de satisfacciones a los hinchas celestes en los últimos tiempos y que estuvo muy cerca de convertirse en el más exitoso de todos los que lo dirigieron en sus sesenta y dos años de existencia.
Una decisión sorpresiva la de la dirigencia por todo lo bueno que hizo el director técnico argentino en la Academia. No olvidar que fue él quien puso la casa en orden después del descalabro que imperó en el equipo celeste, cuando se fue buscando otras experiencias tras consagrarlo campeón liguero en 2005, y quien le devolvió la imagen y el protagonismo que se exige a un club serio y grande.
Con Quinteros, Blooming recuperó seriedad y un estilo futbolístico, aquel que persigue el triunfo intentando el buen juego; ganó más de lo que perdió, le dio a los hinchas la alegría de acabar con la paternidad de Oriente Petrolero y el orgullo de ganarle los clásicos decisivos, y lo clasificó a la Copa Sudamericana.
El entrenador cayó en desgracia a partir de la derrota ante Aurora en la final del torneo Clausura. Lo convirtieron en el principal responsable de la frustración bluminista y le vieron defectos por todos lados. La eliminación en el Play Off fue la gota que colmó el vaso. De nada le sirvió haber dejado en el camino a Oriente, ni el hecho de haber merecido más en ambos torneos, en los que se quedó sin nada en definición por penales.
Su trabajo serio y confiable, que apuntaba a un presente y un futuro promisorios, quedó trunco una vez más, como después del 2005. Aquella oportunidad decidió irse por una mejor oferta de Argentina, hoy los dirigentes son quienes deciden que se vaya porque creen que se le escapó la tortuga (al perder con Aurora, un equipo considerado inferior).
En resumen, fue una víctima del exitismo, que prioriza el resultado final sobre la labor realizada. El fútbol es así en todas partes, guste o no, y los directivos tienen la potestad de cambiar de rumbo, si lo creen necesario.
Ah! No estuvo bien la manera en que actuaron los dirigentes a la hora del adiós. Quinteros fue el último en enterarse que ya no lo querían. Merecía otra despedida por todo lo bueno que hizo.

miércoles, 10 de diciembre de 2008

UNA BUENA NOTICIA: GANÓ LA SUB 20

La Selección boliviana Sub 20, que se alista para participar en el Sudamericano de la categoría que se jugará en Venezuela en enero próximo, se impuso a su similar argentina en amistoso que se cumplió ayer en el estadio Martearena de la ciudad de Salta.
El diario local El Tribuno señala en su crónica titulada "Paso en falso", que Argentina no supo plasmar su superioridad en el marcador y que Bolivia se quedó con la victoria atacando muy poco, una vez en la primera etapa, con un tiro libre de Galindo, y otra en la segunda, con un contragolpe que terminó en gol.
Nicolás Tudor fue autor del tanto del triunfo. "El dominio era de Argentina, pero en un contraataque de la visita, el volante Tudor quiso tirar un centro para la entrada de Toco y la clavó en el ángulo", según El Tribuno, que destaca la labor de Galindo en el cuadro boliviano.
Bolivia formó con Alex Arancibia, Diego Suárez, Ricardo Bejarano, Fernando Saucedo, Amilcar Sánchez (Alejandro Méndez), Samuel Galindo, Nicolás Tudor, Jeanamed Castedo, Jorge Toco, Ricardo Verduguez (Jorge Gonzales), Eliseo Duri. DT Oscar Villegas.
Alrededor de 3.500 personas asistieron al encuentro, muchos de ellos simpatizantes bolivianos.

*Foto El Tribuno

SE AHOGÓ EN LA ORILLA

A Blooming le faltó poco para cerrar la temporada de la mejor manera. Perdió el título del torneo Clausura con Aurora en la ejecución de tiros penales, y posteriormente quedó afueras de las semifinales del Play Off al caer una vez más por no acertar en los penales.
En el Apertura terminó quinto a causa de sus altibajos debido a las bajas por lesión y expulsión que le desarmaban el onceno constantemente; en el Clausura fue el mejor de todos pero le faltó convicción en los momentos decisivos, y en el Play Off se le cruzó nuevamente La Paz FC, una especie de pesadilla en los dos últimos años, al que no lo pudo liquidar por su ineficacia ante el arco contrario.
Blooming fue el mejor equipo del año en cuanto a funcionamiento colectivo, tuvo individualidades que sobresalieron como el argentino Schiapparelli, Joselito Vaca, Gómez y el brasileño Vieira, y casi siempre se mostró superior a sus rivales. Sin embargo, no pudo lograr ningún título por errores y distracciones defensivas, por un lado, y, por otro, falta de contundencia para cerrar partidos que merecía ganar, y que terminó perdiendo. Esto le costó caro ante Aurora y La Paz.
La Academia no logró reemplazar el aporte goleador del brasileño Anderson, que emigró al fútbol griego; no encontró el acompañante ideal para Schiapparelli en la zaga (López alternó buenas y malas) y tampoco consiguió la seguridad que requería en el arco (El Gato Fernández acabó atajando poco, por una lesión, y falló en la "finalísima" con Aurora).
La tarea de Gustavo Quinteros y su cuerpo técnico fue buena, colaborado de la mejor manera por la directiva celeste. El aporte de ambos le permitió a Blooming recuperar el prestigio perdido hace unos años, aunque, a los directivos, les quedó el sabor amargo de quedarse con poco (la clasificación a la Copa Sudamericana) teniendo mucho a mano.

*Foto El Deber

martes, 9 de diciembre de 2008

NO MADURÓ NUNCA

Oriente se quedó verde, no maduró nunca y terminó siendo una decepción. Fue un equipo de muchos altibajos a lo largo de la temporada y también en los partidos, producto de la inmadurez e irregularidad de muchos de sus integrantes.
Pasó el año y Jashmani Campos nunca terminó de ser lo que parece que puede ser, Limberg Gutiérrez tampoco volvió a ser lo que un día fue y se espera que sea, y aquellos que llegaron como refuerzos no le dieron el plus que se aguarda de ellos.
Todo ocurrió a cuentagotas, unos cuantos destellos de calidad de Campos que acabaron siendo simples espejismos, un par de apariciones de Limberg como lluvias pasajeras y una que otra actuación destacada de algunos de los extranjeros (Grabowski, Maraude, Aguirre) que no alcanzaron para que Oriente tenga consistencia futbolística.
Con Buenaventura Ferreira al frente, Oriente tuvo una buena primera rueda en el Apertura, luego se fue desdibujando por el bajón de varios jugadores, las lesiones de unos y las expulsiones de otros que se dejaron llevar por la ansiedad de ganar, generada por dirigentes e hinchas ávidos de éxito.
Se produjo una crisis en pleno campeonato. A mitad de año se le fueron algunas de las incorporaciones realizadas a inicios de temporada (los brasileños Alexandre y Robson, y Sucha Suárez) y tampoco pudo conseguir buenos refuerzos. Por ejemplo, Itacaré no le aportó nada en ataque.
Tucho Antelo reemplazó a Ferreira pero tampoco logró cambiar la historia. Oriente quedó al margen de la segunda fase en el Clausura, en el Play Off fue eliminado por Blooming y luego no pudo superar la ronda de perdedores.
A Oriente lo consumió la ansiedad de ganar de su nuevo directorio, pero tampoco tuvo solidez futbolística para alimentar sus sueños de éxito porque se equivocó en varias de sus incorporaciones.

AMARGA EXPERIENCIA AZUCARERA

A Guabirá lo perjudicó la falta de "ojo" para armar su plantel. Ni el cuerpo técnico, encabezados por Víctor Hugo Antelo, ni los directivos, comandados por Tuffí Aré, eligieron bien la columna vertebral del equipo y pasaron por alto la necesidad de tener jugadores de recambio para que alternen a lo largo de la temporada.
Demoraron mucho en elegir y se quedaron con pocas alternativas, no contrataron a tiempo a un definidor, y terminaron incorporando jugadores lentos (especialmente en defensa y contención), algunos en la recta final de su carrera, que no le aportaron experiencia y terminaron siendo una carga.
La apuesta por Tucho Antelo acabó por perjudicarlos, porque el entrenador participó en el armado del plantel y luego renunció en la mitad de la primera rueda, decepcionado porque su equipo no funcionaba. Oscar Ramírez, Ricardo Lunari, Guillermo Jiménez ni Toninho consiguieron enderezar el rumbo y los azucareros sólo pudieron mantenerse un año como integrantes de la Liga.
Guabirá desnudó todas sus falencias a lo largo de la temporada, como plantel y como institución, demostrando que era muy frágil en ambos casos. Perdió consistencia y fortaleza como club, y no tiene una estructura de equipo profesional.

*foto La Razón

lunes, 8 de diciembre de 2008

SUEÑOS ROTOS

El fútbol cruceño se quedó nuevamente sin festejar un título y por ende sin representante en la Copa Libertadores de América. Blooming, Oriente Petrolero y Guabirá no consiguieron ganar ninguno de los tres torneos disputados este año (Apertura, Clausura y Play Off), y además, se quedó sin un representante para el próximo año, a raíz del descenso de los azucareros.
Blooming fue el último en celebrar un campeonato, en 2005, y en asistir al torneo sud continental, hace dos años, y hoy es el único que tiene la chance de jugar un certamen internacional al haber logrado un cupo en la Copa Sudamericana.
Para muchos fue un fracaso rotundo la campaña cruceña, sin embargo no se puede meter a los tres equipos en la misma bolsa, es necesario analizar lo realizado por cada uno de ellos y esto nos permitirá ver que el fracaso tiene varios matices.
En el Apertura, Oriente quedó dos puntos arriba de Blooming (cuarto y quinto respectivamente, 33 y 31 puntos), y Guabirá, último (18 p). En el Clausura, Blooming llegó hasta la final (en la que cayó con Aurora a los penales), Oriente y Guabirá fueron eliminados en la primera fase. En el Play Off, Blooming llegó a los cuartos en la ronda de ganadores, en tanto Oriente y Guabirá no superaron la ronda de perdedores.
Blooming fue el que dejó la mejor imagen futbolística y el único en lograr una parte de la torta, y esto puede tener un plus si recordamos que la Academia se quedó con la Copa AeroSur, y ganó los clásicos claves de la temporada.
Oriente fue de mayor a menor y terminó decepcionando, Guabirá resultó un verdadero fiasco.

jueves, 4 de diciembre de 2008

EMPEZÓ CON TODO Y SE QUEDÓ SIN NADA

A barajar y dar de nuevo. Oriente terminó la temporada con las manos vacías y el orgullo herido, y ahora sólo le queda pensar en el próximo año.
Tenía que ganarle a San José por un par de goles de diferencia (2-0, 3-1, etc.) porque había caído en Oruro 2-4, sin embargo no le pudo convertir ninguno en un partido en el que el empate sin goles terminó siendo una amarga derrota.
Oriente empezó el partido llevándose a los orureños por delante, los tuvo a maltraer buena parte del primer tiempo, hasta que empezaron a flaquear las fuerzas y las ideas, en esa desgastante insistencia sin resultados, y acabó resignado, impotente, y sin nada en las manos.
No pudo ante un adversario lento hasta la exasperación, que vino con la idea de aguantar sabiendo que iba a sufrir jugando de esa manera, pero que igual lo hizo, que se hizo fuerte a partir de su entusiasmo defensivo y de los yerros albiverdes frente al arco, y que además contó con un arquero como Daniel Vaca, solvente, seguro, tranquilo, como para una noche como la de ayer, de asedio rival permanente.
Oriente tuvo la mejoría pasajera del enfermo agonizante, unas ráfagas de voluntad, adornadas con chispazos de buen fútbol, que se esfumaron con el paso del tiempo. Como casi todo el año, le faltó juego para salir de perdedor y meterse entre los ganadores.

*Foto El Deber

miércoles, 3 de diciembre de 2008

EL MALABARISTA DE ORO

Cristiano Ronaldo merece todos los galardones como el mejor de la temporada pasada porque fue el futbolista más destacado vistiendo la camiseta del Manchester United. Por eso es justo que la prestigiosa revista France Football le haya entregado el "Balón de Oro" 2008.
Ronaldo, de 23 años, es el tercer futbolista portugués en recibir este importante premio, antes lo hicieron Eusebio, la famosa "Pantera de Mozambique", en 1965, y Luis Figo, en 2000.
France Football, fundada en Paris, en 1946, otorga el premio desde 1956, y durante cuarenta años sólo tomó en cuenta a jugadores europeos, por eso nunca obtuvieron esta distinción grandes futbolistas como Pelé y Maradona.
Alfredo di Stéfano (1957, 1959) y Enrique Omar Sívori (1961), nacidos en Argentina, pudieron ganarlo porque obtuvieron la ciudadanía española e italiana, e incluso militaron en las selecciones de ambos países.
Los holandeses Johan Cruyff y Marco van Basten, y el francés Michel Platini recibieron el Balón de Oro en tres oportunidades.
Los ganadores de este trofeo fueron los siguientes futbolistas:

1956 - Stanley Matthews (Inglaterra)
1957 - Alfredo di Stéfano (Argentina)
1958 - Raymond Kopa (Francia)
1959 - Alfredo di Stéfano (Argentina)
1960 - Luis Suárez (España)
1961 - Omar Sívori (Argentina)
1962 - Josef Masopust (Checoslovaquia)
1963 - Lev Yashin (URSS)
1964 - Danis Law (Escocia)
1965 - Eusebio (Portugal)
1966 - Bobby Charlton (Inglaterra)
1967 - Florian Albert (Hungría)
1968 - George Best (Irlanda del Norte)
1969 - Gianni Rivera (Italia)
1970 - Gerd Mueller (Alemania)
1971 - Johan Cruyff (Holanda)
1972 - Franz Beckenbauer (Alemania)
1973 - Johan Cruyff (Holanda)
1974 - Johan Cruyff (Holanda)
1975 - Oleg Blokhin (URSS)
1976 - Franz Beckenbauer (Alemania)
1977 - Allan Simonsen (Dinamarca)
1978 - Kevin Keagan (Inglaterra)
1979 - Kevin Keagan (Inglaterra)
1980 - Karl-Heinz Rummenigge (Alemania)
1981 - Karl-Heinz Rummenigge (Alemania)
1982 - Paolo Rossi (Italia)
1983 - Michel Platini (Francia)
1984 - Michel Platini (Francia)
1985 - Michel Platini (Francia)
1986 - Igor Belánov (URSS)
1987 - Ruud Gullit (Holanda)
1988 - Marco van Basten (Holanda)
1989 - Marco van Basten (Holanda)
1990 - Lothar Matthaeus (Alemania)
1991 - Jean-Pierre Papin (Francia)
1992 - Marco van Basten (Holanda)
1993 - Roberto Baggio (Italia)
1994 - Hristo Stoichkov (Bulgaria)
1995 - George Weah (Liberia)
1996 - Matthias Sammer (Alemania)
1997 - Ronaldo (Brasil)
1998 - Zinedine Zidane (Francia)
1999 - Rivaldo (Brasil)
2000 - Luis Figo (Portugal)
2001 - Michael Owen (Inglaterra)
2002 - Ronaldo (Brasil)
2003 - Pavel Nedved (República Checa)
2004 - Andriy Shevchenko (Ucrania)
2005 - Ronaldinho (Brasil)
2006 - Fabio Cannavaro (Italia)
2007 - Kaká (Brasil)
2008 - Cristiano Ronaldo (Portugal)

lunes, 1 de diciembre de 2008

TROPEZÓ CON LA MISMA PIEDRA

Blooming no aprendió de sus errores y se tuvo que ir de vacaciones antes de tiempo. No logró traducir en goles su superioridad futbolística y nuevamente se quedó con las manos vacías, tal como le ocurriera hace poco con Aurora en la final del torneo Clausura.
Y fue La Paz Fútbol Club, una especie de bestia negra de los últimos tiempos, el que volvió a amargarlo. El año pasado lo sacó de la lucha por el título del Clausura (en semifinales) y esta vez lo eliminó del Play Off.
Blooming volvió a complicarse solo por un par de distracciones defensivas y, principalmente, por su falta de aprovechamiento de las situaciones de gol que genera en cada encuentro. Fue muy superior en el juego, sin embargo no le sirvió de nada porque no tuvo la contundencia necesaria ante el arco rival.
Le había pasado con Aurora en las finales del Clausura y le ocurrió en la serie con La Paz, tanto en el cotejo de ida como en el de vuelta. Estuvo a tiro de gol más de una veintena de oportunidades (sumando los dos partidos), con situaciones muy claras, y apenas logró convertir tres tantos. En cambio, le llegó un puñado de veces y le convirtió la misma cantidad.
Otra vez la definición por penales, donde todo se equipara. Y Blooming volvió a fallar en esta instancia. Vieira y Saucedo no lograron concretar (atajó Peñarrieta) y los paceños avanzaron a semifinales (se medirán con San José u Oriente Petrolero).
El gran mérito de La Paz fue, que pese a haberse quedado sin medio equipo titular con la partida de Diomedes Peña, Paz García, "Cucharón" Olivares y su arquero Machado, no se amilanó ante Blooming y forzó a los penales. Nunca bajó los brazos. Otro mérito de su entrenador Sergio Apaza, que con poco logró mucho.

*Foto La Prensa

VALLE DE LÁGRIMAS

Bolívar, el descolorido Bolívar de estos tiempos, sigue en carrera. Dejó sin ningún representante a Cochabamba en el Play Off, al imponerse ayer en la definición por penales (5-4) a Wilstermann. Aurora, el otro "crédito" valluno, había corrido la misma suerte la semana pasada, eliminado por Oriente Petrolero.
Los aviadores no consiguieron anotar un segundo gol y se quedaron en el 1-0 que obligó a la ejecución desde los doce pasos porque había caído por el mismo marcador en La Paz. Arias, golero de la academia paceña, le atajó el quinto tiro de la serie a Arguello y puso fin a las esperanzas locales.
Bolívar sigue vivo pese a sus limitaciones futbolísticas, especialmente en el aspecto colectivo, y se medirá con Real Potosí. Pese a no atravesar un buen momento, no es menos que los otros aspirantes (La Paz FC, Real Potosí, San José, Oriente) a la tercera plaza a la Copa Libertadores de América.

*Foto Los Tiempos

domingo, 30 de noviembre de 2008

COLOR DA ROSA

El 4 a 2 de San José a Oriente Petrolero, es un buen resultado para los orureños pero no tan malo para los cruceños. El contrasentido tiene sentido por el famoso plus del gol de visitante, que le da vida al perdedor.
Ganar es clave, es cierto, sin embargo, hay que tener en cuenta lo goles que te convirtieron. Por eso se puede decir que es como mirar el vaso que tiene agua hasta la mitad, para unos estará medio lleno y para otros medio vacío. Para los "santos", haber ganado y tener dos goles de ventaja los pone en situación de privilegio, en tanto que para los albiverdes, no es nada del otro mundo convertir dos goles como local. Por eso, ambos ven el panorama color de rosa.
Ayer, Oriente estaba para el nocaut y sacó una mano salvadora segundos antes que suene la campana que pondría fin al duelo, y continúa con vida. Porque el cabezazo de Hoyos en el último minuto de descuento , fue eso, un golpe (¿de suerte?) que lo dejó con posibilidades para el lance de vuelta. El 1-4 hubiese sido casi lapidario, el 2-4 es diferente, deja una ventana abierta a la ilusión.
San José lo tenía contra las cuerdas, lastimado, sin embargo, cometió el peor de los pecados, se confió y recibió un gancho al hígado que lo dejó tocado para la revancha.
Alex Da Rosa, que en Oruro es Pelé, fue la clave del triunfo del local (como casi todo el año) en el estadio Jesús Bermúdez. El brasileño marcó la diferencia con su capacidad de definición (un remate prodigioso) en un equipo lento, sin funcionamiento definido y con una defensa que es menos sólida que una gelatina.
Oriente se desmoronó en el segundo tiempo, tras una primera etapa aceptable, en la que Limberg Gutiérrez fue el más criterioso (y autor del gol albiverde). Le pudo ir peor. Menos mal que apareció el Colorado Hoyos.

*Foto La Patria

sábado, 29 de noviembre de 2008

AZKARGORTA, COSECHA 93

El español Xabier Azkargorta está nuevamente en Bolivia. Esta vez para participar en la denominada "I Feria del Fútbol" que se lleva a cabo en Santa Cruz, brindando un curso para entrenadores y demás interesados.
Azkargorta es considerado por muchos en el país casi como un gurú o descubridor del fútbol a partir de haber conducido a la Selección nacional al Mundial de Estados Unidos 1994. El histórico logro -Bolivia sólo había participado por invitación en 1930 y 1950-lo ubicó más allá del bien y del mal, y por ende se convirtió en la máxima referencia futbolística. Cada vez que hay algo relacionado con el fútbol, está Azkargorta como invitado u opinando a la distancia.
El vasco le sacó réditos a su tarea en el seleccionado boliviano. A partir de ahí fue conocido en todas partes y le llovieron posibilidades de trabajo. Lo curioso que lo hecho en Bolivia fue el único éxito en su carrera.
Azkargorta fue jugador de la Real Sociedad y el Atletic de Bilbao, pero abandonó muy joven el fútbol por una lesión de rodilla. Luego se convirtió en el técnico más joven de la Liga española, en la que dirigió al Gimnastic de Tarragona (Segunda división), Espanyol, Valladolid, Sevilla y Tenerife. Su mayor logro fue haber eludido el descenso con este último.
Después de su paso por Bolivia, fracasó en la Selección chilena al igual que en las Chivas de Guadalajara (México), y pasó sin pena ni gloria por el Yokohama Marinos de Japón. Fue director deportivo del Beijing Gouan de China y apenas duró diez días en el mismo cargo en el Valencia, hace unos meses. Ejerció como embajador del Real Madrid en América y director de las escuelas deportivas internacionales del mismo club.
Azkargorta realizó una gran labor hace quince años con la Selección boliviana, sin duda, aprovechando un grupo de excelentes jugadores, en su mayoría muy jóvenes, y la posibilidad de trabajar mucho tiempo sin interrupciones (una huelga del gremio de los futbolistas paralizó el fútbol varios meses). Sin embargo, el fútbol no empieza ni termina en él.
Sería interesante y enriquecedor variar la oferta cuando se organizan ferias y cursos sobre fútbol, invitando a entrenadores con otras teorías y experiencias, y si participa Azkargorta, que hable de su viejo éxito - otra vez - y de sus otras experiencias, de lo contrario, sería muy aburrido.

jueves, 27 de noviembre de 2008

DURO PERO REAL

Real Mamoré se quedó con las ganas de mejorar la campaña del año pasado y de su corta vida liguera. Su homónimo potosino se encargó de estrellarlo con la "realidad" al dejarlo afuera de las semifinales del Play Off, tras derrotarlo en Trinidad, el domingo, e igualar, anoche, en la Villa Imperial.
Real Potosí, sin entrenador oficial y dirigido por un par de jugadores, enderezó el rumbo y está cerca de una nueva final (enfrentará en semifinales al ganador de Blooming-La Paz FC). Cosas que tiene el fútbol, sin duda.
Esta campaña de los potosinos alimenta muchas discusiones y conjeturas sobre la importancia de los entrenadores (¿algunos arman y otros destruyen equipos?), la honestidad (futbolística) de los jugadores (¿hay camarillas para voltear un DT?), la fortuna y la casualidad en el juego, etc.
Lo cierto es que en plena crisis de la minería, Potosí volvió a los primeros planos de la mano de su "crédito", el equipo lila que lleva su apellido.
Los benianos quedaron con las manos vacías y ahora sólo les resta pensar en salvar la categoría porque están involucrados en el descenso indirecto. Luis Galarza armó un equipo metedor al que no es tan fácil ganarle, por lo que Real Mamoré parte como favorito en la serie del descenso.
*Foto La Patria

SIN SORPRESAS

Después de unos días de ausencia por motivos de fuerza mayor, estamos de vuelta. La ronda de los perdedores ya tiene ganadores: San José y Oriente Petrolero definirán quién se mete en la fase semifinal de los ganadores.
No hubo mayores sorpresas en la serie de revanchas. San José hizo valer la buena ventaja que logró en el cotejo de ida y eliminó a The Strongest pese a caer 0-1, en tanto que Oriente, con la tranquilidad de la goleada histórica lograda en Cochabamba (5-0) el sábado pasado, venció a Aurora 1-0 en cotejo que se había convertido en mero trámite.
San José y Oriente tienen una dura llave. Los orureños mejoraron bastante desde que asumió Luis Orozco, en tanto que los albiverdes dejaron atrás sus frustraciones en los clásicos con Blooming goleando a Aurora y ahora van por más.
Aurora, flamante campeón del Clausura, pagó un alto precio por las ausencias que tuvo por expulsiones y suspensiones, y cambió gloria por pena en cuestión de días.
The Strongest no pudo poner fin a las frustraciones de sus hinchas y cerró el año dejando una pobre imagen en el plano futbolístico e institucional.

*Foto La Prensa

lunes, 17 de noviembre de 2008

CLINK, CAJA

Gustavo Quinteros sigue sumando triunfos en los clásicos. El entrenador de Blooming se jacta de tener un historial ganador en los enfrentamientos con Oriente Petrolero, y, aunque a muchos no les guste, tiene razón.
Ayer sumó su novena victoria dirigiendo a los celestes ante los albiverdes, en dieciséis partidos disputados. Quinteros lleva 16 clásicos, con 9 victorias, 3 empates y 4 derrotas. Ganó 30 sobre 48 unidades posibles, o sea el 62.5 por ciento de los puntos en juego.
Caliente, después de los incidentes del clásico que se jugó el lunes pasado en el que los jugadores de Oriente gozaron de gallinas a sus dirigidos, el argentino había manifestado que a él le va siempre bien con Oriente, que perdió muy pocas veces, y que tienen "unos huevos muy grandes".
Con el 2-1 de ayer, prolonga su racha. Los clásicos le dieron buenos dividendos y los hinchas se lo agradecen siempre.

Y BLOOMING VOLVIÓ A REMONTAR

Blooming le amargó la vida a Oriente Petrolero otra vez. En una semana le sacó seis puntos del bolsillo en dos ocasiones y lo mandó a la ronda de perdedores del Play Off, remontando dos partidos que le eran adversos.
Como si quisiera revelarse al mote de gallinas que le quieren endilgar los orientistas, Blooming remontó los dos encuentros de esta serie eliminatoria, primero igualando 3-3 tras estar en desventaja por dos goles, y luego, ayer, dando vuelta el resultado, pasando del 0-1 al 2-1, demostrando enjundia ganadora.
Blooming volvió a tomarse su tiempo. Se dejó estar en la primera parte, no se acomodó al partido y terminó en desventaja. En el complemento se mostró diferente, mucho más comprometido con el juego y acabó dando vuelta el marcador, con el aplomo de los equipos que se sienten seguros de si mismos. Como si todo fuera cuestión de tiempo. Esperó su momento, no se desesperó y liquidó el pleito.
Oriente, a su vez, volvió a exponer sus serias deficiencias colectivas, fue perdiendo el control del partido paulatinamente y terminó superado por su rival. Sus individualidades no le dieron la mano al conjunto. Jhasmani Campos como Limberg Gutiérrez no gravitaron en la creación, Itacaré y Maraude fracasaron en el ataque, y la defensa tuvo altibajos.
Blooming dio vuelta la historia empujado por el temperamento de Alejandro Gómez, el desequilibrante accionar de Joselito Vaca y Luiz Carlos Vieira, y el oportunismo goleador de Carlos Saucedo.
Hoy, Blooming disfruta y Oriente sufre. Y, se sabe, la felicidad y la amargura, cuando de clásicos se trata, siempre tienen un plus.
*Foto: El Deber

sábado, 15 de noviembre de 2008

HUMOR AL FÚTBOL


Planeta Fútbol, el programa que realizamos junto a Gary Añez, Julio César Lozada y Mario Flores en Activa Tv, tuvo como invitados ayer a Ernesto Ferrante y Pablo Fernández, dos de los mejores humoristas del país y reconocidos hinchas de Oriente Petrolero y Blooming, como una muestra de que el amor a un equipo no tiene por qué estar asociado a la violencia y si a la buena onda y a la tolerancia.
Ferrante y Fernández fueron dos invitados de lujo que, sin acuerdo previo, cumplieron con creces el objetivo del programa, el de brindar ese mensaje de que las diferencias en las preferencias futbolísticas tienen que estar enmarcadas en el respeto y el buen humor, que el ser rival no significa ser enemigo, que se puede gozar sin ofender, que se puede reir a costa del otro sin lastimar.
Desde hace tiempo venimos pregonando en Planeta Fútbol, en este blog, en cuanto diario que escribimos, que el clásico cruceño ganó protagonismo nacional por la pasión de los hinchas y su poder de convocatoria, porque se convirtió en una fiesta, en una importante fuente de ingresos para Bloming y Oriente, y que, por lo tanto, hay que ayudar a que se mantenga así, que no se enlode con actos violentos que terminarán por estropearlo.
Que el clásico siga siendo el reflejo de Santa Cruz y del cruceño, apasionado, entusiasta, rebosante de alegría, amistoso, ocurrente, de mucha chispa.
* Ilustración: web negrofontanarrosa

jueves, 13 de noviembre de 2008

UN PAR DE CONOCIDOS

El fútbol boliviano siempre se nutrió de futbolistas argentinos. En el Mundial de 1950, disputado en Brasil, la Selección nacional contó con dos rioplatenses, Antonio Greco y Roberto Capparelli, que militaban en el entonces poderoso Litoral de La Paz, club que pertenece a la Policía.
Ricardo de Angelis y Luis Suárez son dos de los que engrosaron esa lista, aunque en diferentes épocas. De Angelis era "8", volante por derecha, y jugó en Blooming e a fines de los 70, en tanto que Suárez jugaba de "10", especie de enganche, y militó en San José, Bolívar y Real Santa Cruz, a fines de los 90.
Hoy, ambos son exitosos como entrenadores de divisiones menores en su país. De Angelis se consagró campeón con la categoría novena de River Plate, y Suárez con la cuarta de Estudiantes de La Plata.
En un fútbol como el nuestro, en el que las divisiones menores están descuidadas y mal trabajadas, no estaría demás invitar a estos señores para que cuenten su experiencia en un fútbol exportador como el argentino.

NO SE ENTIENDE EL JUEGO

El fútbol es un juego, pero, al parecer, algunos no lo entienden así. Que ahora está rodeado de muchos intereses, principalmente económicos, es verdad, pero, finalmente, continúa siendo un juego.
No lo entienden porque no se aceptan muchas cosas que forman parte de su esencia, desde el resultado (adverso), escandalizan todo, ni entienden que es disputado por personas que juegan con las pulsaciones a mil y que pueden dejarse llevar por el temperamento, el aumento considerable de adrenalina, y, debido a ello, cometer errores.
Los partidos corren riesgo de desbordarse porque el estado de ánimo tiene mucho que ver, como quedó establecido, por enésima vez, en el clásico del lunes, que estuvo a punto de no terminar por cosas que hacen al juego, como es la burla y la reacción. Gozó Aguirre y le saltó el térmico al Gato Fernández. Fueron bien expulsados y seguramente recibirán la sanción que merecen. Punto y aparte.
Da la impresión que al árbitro Jorge Antequera le faltó personalidad, sin embargo convengamos que se hace difícil contener a un grupo desbordado. Tendrá que recapacitar, Antequera, como también muchos actores de la tragicomedia del lunes, pero tampoco es para mandar a la hoguera a nadie.
La pasión desmedida les juega una mala pasada también a quienes deberían reencauzar las aguas y la vez evitar que la sangre llegue al río, y a ayudar a entender, a quienes no entienden, que este juego tiene esas cosas, muchas veces ingratas, que cuestan aceptar pero que hay que hacerlo para que la convivencia sea dentro de un marco pacífico.
Asimismo, el análisis desapasionado queda de lado y la opinión flamígera gana terreno. Desde un imaginario púlpito, algunos periodistas y algunos pseudo periodistas (que reciben con gusto y sin ruborizarse el título otorgado arbitrariamente por algunos medios por escribir algunas líneas o decir unas cuantas palabras) critican todo y llaman a la paz apuntando sus dardos a unos en defensa de otros.
Decía el escritor irlandés Oscar Wilde, "el fútbol está muy bien para chicas toscas, pero es apenas conveniente para chicos delicados".
Sin querer hacer apología de la violencia, el fútbol tiene estas cosas, hay que entenderlo como es, y simplemente tratar de ayudar a poner paños fríos en vez de echar leña al fuego cuando las cosas están que arden.

martes, 11 de noviembre de 2008

SAL Y PIMIENTA

El clásico cruceño, entre Blooming y Oriente Petrolero, tiene en las páginas de su historia varias anécdotas referidas a duelos y polémicas que contribuyeron a agrandar la rivalidad entre sus hinchas, y que terminaron contagiando a sus protagonistas, los jugadores.
En el amanecer de la década de los 70, la polémica tuvo que ver con la lesión en el antebrazo de Erwin Frey, personaje querido y figura en el arco de Blooming, en un encontronazo con el atacante argentino Silvio Rojas, de Oriente.
Un poco después, tenía como centro de la discusión el potencial de las tripletas brasileñas que militaban en uno y otro equipo, Dedé, Toninho y Jesús, por los albiverdes, Edson, Capú y Luizinho, por los celestes.
A finales de los 70, se dio un duelo especial. Blooming tenía al goleador argentino Daniel Castro, y en Oriente contrataron a su coterráneo Porcari, un cancerbero rústico y expeditivo, para que lo marque. Llegó poco antes de un clásico y jugó poco tiempo en Oriente, pero el zaguero cumplió su misión. El partido terminó sin goles. Porcari le pegó tantas patadas a Castro, que los hinchas de Blooming, que en esa época empezaban a organizarse en una naciente barra brava, lo agarraron al día siguiente del partido en la plaza principal, cerca a la famosa Pascana, lugar de encuentro de la gente, y estuvieron a punto de agredirlo.
Una de las más recordadas en el último tiempo es la protagonizaron el implacable Tucho Antelo, hoy entrenador de Oriente, y el golero Leo Fernández, que ataja en The Strongest. Tucho vestía la casaca de Blooming, y Leo la de Oriente. El arquero calentaba el ambiente días antes del clásico con declaraciones picantes y en la cancha se las agarraba con Antelo, para desconcentrarlo. Tucho entraba en el juego y el duelo personal, con insultos, escupitajos y agresiones, terminaba por robarle la atención al partido.
Ayer, el Gato Fernández reaccionó porque Marcelo Aguirre lo gozó (con el aleteo gallináceo, como muestra la foto de El Nuevo Día) y lo agredió. Ambos fueron expulsados. El encuentro estuvo a punto de terminar en una gran gresca. Esta historia, ¿continuará?...

PUSO LO QUE HABÍA QUE PONER

Blooming, justo Blooming, al que Oriente, en realidad sus hinchas (¿y dirigentes?), pretenden endilgarle a toda costa el mote de "gallina" por una supuesta falta de temperamento, fue quien le sacó el triunfo del bolsillo con el temple de aquellos que se ven heridos en su amor propio y pelean en la adversidad hasta el final.
Fue nada menos que Blooming el que esta vez apeló al Factor H, lo que el vulgo tribunero llama "huevos", para sobreponerse al 1-3 en un partido que se le complicó por un par de yerros defensivos, pero no se quedó en eso, sino que le sumó juego al huevo, desde el talento de Joselito Vaca, el brasileño Vieira y el tahuichi Sabja, y se llevó por delante a Oriente hasta igualar el partido 3-3.
Blooming se había mostrado siempre más sólido y compacto que Oriente, sin embargo, a causa de un par de "siestas" de sus defensores en pleno partido y los chispazos individuales de Jhasmani (¿al final cómo se escribe?) Campos, todo se le hizo cuesta arriba. A eso hay que agregarle que perdió al Gato Fernández, por expulsión, obligando a una variante de campo (salió Andia) cuando había descontado y buscaba la igualdad, y quedó otra vez dos goles abajo porque Aguirre anotó el penal que le cometió el arquero a Campos.
Después de diez minutos de interrupción por discusiones y peleas a raíz del aleteo de Aguirre (que le costó la expulsión) haciendo alusión a lo de "gallinas"en el festejo del 3-1, Blooming se fue a la carga sobre Oriente, lo metió en su área y terminó igualando el marcador, con dos goles de Vieira, en un cuarto de hora en el que sacó a flote su orgullo y sus reservas futbolísticas.

lunes, 10 de noviembre de 2008

GATAFLORISMO

Hay periodistas a los que nada los conforma. Ejercen el gataflorismo, definición que tiene que ver con el refrán argentino que dice "la gata flora, cuando se la meten chilla y cuando se la sacan llora". Siempre están descontentos.
En días pasados, algunos de ellos criticaban a la Liga del Fútbol Profesional por la creación del torneo Play Off, señalando, entre otras cosas, que es un invento para los equipos que fracasaron, y que ni siquiera tiene nombre. O sea, cuando la Liga no hace nada la critican, y cuando se le ocurre algo, también.
Los Play Off son un sistema de eliminación directa. Si uno busca en un diccionario su traducción, encuentra lo siguiente: "play off (sports), eliminatoria entre los mejores", "enfrentarse", "desempate".
Este tipo de torneos se juegan en el básquet norteamericano y lo implementaron en el fútbol chileno. La Liga logra de esta manera que los clubes no estén mucho tiempo inactivos, tras disputar el Clausura. Al final se verá si valió la pena o no.

PLAY OFF

El Play Off, certamen inédito en el fútbol boliviano, empezó a disputarse el sábado con los duelos entre clásicos rivales. Sólo no pudo llevarse a cabo el partido en Santa Cruz, entre Blooming y Oriente Petrolero, por la tormenta caída en la ciudad media hora antes del cotejo.
Aurora, flamante ganador del torneo Clausura, sacó a relucir su chapa de campeón y venció (1-0) otra vez a Wilstermann, revalidando su condición actual de "crédito cochabambino", rótulo que hasta no hace mucho pertenecía a los aviadores.
En La Paz, Bolívar y The Strongest fueron protagonistas de un partido para el olvido que terminó igualado son goles. El Tigre jugó un poco mejor, sin embargo no supo sacar ventaja de su mejor rendimiento y Leo Fernández terminó salvándolo en un par de ocasiones.
Real Potosí se impuso a Universitario (4-2) en el clásico del Sur, aprovechando la floja actuación del golero del cuadro chuquisaqueño.
Real Mamoré ratificó su favoritismo ante Guabirá y le ganó 3-0 en Trinidad, mientras que San José se impuso de visitante a La Paz FC (2-1).
Blooming y Oriente juegan esta noche. Alguna gente criticó al árbitro Jorge Antequera por la decisión de postergar el partido, argumentando que "no se pensó en el público", cuando en realidad el reglamento señala que si un campo está anegado sólo se podrá jugar si el agua no impide que la pelota se desplace (ruede) y rebote. O sea, si hay condiciones, se debe jugar, de lo contrario, no. La gente en las tribunas no toca pito.

jueves, 6 de noviembre de 2008

JA,JA,JA

En el fútbol no existe la indiferencia, se goza o se sufre. Los hinchas festejan los éxitos propios tanto como las desgracias ajenas. Por eso la gente de Oriente Petrolero celebró el triunfo de Aurora, "disfruta" de la frustración de Blooming y aprovecha el momento para gozar.
Hace unos días los hinchas de Blooming se burlaban de la eliminación de los albiverdes en el Clausura con el letrero "cerrado por vacaciones", ubicado en la tribuna que ocupan los barras bravas refineros en el estadio Tahuichi. Los de Oriente se tomaron el desquite esta vez con una gigantografía en una concurrida zona de la ciudad, que hace alusión a su supuesta paternidad, con una voz de "consuelo" para el apenado hijo... Además, en el blog orientista (ww.orienteblog.com) hay mucho más material con cargadas.
¡Que viva el fútbol con alegría, ocurrencias y sin violencia!

miércoles, 5 de noviembre de 2008

ORIENTE, UN AÑO MÁS


El 5 de noviembre de 1955 nacía Oriente Petrolero, por lo tanto hoy celebra un año más de vida. Fue fundado por un grupo de trabajadores de la empresa estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) y tuvo como primer presidente a don Elmer Saucedo.
Denominado Petrolero a secas al comienzo y de casaca amarilla, Oriente irrumpió con fuerza en los años 60. Obtuvo cinco títulos cruceños en forma consecutiva (1969-1973) y en 1971 se consagró campeón nacional.
En la época de la Liga del Fútbol Profesional, logró campeonar en 1979, 1990, 2001 y 2004 (este último está en litigio con The Strongest).
Actualmente se alista para participar en los Play Off, tras haber quedado al margen de la fase final del torneo Clausura.

martes, 4 de noviembre de 2008

LA CONCIENCIA DE ORTUBÉ

Finalmente, fue Marcelo Ortubé quien estuvo a cargo del partido en el que Aurora se consagró campeón del torneo Clausura. La Liga del Fútbol Profesional Boliviano lo eligió por "capacidad", experiencia y condición de árbitro FIFA.
Ortubé llegó al partido decisivo presionado por las protestas de la gente de Aurora en su contra, quienes consideraban que los había perjudicado en sus dos últimos partidos, ante Real Potosí y el propio Blooming.
Entonces, ¿estaba Ortubé en condiciones sicológicas y anímicas para dirigir este encuentro, teniendo en cuenta que a cualquier mortal le rondarían en la cabeza las críticas en su contra e inconscientemente podrían generarle un sentimiento de culpa que afectaría en su posterior tarea?
Hoy por hoy, Ortubé está más cerca del error que del acierto, y en Sucre demostró que es permeable a las críticas con una clara tendencia a favorecer a sus críticos en los momentos de duda, para darle un poco de paz a su conciencia.
Seguramente que Aurora no le ganó a Blooming por el favor de Ortubé, sin embargo este último no estuvo a la altura de la cita, dejando ver a las claras que le llegó la hora del retiro. Sin temple no se puede dirigir, de lo contario, la presiones afectan y se corre el riesgo de sentirse en deuda, y, lo que es peor, querer saldarla.

GALERÍA DE CAMPEONES

1977 The Strongest

1978 Bolívar

1979 Oriente Petrolero

1980 Wilstermann

1981 Wilstermann

1982 Bolívar

1983 Bolívar

1984 Blooming

1985 Bolívar

1986 The Strongest

1987 Bolívar

1988 Bolívar

1989 The Strongest

1990 Oriente Petrolero

1991 Bolívar

1992 Bolívar

1993 The Strongest

1994 Bolívar

1995 CS San José

1996 Bolívar

1997 Bolívar

1998 Blooming

1999 Blooming

2000 Jorge Wilstermann

2001 Oriente Petrolero

2002 Bolívar

2003 The Strongest - Apertura / The Strongest - Clausura

2004 Bolívar - Apertura / Oriente Petrolero - Clausura [*]

2005 Bolívar - Apertura / Blooming - Clausura

2006 Bolívar - Apertura / Wilstermann - Clausura

2007 Real Potosí - Apertura / San José - Clausura

2008 Universitario - Apertura / Aurora - Clausura

[*] The Strongest lo ganó en partido extra disputado en Cochabamba, Oriente impugnó la actuación del golero atigrado Robledo, y la Liga le otorgó el título. Sin embargo, la discusión continúa. The Strongest se considera campeón por un fallo del Tribunal Constitucional, que anula la determinación de la Liga.

LA LEY DEL EX

No hay peor astilla que la del mismo palo, dice el dicho popular cuando alguien va en contra de su propia gente. En el fútbol alguien instaló una especie de máxima que expresa una idea similar, denominada como "la ley del ex", que tiene que ver con aquellos futbolistas que les convierten goles a sus ex equipos.
Esto pasó ayer, en Sucre, con Cacho Hurtado, el talentoso volante zurdo de Aurora, formado en las divisiones inferiores de Blooming, que convirtió uno de los penales decisivos en la gran victoria del cuadro valluno.
Con Hurtado pasó lo que sucede con muchos jugadores, desechado por su club de formación, termina siendo figura en otra institución. El mediocampista fue descartado por el actual cuerpo técnico de la Academia como por otros anteriores, por ello jugó en The Strongest, en La Paz FC, hasta recalar en Aurora.
En el partido de vuelta, disputado en Cochabamba, Cacho fue un valor clave, contribuyó en las jugadas de gol y en el estadio Patria anotó el penal. Hoy Blooming lo sufre.

BLOOMING LIGHT

Blooming lo tuvo todo al alcance de la mano y se quedó sin nada. Bueno, tiene la Copa Sudamericana como consuelo, pero se quedó sin título y sin Copa Libertadores de América con sus jugosos ingresos, aunque tendrá una nueva chance en los inéditos Play Off que arrancan este fin de semana con los clásicos regionales.
En el estadio Patria, tenía argumentos futbolísticos para ser el campeón, se fue al descanso en ventaja tras remontar el marcador, Aurora daba ventajas cuando se lo apuraba por los costados, era superior cuando asumía el protagonismo, sin embargo no le alcanzó. ¿Por qué? Porque no tuvo la fortaleza anímica ni la convicción que se necesitan para alcanzar un objetivo.
Blooming fracasó en su intento porque no tuvo rebeldía, alma de campeón. Se dejó estar de entrada en la segunda etapa, le faltó astucia, le empataron en una jugada "cantada" (tras un tiro libre inventado por el juez de línea), fue decayendo de a poco, careció de líderes que peguen un grito para exigirles mayor compromiso, desaparecieron de la cancha, literalmente, el brasileño Viera, Mojica (que había jugado un buen primer tiempo), Joselito Vaca, y languideció hasta los penales a raíz de un juego individualista e improductivo, carente de sorpresa.
Apenas tuvo una tibia reacción sobre el final, pero, al parecer, hasta la suerte exige un poco de voluntad y esfuerzo para darte una mano. A los penales llegó dando una imagen de equipo vencido por su abulia, y así le fue.
Se viene los Play Off. Y Blooming volverá a ser considerado candidato, seguramente, aunque su rival sea Oriente Petrolero. Pero, la realidad indica que si no cambia de actitud, no llegará lejos.

¡AURORA CAMPEÓN!

Aurora entró en la historia liguera al vencer a Blooming y consagrarse campeón del torneo Clausura. Es el primer título del popular equipo cochabambino, que le arrebató el protagonismo a Wilstermann y representará a Bolivia en la Copa Libertadores de América junto a Universitario.
El cuadro valluno se impuso a la academia cruceña en la definición por penales, tras el empate 2-2 en tiempo reglamentario, y coronó una temporada espectacular, en la que empezó muy mal, como serio candidato al descenso y terminó campeón.
Aurora tuvo el mérito de equiparar fuerzas con rivales superiores a priori, apelando a su temperamento y amor propio, es cierto, pero también aprovechando al máximo sus principales armas defensivas y ofensivas, como el gran momento del golero argentino Dulcich, los pelotazos largos para el lungo paraguayo Villalba y la velocidad de Castellón. A todo esto se le puede agregar el esfuerzo y la entrega de todos.
Julio César Baldivieso es el artífice de este equipo campeón. Empezó como jugador y luego se convirtió en entrenador ante el alejamiento de Félix Berdeja por los malos resultados y el flojo desempeño. Una de las medidas más acertadas de Baldivieso fue quedarse en el banco y dejarle su lugar a un compañero. A partir de ahí armó un onceno con convicción y confianza, que se hizo imbatible de local y atrevido de visitante.
Ayer, en Sucre, Aurora equilibró fuerzas con Blooming con su desbordante confianza, lo agotó con sus deseos de salir adelante, lo incomodó con su determinación a la hora de pelear todas pelotas divididas, y lo liquidó con su inquebrantable fe.
De esa manera ratificó una vez más, que los pergaminos y la historia quedan en el baúl de los recuerdos cuando empieza a rodar la pelota, que la convicción es tan importante como los argumentos futbolísticos, que el sacrificio y la perseverancia le pueden ganar a la habilidad y al talento, y que en Bolivia les llegó la hora a los chicos.
Así, como San José, Real Potosí y Universitario, en su momento, Aurora se bañó de gloria y es el flamante campeón.

jueves, 30 de octubre de 2008

LA MANTA ROTA


Más allá de las broncas, desengaños, sinsabores, frustraciones y demás lamentos, cabe una pregunta para el análisis. ¿Qué pasó con Blooming anoche? ¿Por qué no hizo valer su jerarquía y sus fortalezas en la adversidad?
El desparecido entrenador brasileño Elba de Padua Lima, "Tim", uno de los sabios que tuvo el fútbol, decía que "el fútbol es como una manta corta, si te tapas la cabeza te destapas los pies y
viceversa". Más claro, agua. Si atacás con mucha gente te desprotejes en defensa y si te defendés con muchos te debilitás en ataque. Lo ideal es el equilibrio que es muy difícil de alcanzar.
Blooming, ayer, parecía tener la manta larga y que no correría ningún riesgo de resfrío, porque no fue un equipo desequilibrado, al contrario. Sin embargo, cuando menos acordó, se agarró una gripe que le generó un malestar que dura varios días.
¿Qué ocurrió? Que a Blooming se le rompió la manta, le aparecieron, de pronto, huecos por los que se enfrió hasta enfermarse. No hubo parches oportunos para la falta de contundencia en la zona caliente, para la "desaparición" de Sabja cuando Aurora empezó a generar juego por el costado izquierdo con Cacho Hurtado (dio validez a la ley del ex, fue verdugo del equipo que lo formó) y sus pelotazos cruzados, y por el derecho con Bongioanni, ni para los espacios que dio Jáuregui en su afán de apoyar en ataque.
Todo estaba bien hasta el primer gol de los vallunos. Gustavo Quinteros decidió cubrirse un poco más en la retaguardia sacando a Sabja e incluyendo a Soliz, para darle mayor solidez al medio y ayuda a los zagueros ante el juego aéreo de Aurora. En eso llegó el fatídico penal y la presencia de Soliz no ayudaba para lo que requería Blooming a partir de ese momento, que no era otra cosa que manejo, claridad, lucidez y profundidad.
Después Aurora lo enfrió mucho más y terminó de enfermarlo con sus gélidas ráfagas de entusiasmo, aquellas que generan escalofríos hasta en el más robusto.
Con el resultado puesto y todo visto a la distancia, da la impresión que un buen parche pudo haber sido (y es, pensando en Sucre) Mojica, por temperamento, su ida y vuelta que le permite sumarse a la hora de obstruir, y su experiencia.
Blooming tendrá que tener mayor cuidado para la próxima. A revisar la manta, porque por más fina que sea, se puede romper.

LA BRONCA MAXIMA


El final del partido, con varios jugadores de Blooming, en el centro del campo de juego, forcejeando con los policías en su intento de llegar hasta el árbitro, era una muestra de su estado de ánimo. La bronca los embargaba porque consideraban que el chuquisaqueño José Jordán y sus colaboradores habían cambiado la historia del partido al sancionar un penal discutible.
Los policías utilizaron sus escudos para proteger a la terna y de paso para golpear sin ningún reparo a los futbolistas celestes, que finalmente abandonaron la cancha masticando su rabia y amargados por la derrota.
Sin ánimo de justificar la reacción de los de Blooming, esta escena de la Policía tratando como a delincuentes comunes a jugadores de equipos cruceños se da seguido y desde siempre en los estadios del interior del país. Existe una llamativa saña que la dirigencia no observa y tampoco reclama para que no suceda.
¿Tienen razón los jugadores de Blooming para quejarse del arbitraje? Viendo por la televisión la jugada del penal, a uno le queda la duda si realmente hubo un leve empujón o si el paraguayo Villalba se tira al sentir el brazo de Verduguez en la espalda. El fútbol es un deporte de contacto, por lo tanto, no todo encontrón, roce o choque es infracción.
La sensación que dejaron los integrantes de la terna, es la predisposición para fallar a favor del local ante cualquier duda. Por ejemplo, el mismo juez de línea que decretó el penal, pasó por alto una mano de un defensor de Aurora en el área durante el primer tiempo. Su interpretación fue que no existía intención...
Antes que decir si el árbitro es culpable o inocente, habría que preguntarles a quienes designan las ternas por qué nominan a personan sin experiencia, como Jordán, para este tipo de partidos, en los cuales la presión en inmensa y el margen de influencia y error es siempre mayor en los novatos que en los experimentados.

LA FE MUEVE MONTAÑAS


Blooming es más equipo que Aurora, eso es indiscutible, y quedó comprobado anoche en el estadio Félix Capriles de Cochabamba. Sin embargo, también es cierto que en el fútbol no siempre gana el más fuerte ni el mejor. Por eso se repite mucho aquello que "en el fútbol, dos más dos no siempre es cuatro".
Aurora no fue mejor que Blooming ayer, pero se quedó con la victoria y por goleada. ¡ Quién entiende el fútbol!, podrá decir alguien, sin embargo el fútbol es así. Todo puede cambiar en cuestión de segundos durante un partido. Una pelota que no entra en el arco asediado de manera permanente puede llegar al fondo de las redes en el arco en el cual el portero se estaba muriendo de aburrimiento por la falta de trabajo.
Entre el arquero Dulcich y los delanteros de Blooming (¿y la terna arbitral?) se encargaron de que la historia tomara un rumbo favorable al equipo cochabambino. Dulcich con sus tremendas atajadas, los atacantes celestes con su falta de precisión y fortuna a la hora de definir, le dieron la posibilidad a Aurora de ganar el partido.
Lo que ocurre es que con el arco en cero, todo es más fácil, ya que un equipo siempre tendrá alguna chance para hacer un gol. Aurora se salvó, Blooming no lo liquidó, y luego no perdonó a partir del penal.
La discutida pena máxima fue la bisagra de un partido en el que Blooming parecía camino a su quinto título en un escenario que , hasta anoche, le traía muy buenos recuerdos, como quedó dicho en anteriores entregas.
Aurora sacó rédito de todo en el segundo tiempo (la salida del Gato Fernández, la actitud parcializada de la terna, los cambios que no lo ayudaron a Blooming y la suerte) y pasó por caja, a cobrar.
A priori, Aurora tenía mucho en contra, como la inexperiencia en finales, la presión de su gente, la necesidad de ganar y la jerarquía de Blooming. Todo lo superó aferrado a su fe y a su desbordante entusiasmo.

miércoles, 29 de octubre de 2008

AL QUE QUIERE CELESTE....

Al que quiere celeste, que le cueste, dice el refrán popular. Hoy, celestes cruceños y cochabambinos volverán a verse las caras en un encuentro decisivo, en el que Blooming puede ser campeón o que Aurora fuerce a un tercer partido en campo neutral.
Estarán nuevamente frente a frente, como hace unos días en Santa Cruz, dos equipos con camisetas de colores similares y populares, con un historial deportivo distinto, y un hambre de gloria similar, con el firme propósito de no dar ventajas y aprovechar al máximo la que se las brinden.
Aurora nunca fue campeón de la Liga del Fútbol Profesional y ostenta un título local y dos subcampeonatos nacionales, por lo tanto, si algún hándicap presenta, es su falta de experiencia en este tipo de partidos, que seguramente intentará disimular con el apoyo de su gente, su entusiasmo y confianza en si mismo.
Blooming tiene en su haber varios títulos locales y se consagró cuatro veces campeón boliviano, campeonatos que aseguró jugando casi siempre en condición de visitante, aunque con otros planteles, es cierto.
¿Qué es Aurora? Un equipo que tiene un gran arquero como el argentino Silvio Dulcich, una zaga expeditiva y con experiencia, un mediocampo que corre bastante y una delantera rápida, con un cabeceador de cuidado, el paraguayo Aquilino Villalba.
¿Qué es Blooming? Un equipo con un arquero de experiencia como el Gato Fernández, una zaga solvente, con el argentino Schiapparelli como puntal, un mediocampo con talentosos como Joselito Vaca y el brasileño Vieira, y un goleador como el cordobés Boyero en ataque.

HOY PUEDE SER UN GRAN DÍA

Blooming está en el umbral del éxito, en las puertas de su quinta consagración como campeón nacional. Tendrá que evitar la derrota ante Aurora esta noche para conseguir su objetivo, tras haber dado el primer paso en el cotejo de ida al imponerse por 2-0 en el estadio Tahuichi Aguilera.
La gran cita es en el estadio cochabambino Félix Capriles, donde la Academia libró varias batallas con resultados favorables que le permitieron ratificar su condición de equipo grande y conseguir a la vez los lauros que lo incluyeron en la galería de ganadores del fútbol boliviano.
De la mano del argentino-boliviano Gustavo Quinteros intentará sumar otro éxito, asi como lo hiciera con el propio Quinteros en 2005, con el chileno Raúl Pino en 1984, y con el yacuibeño Carlos Aragonés en 1998 y 1999.
De los artífices de aquel doblete quedan dos jugadores, el "Gato" Fernández y Alejandro Gómez, que en aquel momento era un juvenil que alternaba en el banco de suplentes. El resto es gente nueva que tiene la ilusión de quedar en la historia con letras mayúsculas.
Para dar la vuelta olímpica, Blooming tendrá que hacer valer la ventaja que le da haber ganado el partido de ida y demostrar que es mejor que su rival por individualidades y juego colectivo. Pero, fútbol es fútbol, y cada partido encierra una historia en si mismo.
Hoy puede ser un gran día, todo está en sus manos.

lunes, 27 de octubre de 2008

EL VALLE DE LA SUERTE


Blooming tiene que ir este miércoles a Cochabamba para medirse con Aurora en el partido de vuelta de la final liguera. Un desafío complicado porque el cuadro cochabambino se hizo fuerte de local y tiene la misma ambición de la Academia de ser campeón.
Sin embargo, el estadio Félix Capriles, escenario en el que se jugará la revancha, le trae a Blooming grandes recuerdos porque ahí fue donde vivió la mayoría de sus grandes alegrías conseguidas hasta fecha.
Fue en el escenario del valle donde Blooming consiguió clasificar por primera vez a la Copa Libertadores de América. En diciembre de 1982, define el subcampeonato con Wilstermann, le gana 3-1 de local e iguala 1-1 (con gol de Néstor "Maceta" Vaca) de visitante, logrando el pase al importante torneo sudamericano.
Ahí, en el Capriles, obtuvo su primer título nacional. El 30 de diciembre de 1984, Blooming le gana a Bolívar 1-0, con el zapatazo de Milton Melgar.
En diciembre de 1998, Blooming se impuso en Cochabamba a Wilstermann 1-0, con gol de Mauro Blanco, y se consagra campeón por segunda vez.
Incluso, la Academia se salvó, "momentáneamente", del descenso directo en 1995 al superar a Ciclón de Tarija, en el Félix Capriles, en una dramática definición a penales en la que ejecutaron los once jugadores de cada equipo.