martes, 12 de agosto de 2014

PUNTO ALTO

Oriente Petrolero, con Eduardo Villegas al frente, desempolva la “media inglesa”, empatar de visitante y, en lo posible, tratar de ganar todo de local.
Arrancó poniendo en práctica la idea en su visita a Real Potosí, con el que igualó sin goles en un partido en el que hizo negocio si se tiene en cuenta que el local tuvo varias chances para convertir y le expulsaron al golero Carlos Arias.
Arias vio la roja por pedir una falta contra él que no existió. Y se equivoca si piensa que “el área chica es del arquero” o que “al arquero no se lo puede ni mirar” en el área chica. El golero es un jugador más, con la diferencia que puede usar las manos, pero está sujeto al mismo reglamento que el resto.
Villegas empezó a mostrar su idea de contar con equipo firme, sólido, que cierre los caminos a su arco, que sea contundente y efectivo. La primera etapa va bien encaminada, ya que desde que asumió, Oriente no perdió.
Resta que el entrenador consiga el funcionamiento ofensivo que le permita ganar más seguido porque bajo su mando van más empates que triunfos.
No perder fuera de casa es un buen negocio y si es en la altura de Potosí, mucho mejor. Oriente cumplió su objetivo. Para empezar, no está mal.