martes, 15 de noviembre de 2011

MAESTRO CERVECERO

Romero en QuilmesChichi Romero se va a Quilmes
Una faceta en la carrera de Erwin Romero, un crack de todas las épocas en el fútbol boliviano. Su paso por Quilmes de Argentina, en 1980.
Chichi Romero llegó a Oriente Petrolero tras brillar en Destroyers a mediados de los años 70. El equipo “cervecero” se lo llevó luego que destacara en las eliminatorias del 77 y en la Copa América del 79 con la Selección boliviana.
Oriente lo despidió en un partido oficial, en el que el Maestro le entregó la camiseta “10” al joven Juan Carlos Farell (foto), un juvenil mediocampista surgido de las divisiones inferiores albiverdes.
Romero llegó al fútbol argentino en una época en la que no era muy común la presencia de futbolistas extranjeros, y mucho menos bolivianos, más allá de que antes hayan incursionado Vicente Arraya, Ramiro Blacut, Wilfredo Camacho y Carlos Aragonés.
Le costó ganarse la titularidad. No jugó mucho en el torneo Metropolitano, sin embargo tuvo una gran actuación ante Boca Junior, por la fecha 21 (4/06/1980) e incluso anotó el gol del empate para Quilmes. El encuentro terminó 2 a 2 (Carlos Damián Randazzo 34 y 63 para Boca, Miguel Filardo 84 y Erwin Romero 85 para Quilmes).
En el torneo Nacional, donde Quilmes integró la serie C con Newell’s Old Boys, Independiente, Ferro Carril Oeste, Atlético Concepción, Central Norte  y Chaco For Ever, todo fue distinto. Romero se ganó la confianza del cuerpo técnico, compañeros e hinchas y era uno de los destacados del cuadro cervecero.
Anotó goles en cuatro partidos. Uno de ellos, lo considera el mejor gol de su carrera:
07/09/1980: Quilmes 4 (Erwin Romero, Daniel A. Godoy y Carlos R. Salguero 2), Chaco For Ever 1 (Pablo G. Sierra)
26/10/1980: Chaco For Ever 3 (Raúl A. Mansilla, Miguel A. Manzi y Horacio Milozzi e/c), Quilmes 4 (Erwin Romero 2, Daniel S. Pavón y Oscar E. Gizzi)
05/11/1980: Quilmes 1 (Erwin Romero (p)), Independiente 3 (Alberto Brailovsky 2 y Ricardo Giusti)
23/11/1980: Quilmes 3 (Miguel O. González, Daniel S. Pavón y Erwin Romero), Central Norte de Salta 1 (Juan C. Torales)
El Maestro, que lucía la “10” y hacía gala del talento, la habilidad y magia de los jugadores distintos, especiales, que marcan época, regresó a Bolivia y descolló en Bolívar. Después volvió a Oriente, pasó por Real Santa Cruz, se fue al Atlético Bucaramanga de Colombia, jugó en Blooming, Orcobol y Wilstermann,
Para muchos, Chichi Romero fue el mejor jugador de todos los tiempos del fútbol boliviano, aunque para otros esa distinción le corresponde a Víctor Agustín Ugarte. Un tema para discutir, sin duda.