lunes, 27 de agosto de 2012

BEJARANO Y SU BANDA

tapa_orienteOriente tuvo en Marvin Bejarano a uno de los valores más rescatables en un clásico cruceño en el que no abundaron los buenos rendimientos en uno y otro equipo.
El lateral tarijeño defendió bien y fue imparable para los jugadores de Blooming cuando se animó a proyectarse con decisión por la banda izquierda. Obligó a Galarza a una gran intervención.
Mojica es siempre importante para Oriente cuando decide jugar para el equipo, organizando, distribuyendo la pelota, pensando el partido y reclamando menos al árbitro. Ayer asumió su rol estelar por unos minutos y fue decisivo. Estuvo cerca del gol. Pero lo bueno duró poco y no alcanzó.
La zaga de Oriente no funcionó bien. Realizó mal las coberturas, especialmente en sector de Zabala, Hoyos y Brau. El arquero uruguayo Britos tampoco ayudó al calcular mal en sus salidas.
En el medio pasó desapercibido Azogue, Meleán se mostró un poco más, lo mismo que Saucedo, aunque sin gravitar, y el brasileño Alves jugó más para él y la tribuna que para el equipo.
Arriba, el argentino Carando no generó peligro y Alcides Peña, relegado al banco de suplentes, fue incluido muy tarde al partido.
Erwin Sánchez. Si en algo se equivoca el entrenador de Oriente es en dejar en el banco de suplentes a Peña, el mejor atacante de su equipo. Después, si los albiverdes no funcionan es porque sus jugadores no atraviesan un buen momento, porque la idea de juego está. Se nota.