martes, 17 de septiembre de 2013

TODO IGUAL

sr75El mismo equipo con otro técnico. Eso fue Blooming el domingo ante Wilstermann, en el estreno como entrenador del uruguayo Gustavo Díaz. No se notó su mano.
La academia no mostró nada diferente a lo que venía realizando y que le impide sumar en el torneo liguero, por eso tampoco pudo lograr el triunfo frente a los aviadores, complicando un poco más su situación de cara al futuro.
Padeció los mismos desajustes defensivos de siempre, el mediocampo no mejoró y fue tan lento e inseguro como antes, y en el ataque reiteró el argumento de recurrir a la fuerza y valentía de Lázaga, lo mejor que tuvo en este partido por actitud y efectividad (le convirtieron un penal y anotó un lindo gol).
Wilstermann lo superó nítidamente en la primera media hora de la etapa inicial, le hizo un gol y pudo haberle hecho alguno más si se lo proponía, pero aflojó el ritmo, se conformó y dejó de complicarlo a Blooming, que  no sabía cómo frenarlo.
Blooming aprovechó el recreo de Wilster y reaccionó un poco, y hasta fue capaz de dar vuelta el resultado con un par de penales polémicos y un buen frentazo del paraguayo Lázaga. Sin embargo, no pudo aguantar un minuto más al final y dejó que le empaten (3-3) tras un error de Ortiz.
Al Chavo Díaz le será difícil cambiar las cosas recurriendo a los mismos jugadores que utilizó Víctor Hugo Andrada y que tampoco le respondieron, a tal punto que terminó yéndose porque lo respaldaron de palabra pero no en los hechos, en la cancha.
La defensa es inestable pero sufre mucho más porque Gómez y Sandoval, lentos en su accionar, no realizan una buena labor de contención porque tienen mucho terreno en el que deben moverse y eso les cuesta demasiado.
Además, Loayza, que tuvo la oportunidad de entrada, sigue sin aportar y Coke colabora a cuentagotas con su talento y picardía debido a su pésimo estado atlético (¿cuándo estará en condiciones?, hace dos meses que llegó…).
A Díaz no lo acompañó ni la suerte en su estreno, ya que no se dio aquello de que “técnico que debuta, gana”. Ahora empieza a bailar con la más fea, tiene que ir a Potosí, para visitar a Nacional.
Sin duda que tiene mucho por hacer, ¿lo hará? Con la misma gente en la cancha, muy difícil que pueda.