lunes, 11 de junio de 2012

VOLVER A EMPEZAR

boliviano-Escobar-Villar-minutos-segundo_LRZIMA20120610_0052_3Bolivia demostró que el triunfo es posible. Por lo menos jugando en La Paz, donde era fuerte y se había hecho débil.
Le ganó a Paraguay, al que lo tiene de salvador de malos momentos, porque le gana casi siempre en el Hernando Siles, así se aclimate como pocos. A los paraguayos les fue casi siempre mal en La Paz y el sábado no fue una excepción.
La primera victoria en serio en la era Quinteros y también el primer triunfo en esta carrera para llegar a Brasil 2014, que sabe más de contratiempos y decepciones, con una actuación que no colma las expectativas futbolísticas pero que ayudó a saciar la sed de victorias.
Bolivia le ganó a Paraguay con casi todo en contra. Un equipo nuevo, casi improvisado por bajas obligadas; una gran presión por haber perdido con Chile; y la necesidad de ganar para empezar a salir del fondo, dejar, por lo menos, el último lugar.
Con siete cambios en relación al anterior encuentro, y una formación que era una incógnita se le fueron dando cosas que encaminaron el triunfo. Ante todo, un gol tempranero. La apertura (Peña) trajo un poco de tranquilidad y mayor entusiasmo. Después llegó la esperada contundencia (Escobar) y el 3 a 1.
Bolivia salió a buscar el triunfo y lo encontró rápido, Paraguay le facilitó las cosas con su pobre desempeño. Esa fue la virtud del equipo nacional. Sacó ventaja de situaciones favorables.
No fue una gran actuación, pero esta vez hizo prevalecer lo suyo, su condición de local y sus deseos de ganar. Por fin una alegría, que sirve, por lo menos, para dejar el último lugar.
A empezar de nuevo que esto es largo.