lunes, 17 de septiembre de 2012

LO EMBOCÓ CON VASELINA

cjornadapBolívar recuperó la memoria futbolística y logró un buen triunfo ante Oriente Petrolero, jugando bien, con el aporte de sus principales talentos y haciendo gala de una gran efectividad.
Un golazo desde media cancha de Jhasmani Campos y una vaselina del argentino Damián Lizzio fueron las joyas de una tarde en la que Bolívar se reencontró con el cariño de su gente.
Oriente no tuvo una de esas buenas tardes que a veces sabe tener en La Paz, y cayó sin atenuantes ante un adversario que fue superior y lo liquidó con una contundencia que no supo tener en otras ocasiones.
Entre Rudy Cardozo, Campos y Lizzio se encargaron de desmoronar al equipo albiverde en el estadio Hernando Siles, a punta de velocidad, habilidad y efectividad.
Además, el golero uruguayo Britos volvió a equivocarse y regaló un gol en un momento importante, con la diferencia mínima a favor de Bolívar y un Oriente que parecía no caerse pese al golpe tempranero aplicado por Cardozo.
El panameño Rentería le dio el empujón al refinero y luego Campos lo dejó grogui con golazo desde la media cancha. Desde su propio sector, el volante celeste lo vio adelantado a Britos y le colgó la pelota.
Pese a los golpes de nocaut, Meleán sacó un derechazo que se metió en el arco paceño en complicidad con Quiñonez.
Pero Bolívar contaba con gente inspirada y apareció Lizzio para anotar de “vaselina”, como dicen los españoles. También el argentino se la colgó al lungo golero uruguayo, esta vez desde fuera del área para redondear una goleada.
Así, de esa manera, con goles para enmarcarlos, Bolívar puso fin a su letargo y acabó con el único invicto del campeonato.