viernes, 9 de octubre de 2009

DÉCADA DEL 60, LLEGA EL PROFESIONALISMO

La década de los 60 arrancó con la pérdida de categoría de Florida y la llegada del popular Destroyers a la élite del incipiente fútbol cruceño, una vez puesta en vigencia los ascensos y descensos.
Ferro Oriente se consagró campeón dejando atrás a Petrolero, Blooming, Juniors, Aviación y Comercio, y al benjamín Máquina Vieja, como se lo llamaba a Destroyers por el barrio donde nació.
Fueron los años de la irrupción consagratoria de un Petrolero que empezó a ser más conocido como Oriente Petrolero, y que se quedó con los campeonatos de 1961 y 1962.
El 1963, Blooming toma la posta y obtiene el título, año en el que logra el ascenso otro de los clubes de mucha simpatía, Real Santa Cruz, que, con apenas tres años de vida, ocupa el lugar del descendido Comercio.
A mediados de esta década, en 1965, se produce un cambio significativo, importante, en el por entonces modesto fútbol cruceño, porque se convierte en "profesional". La categoría principal, denominada Primera de Honor, contaba con Oriente Petrolero, Destroyers, Blooming, Universidad, Real Santa Cruz y Guabirá.
La Máquina Vieja arrasa en 1965 y 1966, con un plantel memorable integrado por Pelusa Reynoso, los paraguayos Eladio Núñez y Heredia, Rojas, Hugo Suárez, García, Segovia, Paredes, Ardaya, Melitón Rosales, Rivero, el brasileño Gerson, Insaurralde, Tito Melgar, Chiqui Herrera y el paraguayo Dionisio Amarilla.
Oriente Petrolero empieza a armar equipos poderosos y se consagra campeón en 1967, 1969 y 1970. Blooming se interpuso en 1968.
Santa Cruz empezaba a cambiar y su fútbol también. Los clubes cruceños eran animadores de los campeonatos nacionales y pronto llegarían los éxitos.

* Real Santa Cruz, década del 60. (Foto de José Carranza)