miércoles, 12 de marzo de 2008

LAMENTO POTOSINO

Increíble derrota de Real Potosí ante San Lorenzo. Tenía dos goles de ventaja y terminó perdiendo. Sin embargo, si uno revisa la corta historia copera del cuadro de la Villa Imperial, no llamaría tanto la atención lo sucedido porque se encontrará con traspiés en condición de local tras estar ganando con comodidad, como sucedía anoche.

¿Por qué perdió Real Potosí? Creo que todo empieza con la absurda reacción de Gonzalo Galindo, que cometió una dura falta al que le quitó la pelota cuando intentaba atacar y recibió merecidamente la tarjeta roja, dejando con diez a su equipo.

Luego, desde mi punto de vista, se equivoca Tito Montaño al hacer ingresar un volante defensivo (Marco Paz) en lugar del organizador del medio campo (Isidro Candia), privando a su equipo de un jugador que era necesario para administrar bien la pelota en un momento en el que San Lorenzo empezaba a desesperarse.

¿No hubiese sido mejor cambiar a uno de los delanteros, que empezaban a quedar aislados, para fortalecer un sector vital como el mediocampo, y adelantar unos metros al escurridizo Loayza? Montaño lo vio diferente. Con la salida del paraguayo, desprotegió mucho más el sector izquierdo que había quedado casi libre con la expulsión de Galindo, y Real Potosí perdió el control de la pelota, permitiendo el crecimiento anímico y futbolístico de San Lorenzo.

Por otro lado, la presencia del gigante Daniel Bilos, que ingresó en la segunda parte, terminó siendo un problema irresoluble para los potosinos. Ramón Díaz lo ubicó como media punta con la misión de bajar pelotas para los atacantes Bergessio y Romeo, y le dio grandes réditos. El volante ganó todas las pelotas por arriba y facilitó las incursiones ofensivas de San Lorenzo como referencia aérea.

Las inveteradas falencias defensivas de los equipos y selecciones bolivianos volvieron a salir a flote anoche y permitieron la conquista histórica de San Lorenzo. Los defensores de Real Potosí marcaron mal (en el primer gol), no tuvieron reacción (en el segundo) y actuaron con torpeza (en el tercero, provocado por el penal de Amador). Razones más que suficientes para perder un partido que parecía ganado.

San Lorenzo consiguió el milagro al no darse nunca por vencido y sacar ventaja al máximo de la mediocridad de un Real Potosí que está prácticamente fuera de competencia en esta Copa Libertadores de América.

1 comentario:

Valo dijo...

Jaime,es la primera vez que visito tu blog y lo haré de ahora en adelante, es bueno ver blogs de futbol boliviano ya que hacen falta espacios donde analizarlo y comentarlo.
Por ahora un saludo y sigue escribiendo.

Sobre el partido de RealPotosí del otro día, solo decir que es culpa de Galindo.