miércoles, 21 de noviembre de 2012

DEBER CUMPLIDO

tapaBlooming, hasta la fecha, hizo bien los deberes en condición de local. Les ganó a todos los que vinieron a visitarlo del interior del país y de esa manera sigue ilusionado en el torneo Apertura.
Esta vez se impuso a San José. Pudo superarlo sin ningún tipo de angustia, pero como a Blooming le resulta muy fácil complicarse solo, acabó mirando el reloj, dejando que la diferencia de goles pase de tres a solo uno.
Es que a este equipo que dirige Néstor Clausen le falta un poco de rigor, por eso afloja de tanto en tanto y termina confundiendo tranquilidad con displicencia. El entrenador permite todo esto porque es partidario de dejar hacer y poco amigo de la disciplina táctica, de la estrategia, al menos, eso es lo que advertimos desde la tribuna.
Claro, la academia ganó otra vez de local y la basura se oculta debajo de la alfombra. El regalo del arquero de San José y el oportunismo de Boyero cuando Blooming no había pateado una sola vez al arco en caminó el triunfo. El argentino aumentó con su habitual oportunismo y todo era alegría. Mucho más cuando Peña logró el tercero en una buena jugada colectiva.
San José estropeó su buena primera etapa con el error de Barahona y se desconcentró. Reaccionó tarde, por eso no logró sacar mayor tajada de la floja labor de los celestes en los últimos quince minutos.
Blooming sigue peleándola gracias a sus goleadores. Ayer apareció Bargas y hoy Boyero. Y con gol, todo es más fácil.