lunes, 3 de diciembre de 2012

DEL ESPEJISMO A LA REALIDAD

torrejon_orienteOriente Petrolero volvió a su oscurantismo futbolístico y perdió estrepitosamente frente a Bolívar en el Tahuichi Aguilera.
El triunfo ante Blooming en el clásico cruceño resultó nada más que una golondrina en el invierno, engañosa, que a algunos hizo pensar, de manera equivocada, que volvía el Oriente ganador, contundente, que puede que no juegue bien, pero apabulla.
Nada más lejano a la realidad. Oriente volvió ser el mismo de hace unas fechas, el que decepcionó a sus hinchas a lo largo del torneo por su abulia e inefectividad, y que mostró síntomas de decaimiento en la goleada que sufrió ante Real Potosí.
Anoche no tuvo fundamentos futbolísticos ni reservas anímicas para sacar adelante el partido ante un Bolívar que tampoco la pasa bien, vapuleado por su irregular andar en el certamen.
Oriente empezó ganando temprano con gol de Rodríguez, pero se vino abajo con el empate del paraguayo Cantero y lo liquidó la contundencia de Miranda, autor de dos goles, el tercero, un golazo.
El resultado encendió otra vez las alarmas en Oriente y calmó los ánimos en Bolívar.