viernes, 10 de enero de 2014

EL MUNDO AL REVÉS

Entrenadores-Vladimir-Miguel-Portugal-Gonzalo_LRZIMA20140108_0003_11Bolívar va contra la corriente. Habitualmente, en el fútbol o cualquier deporte,  lo primero que se elige es el entrenador, sin embargo el club paceño dejó para el final la contratación del reemplazante de Miguel Ángel Portugal.
La academia encomendó a Vladimir Soria, un hombre de la casa, como director técnico y jugador, la tarea de conducir interinamente el plantel en la pretemporada con vistas al torneo Apertura de la Liga y la Copa Libertadores de América.
El español Portugal se fue por la puerta de atrás y en silencio, manteniendo la discutible decisión de evitar el contacto con el periodismo como un acto de protesta y castigo por la manera de trabajar de algunos periodistas.
Portugal dejó poco para rescatar en cuanto a su tarea como entrenador, partiendo de aquello de que los equipos, por lo general, son el reflejo de sus entrenadores; y como persona terminó mostrándose caprichoso y poco accesible.
Bajo su mando, Bolívar no tuvo nunca una identidad definida, fue irregular y endeble, un equipo que en determinado momento sacó ventaja y se perfiló como campeón por el aporte de algunas individualidades (Arce, Arrascaita), y que al final padeció su fragilidad colectiva.
Su receta española, muy común en Europa, del recambio permanente, no gustó ni le dio resultado. Ni siquiera sus coterráneos (Callejón, Sánchez Capdevila y Moya) le ayudaron a que su plan funcionara como quería.
Portugal, criticado por el periodismo y rechazado por los hinchas, no terminó bien ni con los dirigentes de la academia paceña. No queda claro si fue despedido por el club o si él fue quien tomó la decisión de marcharse antes de tiempo. Incluso que se habla de un juicio por incumplimiento de contrato.
Lo cierto es que Portugal dejó Bolívar y Baisa, empresa que manda en el club, inició gestiones con Xabier Azkargorta, aún entrenador de la selección nacional. Si el vasco acepta, la academia ganará tiempo porque conoce muy bien el plantel y el medio.