miércoles, 31 de julio de 2013

UN COMIENZO INUSUAL

Un par de satisfacciones entre muchas desilusiones. El triunfo de Real Potosí ante Universidad de Chile, de local, y el empate de The Strongest con Nacional de Paraguay, de visitante, en la nueva versión de la Copa Sudamericana.
No será demasiado pero tampoco es para despreciar un inicio como este, sin derrotas, en un fútbol boliviano acostumbrado a los traspiés iniciales que dejan sin esperanza de entrada.
Real Potosí, por el que nadie apostaba un peso debido a sus contados partidos de preparación, la renovación de su plantel y la falta de nombres de jerarquía, hizo valer algo que no deberíamos pasar nunca por alto, el escenario donde actúa.
Jugar en la Villa Imperial no es fácil para los visitantes y el elenco potosino, como debe ser, se lo hizo saber a la U chilena. Remontó el marcador, superó el trauma del penal marrado y ganó con cierta comodidad.
The Strongest contuvo a nacional con una idea clara de lo que tenía programado hacer, frenó al campeón guaraní desenvolviéndose con cierto orden, no renunciando al ataque, y con un arquero como Vaca, que tuvo una buena noche aderezada con un poco de fortuna.
Buen comienzo. La revancha será otra historia. Pero para empezar, no estuvo nada mal.
Hoy le toca el turno a Blooming y mañana a Oriente Petrolero. Ojalá sigamos hablando y escribiendo de momentos gratos, que tanta falta le hacen al fútbol nacional.