lunes, 5 de mayo de 2014

COMO SABE MEJOR

Triunfo_ad_Oriente alargó su racha favorable en los clásicos ganándole una vez más a Blooming de la manera en que más disfrutan los hinchas, pasando del drama a la gloria.
Esta vez se quedó con el duelo cruceño por excelencia remontando el marcador pese a la desventaja numérica en el marcador y en la cantidad de jugadores que tuvo durante un buen rato en el encuentro.
Lo ganó porque lo tiene a Mojica, un buen lector de momentos y situaciones del partido, que asumió el liderazgo y manejó los hilos ante un rival que se confundió con tantas cosas a su favor.
Al influjo de Mojica, Oriente disimuló muy bien las ausencias del Colorado Hoyos y el Gato Zabala (que había ingresado provocando un escandalo de Quero), expulsados en jugadas calcadas por agresión a Maldonado.
Manejó la pelota, le quitó ritmo y el control de la pelota a Blooming, no se desesperó ni se desmoralizó y fue al frente, conocedor de las limitaciones que tiene su rival a la hora de defender.
El descuento logrado por Meleán, poco antes del descanso, fue clave también, porque desconcertó a un Blooming eufórico, golpe del cual no se repondría, como se evidenciaría después.
Y un segundo tiempo inimaginable. expulsado el Gato Zabala, Blooming parecía tener todo a favor, pero se asustó ante tanta abundancia, no supo qué hacer, y ahí apareció Mojica.
El volante, que pasó de villano a héroe en una fecha, anotó el empate de tiro libre, ante craso error del golero Vaca (y van...) que sólo le puso tres hombres en la barrera a un gran ejecutor de pelotas detenidas.
Blooming se desarmó totalmente, perdió la línea y jugadores; se fue expulsado Pedraza al cometer un penal que le dio a Mojica la posibilidad de poner a Oriente al frente.
Luego el entrenador Soria aumentó el descontrol celeste sacando volantes y defensas (Chávez y García) para dar lugar a delanteros y volantes  ofensivos (Ayala y Koke); desarmó toda la defensa, y Oriente, con muchos espacios en ataque a disposición, amplió el marcador contragolpeando.
El final tuvo a un Blooming con un gol más y un jugador menos (Gómez) y Oriente tratando de que pase rápido el tiempo para asegurar el triunfo que lo ayudará a disimular muchas cosas por unos días.