martes, 20 de agosto de 2013

BLOOMING PERDIÓ LA BRÚJULA

imagesAsí está Blooming hoy. Sin rumbo adentro y afuera de la cancha, por falta de conductores con ideas sensatas, claras y definidas, que lo ayuden a encontrar el camino correcto.
Con un presidente (?), Roberto Fernández, que parece estar dibujado, que no aparece por ninguna parte, que no tiene poder de decisión, que hizo todo lo contrario de lo que prometió al asumir el cargo.
Con dirigentes que están perdidos en un mundo del fútbol que exige no sólo dinero, sino sapiencia, sentido común, conocimiento y buen ojo, para tomar buenas decisiones en el armado de un equipo. Devaluaron totalmente el plantel celeste.
Con un entrenador como Víctor Hugo Andrada, que conociendo todos los problemas de Blooming como institución y como equipo, no ayudó a incorporar los refuerzos correctos y hoy lo sufre en carne propia. Además, no ha conseguido darle una identidad como equipo, algo grave que complica mucho más la situación.
Con jugadores que, en algunos casos, no tienen la jerarquía para estar en un club como Blooming; en otros, se les pasó el cuarto de hora y sin embargo son considerados fundamentales. Por eso tampoco hay un liderazgo futbolístico dentro de la cancha, que ayude a enderezar el rumbo.
Los dirigencia no sabe qué hacer. Algunos quieren se vaya Copo Andrada, otros , los menos, que se quede. Los que pretenden un cambio, sugieren, entre otros, a Teté Quiroz, el DT argentino que fracasó con la anterior directiva.
Por algo, los hinchas que ocupan la curva celeste, del sector naciente, pidieron el retorno de Federico “Paco” Sánchez durante el entretiempo ante Sport Boys.
¿Qué necesita Blooming? Liderazgo, dentro y fuera de la cancha. Como entrenador, a alguien que no titubee, que esté convencido que puede salir adelante, pero, además, que conozca el medio para buscar jugadores nacionales en la asociación para reforzar este plantel que ya no tiene cupo para extranjeros.
¿Qué opciones le quedan? Erwin Sánchez y Álvaro Peña. Guste o no, esa es la realidad. La toma de decisiones urge, después puede ser demasiado tarde.