martes, 12 de marzo de 2013

FERREIRADEPENDIENTE

49b9ee6c-1984-4252-a2ff-3e732ec52956Bolívar ganó la primera rueda con ventaja, le falta un partido y sacó una diferencia que lo hace inalcanzable así pierda el clásico con The Strongest, que es el encuentro que tiene pendiente en el torneo Clausura.
Las razones de este puntero se las encuentra, fundamentalmente, en el uruguayo William Ferreira, el goleador que volvió a vestir la casaca celeste después de una temporada y ayudó a poner fin a una sequía goleadora que perjudicó a Bolívar en los últimos torneos.
Bolívar es, hoy por hoy, Ferreiradependiente. No cabe duda de ello, basta repasar lo sucedido hasta la fecha en el certamen para ver la importancia vital que tiene el charrúa en la academia paceña.
Ferreira es solo una parte de Bolívar, como cualquier componente de un onceno, sin embargo parece ser el todo de este equipo celeste que a punta de goles empezó a remontar posiciones tras un comienzo irregular y que desde hace un par de fechas es el puntero absoluto.
El uruguayo resuelve todos los problemas de armonía futbolística que aún padece el cuadro del español Miguel Ángel Portugal. Sus goles encaminan los partidos que se complican y facilitan las victorias que lo convierten de nuevo en un gran protagonista.
Después de Ferreira aparece en importancia el chapaco Rudy Cardozo, que empezó a levantar y también hace goles más seguido. Parece haber encontrado su lugar en la cancha, como volante de apoyo en lugar de organizador; está más suelto y desequilibra mucho más atacando por los costados.
El resto está en un sube y baja permanente, quizá por esta razón Bolívar es tan inestable, especialmente en el mediocampo y la defensa, aunque también es cierto que no cuenta con verdadero organizador.
Pese a este pequeño gran problema que tiene por resolver Portugal, Bolívar es un legítimo ganador de la primera rueda.